Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Espectáculos |ESTRENOS DE CINE
“Todo sucede en Tel Aviv”: un conflicto de telenovela

Un guionista palestino, que cruza para trabajar todos los días al territorio israelí, recibe la ayuda de un militar “enemigo”, en la comedia satírica de Sameh Zoabi que llega hoy

“Todo sucede en Tel Aviv”: un conflicto de telenovela

Escena de “Todo sucede en Tel Aviv”, que llega hoy a la cartelera platense / Outnow

8 de Diciembre de 2022 | 04:33
Edición impresa

Un palestino buscavidas que encuentra la complicidad de un comandante israelí, responsable del puesto de control que cruza a diario en Ramallah (Cisjordania), para escribir el guion de una famosa telenovela, es la trama de “Todo sucede en Tel Aviv”, comedia satírica dirigida por Sameh Zoabi que llega hoy a la cartelera platense, junto a otras novedades.

La película, que fue estrenada en el Festival de Venecia y que también tuvo su paso por el Festival de Toronto, busca reflejar los padecimientos diarios a los que deben enfrentarse los árabes en esa convulsa zona de Oriente Medio.

“Al final de la película, la realidad y el culebrón comienzan a mezclarse”

Originario de Nazaret, el director Sameh Zoabi (1975) pisó por primera vez un cine a los 20 años, dos décadas en las que solo había conocido filmes egipcios o franceses que eran los únicos que pasaban en la televisión; una televisión que, sin embargo, no tenía ningún tipo de censura para las telenovelas con las que no sólo creció sino con las que, con el tiempo, fue inspirándose para hacer películas.

“Yo crecí viendo telenovelas. En el Medio Oriente es un género muy popular, por lo que su afluencia es enorme, al igual que su procedencia. Llegaban de todas partes, de Turquía, India, Egipto e incluso Latinoamérica. Pero lo que siempre he disfrutado de ellas es que no requieren de subtexto. Cada personaje siempre es libre de decir lo que quiera sin consecuencias. No es necesaria una acción sutil como en el cine, es decir, si un personaje quiere comer humus lo dice y lo hace. Es como si declararan en alto todas sus intenciones. Este recurso es muy importante para mí, pues en la película es donde se sitúa la carga política”, reveló el realizador palestino con nacionalidad israelí, que, si fuera un personaje de un culebrón sin dudas sería el galán, la figura que lo impulsó a dedicarse al cine.

“No es la razón principal, pero uno de los motivos que me llevaron a ser cineasta fue el fervor y glamour que desprendían las estrellas del momento. En los 70 aún no había Internet, por lo que la gente para conservar las fotos de sus famosos favoritos recortaba la imagen y la pegaban en un álbum. Recuerdo cómo mis cinco hermanas tenían montones de álbumes con las caras de Julio Iglesias, Elvis Presley o Roger Moore. Desde mi perspectiva de niño de 5 años, veía todo esto de un modo espectacular. Fue lo primero que me atrajo del cine”, reconoció.

En este sentido, se entiende cómo Zoabi tomó el tono culebronesco para contar la enredada historia de “Todo sucede en Tel Aviv”.

Salam, un apuesto palestino de 30 años que vive en Jerusalén, trabaja en el set de la famosa telenovela palestina “Tel Aviv on Fire”, producida en Ramallah (Cisjordania). Todos los días, para llegar a los estudios de televisión, Salam debe pasar por un estricto control israelí. Allí se encuentra con el comandante a cargo del puesto de control, Assi, cuya esposa es fanática de la telenovela. Para impresionarla, Assi se involucra en escribir la historia. Pronto, Salam se da cuenta de que las ideas de Assi podrían llevarle a un ascenso como guionista. Su carrera creativa empieza a despegar pero, también, sus problemas. De un lado, Salam es forzadopor Assi a acomodar el guion para que los judíos salgan mejor parados en la telenovela; algo que del otro lado, del de la producción, se considera una cesión al enemigo.

“Hay quien dice que el conflicto israelí-palestino es la telenovela más larga de la historia”

“Lo que me gusta de los culebrones, y es muy beneficioso para mi película, es que no hay subtexto, los personajes pueden decir lo que quieran. Para mí era perfecto porque me ofrece muchas cosas. Existe el humor, que sostiene la película porque las escenas del culebrón son divertidas. Pero también me permite tratar los asuntos graves sin filtro. Puedo hablar de antisemitisimo, de sionismo, de la ocupación… Todos estos tabúes que si haces una película convencional son difíciles de tocar, pero no en las telenovelas. Los personajes pueden expresarse libremente e incluso ser excesivos. Son mi vehículo para la comedia y la política”.

Zoabi, incluso, lleva el terreno de la telenovela más allá y trata de aplicarla a la vida real. “Hay quien dice que el conflicto israelí-palestino es la telenovela más larga de la historia. Al final de la película, la realidad y el culebrón comienzan a mezclarse. Me gusta la idea de que las barreras comiencen a ser borrosas porque el propio conflicto lo es”, manifestó.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla