Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $92,00
Dólar Ahorro/Turista $151.80
Dólar Blue $156,00
Euro $109,84
Merval 0,00%
Riesgo País 1422
Deportes |EL CRACK TUVO UN PASO POR GIMNASIA, A FINES DE LOS ´70
A 20 años de la muerte del mágico Beto Cabrera, el Ginóbili de los ‘70

A 20 años de la muerte del mágico Beto Cabrera, el Ginóbili de los ‘70

Beto cabrera, un grande del básquet nacional, con la del lobo / EL DÍA

12 de Agosto de 2020 | 03:42
Edición impresa

Aún cuando el mito Ginóbili todavía no había iniciado, el básquet de Bahía Blanca ya vivía una verdadera revolución con la aparición de Alberto ‘Beto’ Cabrera.

Dueño de una visión de juego ejemplar, una velocidad de repentización ideal y una capacidad de salto no vista hasta su irrupción, el base se transformó en emblema de la denominada ‘capital nacional’ del básquet.

Cabrera nació el 16 de diciembre de 1945 y falleció el 12 de agosto de 2000, a los 54 años, fecha que hoy cumple 20 años.

También conocido como ‘Mago’ o ‘Mandrake’, Cabrera transformó un básquetbol lento y reducido al ‘uno contra uno’, en un juego dinámico, de equipo, y con desarrollo de sistemas.

Se inició en Estudiantes de Bahía Blanca a los siete, y ya con 16 debutó en Primera, donde llevó adelante una brillante carrera en la que también tuvo un paso fugaz por la Ciudad, en el que vistió la camiseta de Gimnasia entre 1976-1977.

Asimismo, formó parte del seleccionado nacional, con el que jugó los Mundiales Uruguay (1967) y Puerto Rico (1974), más los Sudamericanos 1969, 1971, 1973 y 1979, disputado éste último su ciudad natal, y que se transformaría en su único título internacional (90-85 la final a Brasil en un Osvaldo Casanova repleto).

Meses antes de su fallecimiento, ‘Mandrake’ fue elegido como ‘deportista del siglo’ en Bahía Blanca. Y, además, tuvo el mérito de lograr tres Olimpias de plata, en las ediciones 1970, 1973 y 1974.

Su calidad y entrega trascendió las fronteras de Bahía. Con “apenas” 1,85 metros, se erigió en el mejor de su época por talento, capacidad de gol, marca y visión periférica. Además, adoptó un criterio profesional que lo diferenció del resto. Cabrera entrenaba en soledad a la mañana en el Casanova, escenario al que regresaba a la tarde para quedarse hasta casi las 23.00, cuando cerraba las prácticas del plantel de Primera.

Así, con su talento y magnífica trayectoria, en la que cosechó 42 títulos, también fue el responsable de que en su Bahía Blanca natal florecieran 23 gimnasios cerrados para jugar al básquet.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla