Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,04
Dólar Ahorro/Turista $181.57
Dólar Blue $219,00
Euro $122,73
Riesgo País 1960
Deportes |SIGUE FRESCO EL RECUERDO DE UN PROFESIONAL QUE FUE EJEMPLO DE VIDA, ADENTRO Y AFUERA DE LA CANCHA
Ya pasó un año, pero el fútbol sigue aún llorando la muerte de Alejandro Sabella

El hombre surgido en River, pero que en Estudiantes encontró “su lugar en el mundo”, continúa siendo un punto de referencia

Ya pasó un año, pero el fútbol sigue aún llorando la muerte de Alejandro Sabella

El abrazo de Alejandro Sabella con Gastón Fernández luego del título en el apertura 2010 / Archivo

8 de Diciembre de 2021 | 04:22
Edición impresa

Un año atrás, el 8 de diciembre de 2020, en las primeras horas de la tarde, se confirmaba la muerte de Alejandro Sabella, el zurdo que futbolísticamente, con la camiseta “10”, surgió desde las inferiores de River, aunque tras una experiencia en el fútbol inglés, donde llegó a jugar para el Leeds United, que por estos días dirige Marcelo Bielsa, regresó a la Argentina tentado por Carlos Bilardo, y en Estudiantes encontró “su lugar en el mundo”, siendo campeón como jugador y años más tarde como técnico, tras lo cual llegó a la conducción del seleccionado nacional que jugó la final de la Copa del Mundo organizada por Brasil en 2014.

Pachorra, un hombre valorado en el ambiente, no sólo por sus condiciones de futbolista y entrenador, sino también por su calidad humana, falleció a los 66 años en el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, en el barrio de Belgrano, donde había sido internado el 25 de noviembre por un a insuficiencia cardíaca que se acentuó tras conocer el fallecimiento de Diego Maradona.

“El ICBA Instituto Cardiovascular lamenta informar que el paciente Alejandro Sabella (...) falleció a las 15:30 del día de la fecha como consecuencia de su diagnóstico de cardiopatía dilatada secundaria a enfermedad coronaria y cardiotoxicidad de larga data”, informó la clínica donde ocurrió el deceso a través de un comunicado, y ni bien la noticia se hizo pública, el mundo del fútbol se hizo eco.

Sabella, admirado por su calidad profesional y humana, un verdadero caballero del deporte, arrastraba problemas de salud desde hacía ya varios años, tras la recordada final del mundo con Alemania del 13 de julio de 2014 en Río de Janeiro, que marcó su despedida del fútbol.

Primero tuvo complicaciones coronarias, que recrudecieron con el tiempo, y luego un cáncer atravesó su vida, cuadro de situación, el referido, que le restó presencia en medio de la pandemia de coronavirus por ser una persona de riesgo, más allá del perfil bajo que lo caracterizó a lo largo de su vida, inclusive en las etapas de mayor exposición.

Se había mostrado en julio, para recordar la gesta de la obtención de la Copa Libertadores con el Pincha, poco después estuvo presente el 9 y 10 de noviembre en las jornadas de la doble inauguración del estadio UNO, de Estudiantes, y volvió a mostrarse públicamente cuando Estudiantes presentó a su plantel en la cancha nueva y se paró en el banco para dirigir al equipo del club contra los periodistas.

Los jugadores a los que dirigió Sabella no han dejado de elogiar sus formas, no sólo en la cancha

 

El 25 de noviembre, día de la muerte de Diego y luego de sentirse mal, su médico personal aconsejó internarlo en el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, que días ante una ola de rumores emitió un comunicado y calificó su estado de “pronóstico reservado”.

Los primeros días en la clínica fueron complejos, difíciles y aunque posteriormente hubo noticias alentadoras, todo volvió a complicarse cuando intentaron quitarle el respirador artificial. A las 15:30 se conoció la noticia de su fallecimiento y el mundo del fútbol empezó a llorar a quien Estudiantes lo tiene en el pedestal de sus glorias.

Sabella fue despedido en el marco de una ceremonia en el predio de la AFA, en Ezeiza, y recibió el último adiós en un conmovedor recorrido por La Plata, ciudad a la que sus restos llegaron pasado el mediodía, siendo recibidos por una multitud de hinchas.

La comitiva fúnebre recorrió la avenida 1 por el frente del estadio de Estudiantes hasta la calle 57, donde terminó el circuito con una suerte de abrazo simbólico, y después de 40 minutos, la formación siguió su curso hasta Tolosa para recibir el reconocimiento de cientos de vecinos en la puerta de su casa.

En este recorrido se escucharon aplausos y gritos, hubo llantos, se vieron camisetas y banderas, también flores y cánticos que recordaron los buenos tiempos.

Sabella ha sido ubicado por Estudiantes en el pedestal de sus glorias

 

Por último, luego de recorrer la plaza del barrio, el auto con el féretro del destacado ex deportista se dirigió al cementerio Parque Campanario, en Florencio Varela, para la ceremonia de sepultura.

Un gran número de figuras despidieron a Sabella en el predio de Ezeiza, algunos participaron también de la citada recorrida por nuestra ciudad, pero fue interminable el número de personalidades del fútbol, aunque también del deporte en general, el espectáculo, y de otros ámbitos, como la política, que lamentaron la muerte expresándose por las redes sociales.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla