Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |Pesar en el mundo del cine por la muerte del director de “el expreso de medianoche”
Alan Parker: adiós al cineasta británico que inmortalizo a Evita en Hollywood

El realizador, que trasladó el musical de Lloyd Webber a la gran pantalla con Madonna a la cabeza, falleció ayer. Tenía 76 años

Alan Parker: adiós al cineasta británico que inmortalizo a Evita en Hollywood

PARKER, CON UNO DE LOS 19 BAFTA QUE GANÓ A LO LARGO DE TODA SU CARRERA

1 de Agosto de 2020 | 05:12
Edición impresa

Alan Parker, uno de los grandes directores de cine británicos del siglo XX, y que en Argentina es reconocido por haber llevado la vida de Evita a la gran pantalla, falleció ayer, a los 76 años. Realizador de películas emblemáticas, como “El expreso de medianoche” (1978), “Mississippi Burning” (1989) o “Fame” (1980), batalló contra una “larga enfermedad”, según comunicó su familia.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, que ayer lo definió como un “camaleón” con “un extraordinario talento”, le negó su Oscar a mejor director, sin embargo, sus películas (14 en total) sí fueron premiadas. Su palmarés se nutre con 19 Baftas (el equivalente del Oscar en Gran Bretaña), 10 Golden Globes y un Gran Premio del Jurado de Cannes, por “Birdy” (1985).

Nacido en Londres en 1944, compatibilizó la publicidad con la BBC, donde entre 1968 y 1978 fue realizador y guionista. Su primera película fue para la televisión, “The Evacuees” (1975), sobre unos niños judíos durante la II Guerra Mundial. Ganó un Emmy Internacional y un BAFTA de Televisión, lo que le permitió entrar en el mundo del cine.

Su debut cinematográfico fue “Bugsy Malone” (1976), un musical satírico centrado en el nieto de Al Capone e interpretado enteramente por menores, con el que compitió por la Palma de Oro de Cannes. Obtuvo cinco premios BAFTA.

Su siguiente trabajo en el cine fue el título que marcó su carrera como realizador, la durísima “El expreso de medianoche” (1978), que fue su primera película americana. Basada en la experiencia real de Billy Hayes, la historia cuenta su encarcelamiento en una prisión turca por tráfico de drogas. Con guión de Oliver Stone y sin ahorrar crudeza, fue un éxito y logró dos Oscar, a mejor guión y mejor música, además de seis Globos de Oro y tres BAFTA.

Y si el giro había sido enorme de Bugsy al expreso, Parker siguió dando muestra de su versatilidad con “Fame” (1980), una película por la que nadie apostó en un primer momento pero que fue un gran éxito y lanzó a la fama a sus protagonistas. Tal fue el suceso, que la película se transformó en una serie de televisión, algo no tan habitual para la época.

Dos años después llegarían “Shoot the Moon”, con Albert Finney y Diane Keaton como protagonistas, y “Pink Floyd: The Wall”, objeto de culto para los seguidores del grupo británico y ejemplo de cine al servicio de la música.

Volvió a saltar al drama con “Birdy” (1984), una historia de amistad de dos adolescentes interpretados por Matthew Modine y Nicolas Cage, con la guerra y los problemas mentales como telón de fondo. Narrada con delicadeza, Parker se llevó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes.

“Angel Heart” (1987) fue otra película de éxito, con los actores de moda del momento -Mickey Rourke, Robert de Niro y Lisa Bonet-, que mezclaba thriller y horror. Todo lo contrario a “Mississippi Burning” (1988), un rotundo alegato contra el racismo, de plena vigencia en la actualidad, que narra con una horrible y tremenda exactitud las actividades del Ku Klux Klan, con un espectacular reparto formado por Gene Hackman, Willem Dafoe y Frances McDormand.

La década de los ochenta fue la más fructífera para Parker, que en los noventa sólo brilló con dos musicales muy diferentes: “The Commitments”, un homenaje al soul con una espectacular banda sonora, y “Evita”, una adaptación del famoso musical de Andrew Lloyd Webber para la que contó con Madonna en el papel estelar, Antonio Banderas como Che Guevara y el gran Jonathan Pryce como Juan Domingo Perón. No fue bien recibida.

Otra gran dramón, “Angela’s Ashes” (1999), y “The Life of David Gale” (2003) cerraron una filmografía corta pero intensa.

Marido de Lisa Moran-Parker, padre de cinco hijos y abuelo de siete nietos, Parker fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico en 2005, ocupó el cargo de presidente del British Film Institute.

El productor británico David Puttnam rindió homenaje al que era “su más viejo y estimado amigo”, alguien que “siempre impresionó por su talento”.

Con el “corazón roto”, la productora Barbara Broccoli (“James Bond”) deploró “una pérdida enorme para el mundo del cine”. “Su trabajo ponía de relieve los elementos de su personalidad que tanto adorábamos: integridad, humanidad, humor, irreverencia y rebelión, y sobre todo espectáculo”, añadió.

El expresidente del Festival de Cannes, Gilles Jacob, saludó un cineasta “vivo, brillante, prolífico” y un “espíritu sarcástico”.

La Academia de Hollywood lo definió como un “camaleón” de “extraordinario talento”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

PRYCE, MADONNA Y BANDERAS, PROTAGONISTAS DE “EVITA”, JUNTO A ALAN PARKER

PARKER, CON UNO DE LOS 19 BAFTA QUE GANÓ A LO LARGO DE TODA SU CARRERA

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla