Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
La Ciudad |Tras el empate en los comicios de noviembre pasado
Por sorteo y con bolillero definieron las elecciones estudiantiles en el Observatorio

Por 6 meses, la agrupación Inti tendrá mayoría de 4 consejeros, frente a 1 de Franja Morada. Alternarán en el segundo semestre

27 de Febrero de 2020 | 03:00
Edición impresa

No se recuerda en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) un suceso como el de ayer al mediodía, cuando decenas de estudiantes, autoridades universitarias, periodistas y cámaras de medios nacionales -entre los que se encontraba EL DIA- se convocaron en el salón de actos de esta unidad académica para asistir a la definición de las elecciones estudiantiles, por sorteo y con bolillero. Allí, en el mismo espacio donde en noviembre pasado el conteo de votos arrojó un inédito empate en 188 sufragios entre Franja Morada y los independientes de izquierda del Inti, el azar resolvió que en los primeros seis meses del mandato -de abril a septiembre- el Inti ostentará una mayoría de cuatro consejeros directivos contra uno de los morados, como así también el consejero superior. El reparto de bancas, con la misma distribución, beneficiará a Franja Morada durante el segundo semestre, de octubre a marzo.

En una jornada en la que hubo nervios y expectativas, la sonrisa más ancha se la llevaron los militantes del Inti, quienes comenzarán siendo mayoría con su propuesta de 4 a 1. La Franja, que tendrá que esperar a octubre para ser mayoría y tener su lugar en el Consejo Superior, planteaba una representación de 3 a 2 consejeros directivos, alternando cada seis meses.

“No hubo acuerdo entre las agrupaciones estudiantiles que obtuvieron el empate acerca de cuál debía ser el número de representantes de cada agrupación en el Consejo Directivo. Y como el Estatuto de la UNLP no contempla qué hacer en caso de igualdad, se debió ir a sorteo”, explicó a EL DIA la vicedecana del Observatorio y presidenta de la Junta Electoral, Lydia Cidale, encargada de llevar el bolillero -de madera lustrada y del tamaño de una cafetera- hasta el salón de actos.

Había que ver ayer cómo el medio centenar de personas que pobló el edificio de la Facultad se detenía ante la diminuta esfera giratoria, para fotografiarla con sus celulares o simplemente para mirarla, como quien aprecia una reliquia. En ella, los apoderados de las agrupaciones en juego fueron colocando una a una las bolillas, que fueron veinte y no dos, decisión que sirvió para estirar el suspenso.

A rodar

El misterio comenzó a develarse hacia las 12.20, cuando después de diez minutos y trece números, al representante de Franja Morada le tocó anunciar la bola 18, en la que se cifraba la propuesta del Inti. Vuelta a llenar el bolillero para sortear quién comenzaba como mayoría y otra vez la lotería del lado del Inti. Aplauso cerrado y fin de un mediodía atípico en la historia del Observatorio.

“Hubo nervios”, reconoció el apoderado de Franja Morada en Astronomía, Patricio Zain, aunque admitió: “Pero peor fue en el momento del escrutinio, cuando vimos el empate y nadie sabía qué hacer”. Se refería así a aquel viernes 9 de noviembre cuando el resultado arrojó una igualdad de 188 votos, conteo que todavía ayer continuaba visible en una de las pizarras del salón de actos.

“Ahora fue más tranquilo, porque ya sabíamos el resultado; todo dependía del azar”, comentó la apoderada del Inti, Manuela Sáez.

Para ambos estudiantes, la dilación en la definición de los comicios por más de tres meses se debió “al fuerte vacío legal que existe en el estatuto universitario”, algo que, entendieron, debe ser reglamentado.

También para la vicedecana del Observatorio “esto debe saldarse en el estatuto, porque parecía poco probable que ocurriera un empate y sin embargo ocurrió”.

Hubo sin embargo un vaticinio años anteriores. El último, en 2018, cuando el Inti le ganó el claustro a los morados por una diferencia de apenas cuatro votos (194 a 190), lo cual parece hasta lógico en una unidad académica en la que sólo dos fuerzas compiten por poco más de 400 votos. Y hace ya varias décadas, en 1986, una paridad en Graduados motivó un nuevo llamado a elecciones.

Como se indicó, la normativa de la UNLP no contempla qué hacer en caso de empate estudiantil. Pues, establece que en cada facultad, la lista estudiantil que logra la mayoría se queda con tres (de cinco) consejeros directivos, mientras los dos restantes se reparten entre las agrupaciones que reúnan el 20 por ciento de los votos. Y si sólo una minoría alcanza ese porcentaje, quien coseche la mayoría se adjudicará cuatro consejeros; si ninguna agrupación alcanza el 20 por ciento, los cinco consejeros serán para la fuerza que obtenga más votos. Pero nada dice sobre un hipotética paridad.

“Es muy raro que se dé lo que pasó en el Observatorio, reglamentar por un caso tan particular y por tan pocos votos no tendría sentido. El sorteo es lo más simple”, apuntó ayer el vicepresidente del Área Institucional y presidente de la Junta Electoral de la UNLP, Marcos Actis, presente en la definición.

Cerca de Actis, el secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la Universidad, Julio Mazzotta, sostuvo que “no hay vacío legal, porque todo el reglamento de la UNLP aplica en forma supletoria el código electoral de la Nación que, en caso de cualquier empate, prevé definir arrojando una moneda. O un sorteo, como en este caso”.

Sin embargo, cuando el escrutinio en Astronomía arrojó igualdad, autoridades y estudiantes se miraron incrédulos, sin saber cómo proceder. Esa sola incertidumbre, ¿no amerita una aclaración en el estatuo? “Es que está en la ley electoral -prosiguió Mazzotta-. No tiene sentido incorporar nada al estatuto. La solución está; además, hay muchas salidas que la normativa universitaria habilita para que sean negociadas con la madurez política de las partes”.

Antecedentes
En 1986, un empate en Graduados motivó un nuevo llamado a elecciones en el Observatorio. En 2014, en Exactas, una paridad en la elección de decano desató una crisis institucional. En 2018, Agronomía se enfrentó a una situación similar, lo que obligó una enmienda en el estatuto

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El bolillero, protagonista en el desempate estudiantil / Roberto Acosta

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla