Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $100,39
Dólar Ahorro/Turista $165.64
Dólar Blue $158,00
Euro $119,70
Riesgo País 1466
Policiales |Unas 3.000 denuncias en la plata, desde el arranque de la pandemia
Una docente, la nueva víctima de la estafa “te deposité de más”

Quiso vender una mesa de algarrobo por Facebook, pero un hombre ofreció una seña de 5.000 pesos y terminó vaciándole las cuentas. También sacó un préstamo por 600 mil pesos

Una docente, la nueva víctima de la estafa “te deposité de más”

Los estafadores son hábiles en el manejo de cuentas telefónicas, bancarias y la manipulación verbal/web

9 de Mayo de 2021 | 05:49
Edición impresa

La virtualidad, la pandemia y la cada vez más arraigada costumbre de comprar y vender por internet se aliaron en un complot con estafadores que siempre se las ingenian para sacar provecho de todo; de lo bueno y de lo malo.

Pueden dar cuenta de eso una docente universitaria de La Plata que puso en venta una mesa y le causaron un perjuicio que ronda el millón de pesos; otro vecino que quiso vender un calefón y estuvo a punto de cederle el acceso a sus cuentas a delincuentes que prometían transferirle dinero; y las más de 3.000 personas que desde el arranque de la cuarentena- en marzo de 2020-, hasta ahora, denunciaron perjuicios similares.

Fuentes oficiales confirmaron a este diario que recepcionan alrededor de 10 denuncias por día, con pocos recursos para investigar un delito que crece al amparo de las fallas de las propias regulaciones. Por caso, “cualquier persona puede comprar un teléfono con una identidad falsa”, dijo un pesquisa, y transferir los fondos robados a una infinidad de cuentas que complica cualquier intento de rastreo. “Hace poco fuimos a chequear la titularidad de una línea telefónica y estaba a nombre de Susana Giménez”, explicó.

Una víctima reciente de estas maniobras es una docente universitaria de La Plata que accedió a contar su padecimiento a condición de no revelar su nombre. Todo empezó con una publicación que hizo en Marketplace, una cuenta de compra venta a través de la red social Facebook, en la que pedía 21 mil pesos por una mesa de algarrobo.

En la noche del último martes la contactó por teléfono un hombre que se identificó como José, “con una tonada que parecía cordobesa”, apuntó la damnificada. Se mostró interesado en el producto y aclaró que podría retirarlo en algunos días, por lo que la vendedora le pidió una seña de 1.000 pesos. El “comprador” ofreció depositarle 5.000 y unos minutos después la mujer recibió por WhatsApp la captura de un comprobante del banco Galicia por un depósito de 50.000 pesos. Era el principio de la estafa.

El “comprador” volvió a contactar a la docente para decirle que se había confundido “poniendo un cero de más” y la convenció de concurrir varias veces al cajero para hacer distintas transacciones que le posibilitaran recuperar ese monto, cuando en realidad la estaban guiando para acceder al “corazón de todas sus cuentas”, dijo ella misma.

En definitiva, le robaron 300 mil pesos de dos cuentas, sacaron en su nombre un préstamo por 600 mil más y todavía resta saber qué pasó con sus plazos fijos y depósitos en dólares, información que mañana chequeará con su banco. “Es increíble cómo te engañan”, lamentó la mujer, quien al advertir que había caído en la trampa los increpó por teléfono, aunque obtuvo como toda respuesta un “ja ja ja”.

Daniel, otro vecino de La Plata, vivió algo parecido, pero descubrió el engaño a tiempo.

“Hice una publicación en OLX de una venta de un termotanque a 13 mil pesos, por lo que me manda un WhatsApp un número de Capital diciéndome que estaba interesado y si a la tarde lo podía pasar a buscar”, relató el hombre, pero el cliente ofreció hacer una transferencia y volvió a ponerse en contacto para revelar que “la mujer se había equivocado haciéndome una transferencia de 130 mil en lugar de 13 mil”.

Lejos de desconfiar, Daniel creía en lo que estaba sucediendo: “Luego el hombre me dice que ya había hecho el reclamo y que si se podían comunicar conmigo los del banco. Al ratito me llaman ellos y parecían de verdad por la propiedad que tenían al hablar”, comentó. En definitiva, le dijeron que debía hacer una transferencia desde un cajero y, una vez allí, al escuchar que pretendían que cambiara la contraseña del Home Banking, Daniel advirtió que pretendían estafarlo. Eso le permitió zafar.

Intramuros
Quienes investigan este tipo de estafas reconocen que los autores son difíciles de rastrear. Muchos operan desde unidades penitenciarias y transfieren el dinero a través de muchas cuentas

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla