Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,88
Dólar Ahorro/Turista $173.05
Dólar Blue $187,50
Euro $120,94
Riesgo País 1639
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Christian Forteza: “La risa siempre tuvo mala prensa”

Actor, director, docente e investigador en comicidad, dice que la seriedad está sobrevalorada: “hay que ser serio, se nos dice, como sinónimo de ser una persona confiable”

Christian Forteza: “La risa siempre tuvo mala prensa”

Forteza hace veinte años que explora en la comicidad desde el c.c. de la cooperación / Gustavo Bertuol

19 de Septiembre de 2021 | 08:59
Edición impresa

Convocado para realizar la puesta en escena de una rutina de varieté, se sintió limitado a la hora de probar y descartar recursos teatrales, en tanto, no tardó demasiado en darse cuenta de algo. “No tenía, ni me habían enseñado en los años de estudio, a trabajar la comicidad”, reveló Christian Forteza el motivo que dio inicio a su recorrido en el mundo de la comicidad, un terreno que explora desde hace veinte años a través del Centro Cultural de la Cooperación, en donde se desempeña como como coordinador , programador e investigador del Area Varieté.

Actor, director y docente teatral, Forteza sintió en ese momento “la necesidad de investigar cuáles eran los recursos de la comicidad, aquellos que se repetían en la actuación, porque era evidente que se encontraban de manera intuitiva en la praxis, pero no podíamos dar cuenta de ello”. Y, al no disponer de mucho material específico, se lanzó a formular conceptos que aparecían en la práctica, atravesados por otras disciplinas como la psicología, la antropología, la sociología, entre más.

Así, lo que empezó siendo una investigación para un caso específico -la puesta en escena de un material ajeno sobre humor-, terminó derivando en un trabajo de exploración al que la ha dedicado las dos últimas décadas y que no sólo ha aplicado en sus direcciones teatrales sino que también lo han llevado a escribir artículos para publicaciones específicas y a presentar talleres y charlas en las que la comicidad es la protagonista.

“La comicidad es a lo dramático, como el billar al pool, en el sentido de que quien trabaja con la comicidad, no tiene problemas con lo dramático, ya que parte desde ahí”

Christian Forteza,
actor, director, docente e investigador

 

Forteza, que entre sus obras de adaptación y dirección se destaca “Rojos Globos Rojos” -que se mostró en La Plata hace algunos años-, remarcó que en el ámbito de la actuación “la comicidad es a lo dramático, como el billar al pool, en el sentido de que quien trabaja con la comicidad, no tiene problemas con lo dramático, ya que parte desde ahí”. Algo que, al revés, “no se da necesariamente”. Sin embargo, y a pesar de su complejidad, siempre ha cargado con la mirada de reojo.

“La risa -y hacer reír- siempre tuvo mala prensa”, manifestó Forteza sobre un hecho que, entiende, “está ligado a cierto imperativo social, de sobrevalorar la seriedad. Hay que ser serio, se nos dice, como sinónimo de persona confiable”.

Citando a Henri Bergson, quien, junto a Freud, Alfred Stern y Plessner -además de Piaget, Erving Goffman, David Le Breton, Giddens- han sido grandes referentes en su exploración por este terreno, el investigador admitió que “la risa apunta a las inteligencias puras, no a la emoción” y que si bien “se puede hacer reír de muchas maneras, está claro que no se la puede forzar”.

A lo largo de los años, las formas de hacer reír han cambiado, del mismo modo que los gustos de los espectadores a la hora de reírse. ¿Hay límites? Forteza dijo que en medio de un revisionismo cíclico, que lleva a la sociedad a exigir cambios en las prácticas culturales de vez en cuando, “el humor, o de qué nos reímos, no queda fuera de esos ajustes”. Para él, los límites deberían estar puestos “en los efectos de la víctima: si son momentáneos como en una broma, un chiste, o por el contrario, de manera devastadora como en el bullying”.

En la vida cotidiana, el humor está presente “ante determinadas impericias, errores, incorrecciones”, ligados a veces a imprevistos -el tropiezo no falla- aunque también “a los inconvenientes de la interacción social, y a la transgresión de las normas morales y estéticas”, como furcios, actos fallidos, malos entendidos, en tanto, remarcó Forteza, “por lo general, estamos atentos o controlamos la impresión que damos a los demás”.

Pero, como aclaró, al igual que el llanto, la risa aparece cuando no podemos controlar algo, o nos supera la situación. “Es el cuerpo quien responde, somos tomados por esas emociones”, mientras en nuestro interior luchamos por cuidar una imagen que se ve averiada. “Un ataque de tos, el maquillaje corrido, un desarreglo en la vestimenta son posibles motivos de risa, y son los que afectan al comportamiento que se espera, dependiendo del rol y el contexto”, analizó.

Forteza, que admira a cómicos como Buster Keaton y Chaplin, lamentó cómo la risa se vio un poco opacada durante la pandemia, donde la “incertidumbre” se apoderó de todo. “Los barbijos y la distancia social, tampoco ayudaban demasiado para que aparezca”, dijo Forteza, que reconoció que “cuando el tejido social se fue recomponiendo de a poco, a pesar de las tragedias, fue asomando (por arriba) la sonrisa de los ojos, o la mirada sonriente”.

En su caso, la pandemia le sirvió para conectarse con la investigación y la redacción, encontrando el tiempo hasta ese entonces esquivo para dedicarle al dictado de talleres y charlas sobre humor que le han permitido, a través de la virtualidad, llevar sus conocimientos sobre la risa a destinos lejanos como República Dominicana, España y México, además de Argentina, claro, en donde se prepara para volver a dar cátedra este miércoles, de 19 a 21, cuando, junto a su colega Gabriel Mercado, ofrezca el seminario virtual “Fracaso cómico” (más info en sus redes sociales).

“Si se le puede encontrar algo positivo a la pandemia, fue el encuentro, trabajo e intercambio de saberes de muchos artistas”, destacó Forteza, en relación a “la capacidad de resiliencia del arte, ante estas circunstancias tan particulares”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla