Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1330
La “previa”: una instancia fundamental para el acto sexual

El “foreplay” o erotismo que antecede a los encuentros es importante tanto física como psicológicamente si se pretende una relación placentera de principio a fin

La “previa”: una instancia fundamental para el acto sexual
8 de Agosto de 2020 | 02:00
Edición impresa

Es sabido que “la previa” es vital para las relaciones sexuales. Suele decirse, incluso, que las mujeres necesitan más de esta instancia, tanto psicológica como físicamente, para poder estar listas y disfrutar del encuentro.

Sin importar el tiempo que lleve junta la pareja, la seducción debe incluirse en el acto sexual, pues lo que se conoce como erotismo preliminar o “foreplay” es el mejor detonante. Hay una máxima que reza: “Lo mejor son los preparativos”. Esto se aplica, por lo general, a una reunión prometedora. La pregunta sería: ¿Por qué no aplicar esa misma regla a un acontecimiento tan importante como el acto sexual? Seducir no sólo se limita al cortejo inicial en un encuentro. En el sexo, es el más efectivo impulsor para que todo llegue a buen puerto.

En los “preliminares” aparecen oportunidades, se alistan los elementos que son parte del evento, y, en este asunto puntual que abordamos, vale decir que pocas veces se le da importancia a los preparativos. Pero nunca es tarde y hasta los encuentros espontáneos deben tener un preámbulo.

Resulta esencial una antesala para entrar, pues no siempre ambas partes están en la misma frecuencia tanto física, como emocional y psicológica. Entonces, hay que poner en acción los recursos necesarios para que la sincronía ocurra.

La sexóloga Diana Resnicoff se enfoca en lo que “ellas necesitan” e indica que es fundamental que se cree “un contexto” para que la mujer se sienta “seducida”. Muchas veces, la dificultad radica en que ellas “no saben o no se animan a decir dónde prefieren que las acaricien o por qué quieren que le susurren eso”. Las mujeres esperan una “previa” del sexo que se ajuste “a su mapa de excitación”, porque el preludio amoroso no es visto de la misma forma por los hombres y las mujeres. “Para nosotras es indispensable que haya un ambiente propicio, con caricias, palabras y besos; en cambio para ellos, en la mayoría de los casos, sólo basta con que piensen en sexo para lograr una erección”, reconoce la profesional. 

Cuando el juego previo es apropiado “se logra la lubricación vaginal y la erección del clítoris, que es un órgano vital en la sexualidad femenina”, precisa Resnicoff, que agrega que “muchas veces ellos no lo entienden y, más aún, tienden a genitalizar la sexualidad y suponen ser ellos quienes hacen gozar a sus mujeres. Y estas mujeres en general mantienen el mito de que la sexualidad es exitosa si logran satisfacer a su pareja. Se ocupan más de saber sobre su deseo que sobre el de ellas. Esto provoca que les cueste pedir, mostrar sus necesidades, estimular cambios. Y, a veces desconocen que el interés sexual no arranca en la cama”. 

No es exagerado repetir que a las ganas hay que reavivarlas, siendo creativos y “calentando” la cabeza. ¿Cómo se puede lograr eso? “Un mensajito de texto, una foto erótica enviada desde el celular, una comida, música, aromas. Contar una fantasía”, detalla la experta, que reconoce que los hombres se entusiasman con la idea cuando  “se dan cuenta que es positivo para ellos, lo empiezan a hacer, empiezan a darse tiempo para el encuentro, tiempo para dejar atrás un día cargado de obligaciones domésticas y profesionales”.

Para las parejas interesadas, a continuación van unos “tips” o sugerencias que ofreció la sexóloga:
Mensajitos calientes: “Durante las horas previas al encuentro, mándense mensajes donde presagian lo que se van a hacer. No es necesario usar un lenguaje demasiado explícito. Mencionar que tenemos alguna sorpresa o que queremos que nos dé su opinión sobre nuestra nueva ropa interior, en ocasiones, es más que suficiente”.

Salida provocativa: “Aquí es importante invocar a esos recuerdos de la adolescencia, cuando aún no habíamos tenido ‘esa primera vez’. ¿Se acuerdan que no podíamos dejar de besarnos, rozarnos, decirnos cosas al oído? ¿Recuerdan que el deseo de tan grande se volvía insoportable? Usemos este recurso pensando en que es ‘todo’ lo que tendremos. Besos ardientes: dedicar mucho tiempo a besarse es el mejor combustible que le podemos echar al sexo”.

Baño juntos: “Es algo muy sensual y romántico. Pongan velas, aromas ricos, músico y, para completar, un vinito”.

Masaje sensual: “A las mujeres nos gustan mucho porque el masaje relaja, desinhibe, calma, excita. Combínenlos con besitos y roces inesperados”.

Lencería erótica: “La lencería puede ser tan estimulante para el que la ve como para quien la usa. ¿Por qué no te animas a hacerle un striptease? Sentirte sexy y sensual te eleva la temperatura!!! Y recordá que el orgasmo no tienen que ser el único objetivo. ¡No te apures! Disfrutá del proceso de excitación, que además de placentero, puede llegar a ser una forma ‘divertida’ de lograr un mejor encuentro sexual”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla