Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Grave denuncia contra clínica de La Plata: se internó, compartió habitación con paciente con COVID-19 y murió

Se trata de Ana María Cendagorta. Tenía 71 y padecía cáncer de pulmón. Sus hijos fueron a la Justicia contra el centro médico por "negligencia". Se aguarda por el resultado del test que se le practicó a la mujer

Grave denuncia contra clínica de La Plata: se internó, compartió habitación con paciente con COVID-19 y murió
1 de Junio de 2020 | 12:42

Frente a la denuncia de la familia de una mujer que falleció en el Instituto del Diagnóstico, en la cual se apuntó al sanatorio por “negligencia”, debido a que la paciente había compartido la habitación con un caso de coronavirus confirmado, las autoridades del centro de salud respondieron que la clínica cumplió “en todo momento” con el protocolo sanitario correspondiente, que el análisis de COVID-19 practicado en la persona que murió dio negativo y que la presentación judicial responde a una maniobra “maliciosa”.

"No tuvimos la posibilidad de despedirnos de nuestra madre", contó con profundo dolor uno de los cuatro hijos de Ana María Cendagorta, una vecina de La Plata que el sábado, a sus 71 años de edad, falleció en una clínica local en la que cuatro días antes se había internado por un cáncer de pulmón y dos días después debió ser aislada por posible contagio de coronavirus. Así lo afirmaron sus hijos en una denuncia presentada anoche ante la Justicia, en la que acusaron a un centro médico platense por "negligencia" debido a que su madre fue derivada a una habitación donde se encontraba otra mujer que era portadora de Covid-19. Para los denunciantes hubo "impericia" y no descartan que el deceso de su madre haya sido por haberse contagiado el virus. Además, sostienen que durante las visitas a la clínica estuvieron expuestos, por lo que permanecen aislados desde hace varios días.

Juan Pedro Diez, uno de los hijos de Cendagorta, aseguró que el viernes 22 de mayo su madre, en proceso de quimioterapia luego de sufrir una metástasis en febrero, presentó algunas complicaciones como náuseas y vómitos, por lo que tuvo que ser asistida por la vía intravenosa. Sin embargo, tras una revisión de su médico de cabecera, el martes 26 concurrió a un centro médico de La Plata para someterse a una serie de evaluaciones y terminó internada. "La internamos en el Instituto del Diagnóstico, tras recomendación del médico clínico domiciliario para que le colocaran una sonda y empezara a recibir alimentación en ese nosocomio. Al día siguiente ella debería haber vuelto a su casa", sostuvo Diez.

Sin embargo, después de algunas horas de internación, los hijos de Cendagorta comenzaron a presagiar que algo podía llegar complicarse: una mujer que estaba internada en la misma habitación desde unas horas antes manifestaba un evidente cuadro de fiebre y tos, dos de los síntomas del Covid-19, según consignaron.

"La señora mostraba claramente signos de fiebre alta, balbuceaba sin parar. Entre las 18hs y las 22hs, me quede con mi madre y me remplazó la cuidadora que teníamos.  Fueron no menos de cinco las veces que solicité a las enfermeras una toma de temperatura a dicha paciente, era más que evidente que esa señora no estaba bien. Lo mismo me fue informado posteriormente por la cuidadora", recordó Juan en la denuncia presentada, por intermedio de un abogado, en Fiscalías.

El denunciante señaló que "al día siguiente a las 11:30 la señora de la cama de al lado comenzó a tener tos nuevamente y recién en ese momento le tomaron la temperatura e inmediatamente la llevaron al piso 3, que es donde están aislados los pacientes con Covid o los 'sospechosos'". 

Diez dijo que, a partir de ese momento, por el posible caso de coronavirus en la habitación, la preocupación fue en aumento. Y que debían esperar 48 horas para conocer si efectivamente la paciente estaba infectada. En tanto que la habitación fue desinfectada. Según consta en la denuncia, pasado el plazo se conoció que efectivamente "la señora que había estado compartiendo habitación con mi madre dio positivo de Covid-19". 

"Nosotros tuvimos todos los recaudos sanitarios tanto dentro como fuera del nosocomio, ya que sabemos que mi madre era una paciente inmuno-deprimida con cáncer de pulmón en etapa 4. De todas formas, desde ese día permanecemos aislados", subrayó el denunciante. Y agregó: "En ningún momento nos manifestaron ni sugirieron ningún tipo de recaudo, fue en ese momento cuando decidimos con uno de mis hermanos que tanto él, la cuidadora y yo debíamos permanecer aislados hasta saber los resultados de esta señora".

El sábado llegó la noticia que no esperaban recibir pero que tampoco descartaban y que los mantenía desvelados. "A las 11hs nos informan que mi madre tenía 38 de fiebre y que estaba dormida", se consignó en la denuncia. Lo peor fue notificado en horas de la tarde: " A las 18hs me llaman y me comunican que mi mamá había fallecido recién". 

Juan afirmó que "desde el Instituto del Diagnóstico no nos informaron el motivo del deceso. Ninguna autoridad del establecimiento se comunicó conmigo. Insistí llamando hasta que me informaron que fue por 'una complicación pulmonar'". No obstante, siempre a decir de los denunciantes, se aguardan por los resultados del test practicado a su madre para saber si efectivamente el deceso fue causado por el Covid-19 o no.

Según exponen los hijos de Cendagorta, "el actuar de la clínica, violando los protocolos sanitarios ha generado el fallecimiento de mi madre y puso en riesgo tanto a mi persona, la cuidadora y mis hermanos y todo el personal de esa institución".

Un dolor sin duelo y la angustia del aislamiento absoluto

Lo que comenzó como una internación que, al parecer, no revestía mayores complicaciones más allá del tratamiento que desde febrero venía encarando la mujer, derivó en una pesadilla para sus cuatro hijos -tienen entre 37 y 43 años- que encuentra el hilo principal en el profundo dolor por la partida de su madre y que prosigue con una serie de hechos angustiantes que van desde no poder haberla despedido hasta ni siquiera poder realizar en duelo en familia, puesto que todos permanecen en el más absoluto aislamiento por haber entrado a la habitación de la paciente infectada. A eso se suma otro aspecto que se expone en la denuncia que es la falta de comunicación del centro médico con la familia en torno al caso.

"No puedo pasar por el duelo con mis hijos porque no sé si tengo coronavirus. Yo tendría que estar con ellos. Tampoco puedo reunirme con mis hermanos, porque estamos todos aislados, preocupados porque podemos ser portadores. LLoramos por videoconferencia. No es  nada fácil. Y a ella, que si bien era paciente con cáncer en etapa 4, le quitaron la posibilidad de seguir luchando, hace seis meses que la venía peleando bien", manifestaron.

En tanto, una alta autoridad del centro médico consultada por este medio alegó este mediodía que “no hemos recibido notificación de ninguna notificación oficial al respecto”.
 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla