Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,71
Dólar Ahorro/Turista $181.02
Dólar Blue $214,00
Euro $122,86
Riesgo País 1907
La Ciudad |Recomiendan el consumo
Verduras y frutas hidratan en la ola, pero pueden “secar” el bolsillo

Ensaladas, tartas y jugos naturales son alimentos con los que se propone hacer frente al calor. El tomate, de nuevo por las nubes

Verduras y frutas hidratan en la ola, pero pueden “secar” el bolsillo

una dieta en base a fruta y verdura está cerca de los valores de la carne / gonzalo calvelo

14 de Enero de 2022 | 01:50
Edición impresa

Con la ola de calor como marco, el doctor Alberto Cormillot definió a las frutas y verduras como “el mejor envase de líquido que hay”, porque, ya se sabe, en días de temperaturas infernales es indispensable ingerir comidas livianas y mantenerse hidratado. En base a esa idea, una familia tipo necesitará para hacer comidas para tres o cuatro días unos 3.500 pesos, según un relevamiento realizado por EL DIA en verdulerías del casco urbano. Entre todos los productos, el precio que más se disparó es el del tomate, se llega a cobrar hasta 350 pesos el kilo.

Para elaborar de cuatro a seis comidas principales, más los jugos o licuados naturales que se pueden consumir en desayunos, meriendas y colaciones se, estableció una lista con los siguientes alimentos: 3 paquetes de acelga (300 pesos); dos kilos de papas (80 pesos); dos kilos de tomates (400 pesos); 1 kilo de cebolla (60 pesos); un kilo de zanahoria (60 pesos); un atado de brócoli (150 pesos); medio kilo de lechuga (75 pesos); 4 choclos ( 100 pesos); un repollo colorado, ( 50 pesos); dos paltas (180 pesos).

En relación a las frutas se previó: dos kilos de durazno (600 pesos); 4 kilos de naranjas (280 pesos); un kilo de limones (80 pesos); un kilo de bananas (200 pesos); un kilo de uvas (350 pesos); medio kilo de kiwi (200 pesos); una sandía (entre 350 y 500 pesos, dependiendo de su tamaño).

Todo totaliza poco más de 3.500 pesos.

Lo que se convirtió casi en un ingrediente de lujo es el tomate que, en cuestión de días, pasó de costar unos 3 mil pesos el cajón, a pagarse 5 mil.

“A ese precio no lo puedo traer porque no se lo vendo a nadie; todavía tengo el que puedo vender a 200 pesos el kilo, aunque es pequeño”, contó Antonio, al frente de una verdulería cercana a la diagonal 80.

La explicación de esa “disparada” es que se acabaron los tomates de la Región y ahora habrá que esperar a la segunda cosecha local que se realizará aproximadamente en un mes.

En otras verdulerías se indicó que el aumento de precios también está vinculado con el crecimiento de la demanda en las ciudades balnearias.

Atrás quedó la época en la que el gasto realizado en las verdulería eran sensiblemente menor al hecho en las carnicerías. En esa línea, distintos carniceros consultados por este medio, coincidieron en que el gasto de una familia tipo en esos comercios ronda entre 3 y 4 mil pesos.

Con esa suma se compra por ejemplo dos kilos de carne picada (890 pesos); un kilo de peceto (mil pesos); un kilo de bifes (800 pesos) y alguna presa de pollo. Los ingredientes le servirán a una familia tipo para hacer de cuatro a seis comidas.

Según recomiendan los especialistas en nutrición, en días de tan altas temperaturas es importante estar pendientes de lo que se consume. Lo fundamental es mantenerse hidratado, preferentemente con el consumo de agua.

Los nutricionistas recomiendan beber, a lo largo del día, al menos dos litros de líquidos, sin azúcar, sin edulcorantes, preferentemente agua potable, y no esperar a tener sed para hidratarse.

La cantidad de agua a consumir deberá ser mayor en casos de estrés crónico, actividad intensa, ejercicio físico, temperaturas extremas de mucho calor, fiebre, pérdida de agua por vómitos y/o diarreas, la diabetes descompensada, entre otros.

El Colegio de Nutricionistas de la Provincia, a través de su portal, también indica que el agua se encuentra en distintas proporciones en las frutas y verduras.

Además, se aclara que hay que tener en cuenta que sustancias como la cafeína y el alcohol aumentan las pérdidas de agua por orina, debido a su efecto diurético.

Los grupos más vulnerables a la deshidratación son los adultos mayores, las embarazadas y los niños y niñas pequeños, ya que en ellos la señal de alarma de la sed está disminuida. Tanto con los adultos mayores como con las infancias es fundamental insistir para incorporar el hábito de la ingesta adecuada de agua.

Desde el Colegio se remarca que el agua no aporta calorías, no engorda y se puede tomar antes, durante y después de las comidas.

recomendación

A la vez, en estas horas se reforzaron los consejos sobre medidas preventivas: tomar agua segura con frecuencia, aunque no se sienta sed; moderar el consumo de bebidas con cafeína o alcohol ya que pueden hacer perder mayor líquido corporal; prestar especial atención a bebés, niñas y niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación; permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, usar ropa holgada y hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor, como son las ensaladas, frutas, verduras y jugos, entre otras.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla