Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,88
Dólar Ahorro/Turista $176.35
Dólar Blue $198,00
Euro $120,62
Riesgo País 1699
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Rock, arte y barrio

La banda Entretantos, el artista Lumpen Bola y otros amigos integran un colectivo artístico que llevó su solidaridad hasta Iruya, Salta. Un proyecto social que tomó impulso con la pandemia

Rock, arte y barrio

El artista Lumpen Bola y los músicos Rodrigo Zito y Nico Ceballos en la redacción de EL DIA / Dolores Ripoll

24 de Octubre de 2021 | 02:50
Edición impresa

Entretantos, la banda de rock barrial y social que encabeza Rodrigo Zito, lleva ocho años de aventuras entre diferentes formaciones y dos discos en su haber, el último, “A dos cuadras del futuro”, un material que están despidiendo a lo grande, entre una seguidilla de shows mensuales (quedan noviembre y diciembre) y un videoclip que, rodado en pleno corazón de La Granja, sirvió para materializar el tan anhelado reencuentro de los músicos con el barrio, su lugar de pertenencia y sentido social.

Es que para rodar ese esperado video, que le puso imágenes al tema que da nombre a la placa, Entretantos se nutrió de familiares, amigos y vecinos que abrieron de par en par las puertas de esa esquina de 152 bis y 522 para dejar entrar la energía de este grupo que tiene mucho para cantar, contar y dar.

Porque no sólo rockean los Entretantos sino que, además, están embarcados en una loable causa social de la mano de un grupo de amigos con los que comparten la misma filosofía de vida. Uno de ellos es Lumpen Bola (Eduardo Alcántara), el artista plástico que desde hace veinte años le imprime su rock a las paredes de la Ciudad.

Los Entretantos y compañía se definen como una “cofradía de amigos” que está iniciando, con mucha ilusión, un camino desinteresado que los ha llevado a dejar su marca en Salta.

Así quedó el mural que pintaron en Iruya, Salta. En la foto junto, los platenses junto a la directora de la escuela n° 5058 / Enzo Chamorro

El inicio de esta hermosa aventura surge del vínculo de Lumpen Bola y Rodrigo Zito, amigos de vida, quienes hace cuatro años viajaron juntos a Valparaíso, Chile, para dejar sus huellas en el Museo a Cielo Abierto, en donde mientras Lumpen pintaba, Rodrigo tocaba su guitarra. Allí se les ocurrió repetir la experiencia, aunque organizados.

Pero tuvo que venir una pandemia para que, en medio del parate y con los pensamientos rebotando de un lado para el otro tratando de dilucidar el sentido de la vida, pusieran finalmente manos a la obra.

En septiembre, Zito, Lumpen y una banda de otros seis amigos viajaron a Iruya, Salta, para pintar un mural en una escuela secundaria (la número 5058: Senador Emilio Eduardo Correa) emplazada en un paisaje paradisíaco, a ¡4117 metros de altura!

“Nosotros somos pibes de barrio y damos lo que tenemos”

 

El viaje, la estadía y los materiales los costearon de sus bolsillos, aunque el reconocimiento simbólico a su trabajo estuvo presente con el aporte de la institución de la pintura y los andamios, según contaron.

Sin subsidios ni sponsors, los platenses protagonizaron una experiencia inolvidable que se encargaron de registrar desde que empezó hasta que terminó y que, más adelante, se transformará en un documental, lo que permitirá que la experiencia “no quede sólo allá sino que se difunda”. Como ya está pasando.

Además de embellecer esa pared, con un diseño característico de Lumpen aunque incluyendo una marca regional (un cóndor y un cardón), los Entretantos pusieron su música durante el proceso volviéndose protagonistas de una comunidad que los hizo sentir celebridades por un rato. Una sensación que por acá no se consigue, dicen los chicos, pero que es más fácil de hallar saliendo unos kilómetros fuera del trazado de Benoit.

“Lo de Iruya fue una prueba piloto para ver qué resultaba de todo eso, y también era parte de llevar cosas que allá no son tan comunes, y que acá están opacadas por lo cotidiano, la vorágine. Pero allá no es tan frecuente que alguien vaya a pintar o a tocar, que haya proyecciones, que alguien filme”, aseguró Lumpen.

Tan buena fue la experiencia que la directora de la escuela, encantada con cómo habían reaccionado los chicos y la comunidad, los invitó a volver. En marzo regresarán y recargados, invitados a pintar no una sino dos paredes de una residencia donde los chicos se alojan durante la semana. Y ya están organizando la nueva travesía.

“Vamos a ir reforzados; la idea del colectivo es sumar a todos los que quieran sumarse. Nuestro objetivo es siempre compartir”, manifestó Zito, y se refirió al compromiso que llevan adelante desde su proyecto musical.

“La banda Entretantos tiene mucha carga social, ha ayudado a comedores y a todo lo que puede. Estamos todo el tiempo colaborando. Nosotros somos pibes de barrio y damos lo que tenemos. Con lo que podemos ayudar artísticamente, tratamos de hacerlo”, aseguró.

Con invitaciones para ir a pintar y tocar en vivo en otros lugares, desde Córdoba hasta Posadas pasando por Tandil y otros destinos, lo más cercano que tienen por venir es un viaje a De La Garma, una localidad de Adolfo Gonzales Chaves a la que le regalarán su arte barrial.

“Para mí, más allá de la imagen, es lo que se va generando, el proceso”, destacó Lumpen, sobre lo que ha generado la acción: gente que pasaba y que, de repente, era invitado -o se invitaba- a dar una pincelada. Todos para uno.

Lumpen a lo largo de los años ha cultivado una obra de “fácil lectura” , con personajes reconocibles, de la música y de la cultura popular con los que la gente pueda identificarse de manera “rápida y concisa”.

Nicolás Ceballos, guitarrista, es uno de los miembros de Entretantos que se ha mantenido a lo largo de los cambios de formaciones. Pintor de oficio, no pudo viajar a Salta por cuestiones laborales pero espera con ansias la revancha, sobre todo tras las anécdotas que escuchó de boca de sus compañeros, que contagian entusiasmo en cada una de sus palabras.

Lumpen no duda en asegurar que sin esa “energía de los chicos que va mutando todo el tiempo” todo lo que les está pasando hubiera sido imposible. “Eso para mí es fundamental, esa constancia, ese querer ir siempre para adelante. La música de ellos para mí es barrio. Yo también vengo de un barrio y me identifico con eso, con lo que mamé de pibe. Pero lo que más rescato es toda la energía que le ponen a la banda y que es lo que los hace diferente al resto”.

Entretantos, Lumpen Bola y compañía son una “cofradia de amigos” con marca barrial

 

Y ellos le devuelven los elogios. “Él es música en las paredes”, halagó Zito al artista, quien aportó al grupo otra mirada. “Él viene de otro entorno, viene de otro riñón, de la calle. Nos conocimos, nos hicimos amigos y compartimos los mismos códigos: no nos interesa hacer un negocio, decir ‘che, vamos a tocar y metemos 200 personas y nos llevamos tanto’. Lo hacemos por otra cosa”, sumó Ceballos.

“Nosotros somos porfiados, hasta que no nos den un palo en la cabeza, no nos vamos a quedar en el piso. Seguimos. Siempre redoblamos. Seguimos porque es lo que nos apasiona y no nos vemos haciendo otra cosa que no sea música, o él pintando”, dijo Zito.

Para Lumpen esa energía y ese impulso que los une fluye por lo que se respira en las calles de la Ciudad. Y, en el mismo sentido, Nico agregó que “a veces no se toma consciencia de lo que pasa acá. Hay gente que viene a La Plata y se vuelve loca con la movida cultural que hay”. Lástima, concluyeron los chicos, que “siempre se esté mirando 60 km más allá”.

Además de Zito y Ceballos, Entretantos Rock está formado también por Nahuel Montero Molina en guitarra, Francisco Zucarello en batería y Camilo Ramírez en bajo.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla