Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,14
Dólar Ahorro/Turista $214.73
Dólar Blue $239,00
Euro $135,24
Riesgo País 2434
Espectáculos |ESTRENO EN LA PANTALLA GRANDE
“Camila saldrá esta noche”: adolescentes en crisis en un mundo hostil

La cuarta película de Inés Barrionuevo, que llega a salas el jueves, vuelve a poner en escena los problemas de los jóvenes

“Camila saldrá esta noche”: adolescentes en crisis en un mundo hostil

En el centro, Camila, ensayando la adaptación a una nueva escuela en “Camila saldrá esta noche”

24 de Mayo de 2022 | 05:24
Edición impresa

Inés Barrionuevo, directora de “Atlántida”, “Julia y el zorro” y la premiada “Las motitos”, vuelve con “Camila saldrá a la noche”, su cuarto largometraje, estreno de este jueves en salas, a un universo que parece haberla atrapado: los adolescentes.

“Cuando escribo los guiones, armo personajes con un conflicto. Y hay algo que es agregado en el mundo adolescente donde, simplemente por tener la edad que tienen, ya tienen un conflicto muy grande. Y además les podés agregar los conflictos de amor, de iniciación, de familia, pero ya cuando se plantan en el mundo, ya es… un quilombo. Por eso me parecen fascinantes, por eso me gustan tanto: porque ya de por sí están atravesando una tormenta, provocan esa fascinación de querer seguirlos”, explica la recurrencia la cineasta cordobesa, que en su nueva película sigue a Camila (la debutante Nina Dziembrowski) a lo largo de un proceso de maduración y empoderamiento que se desata cuando se ve obligada a mudarse de La Plata a Buenos Aires y cambia una escuela secundaria pública liberal por una institución privada y católica, donde encuentra resistencias y dificultades.

Pero a pesar de la temática común de la película estrenada en el Festival de San Sebastián con el resto de su filmografía, Barrionuevo cuenta en diálogo con EL DIA que “Camila…” “no nació como mis dos primeras películas, que nacieron a partir de una motivación personal”, sino a partir de una especie de encargo: había una película que tenía financiación y un guión (de Andrés Aloi), pero se quedó sin director. La producción convocó a Barrionuevo, que tuvo que trabajar con la presión de cumplir los plazos pautados antes de la crisis de la película, pero aún así propuso reescribir la película. En cuestión de semanas, Barrionuevo tuvo que entregar su versión, para luego trabajar el guión final junto a Aloi.

Es que “el proyecto estaba más enfocado en el mundo del bullying, con lo que yo no sentía tanta conexión, y quería aprovechar para retratar un mundo adolescente contemporáneo, algo que me motivaba, estos adolescentes que se paran, dicen lo que sienten, actúan”, explica.

Para Barrionuevo, las nuevas juventudes suponen un cambio profundo respecto a las generaciones anteriores. “En el rodaje decíamos que estos jóvenes nos generan mucha envidia”, cuenta entre risas. A raíz de los acontecimientos y luchas de los últimos cinco años, “una cortina se abrió, de repente nos dimos cuenta de un montón de cosas, y estos chicos ya se criaron en ese marco, entonces tienen cosas naturalizadas de una manera que es increíble”. Aunque, avisa, “hay que entender que esas circunstancias tienen que ver con luchas y libertades que se ganaron antes”, lo cierto es que “vienen con otro chip”.

Camila se muda de La Plata a Buenos Aires, y de una escuela pública a una privada

 

Y para Barrionuevo, esas nuevas juventudes no estaban apareciendo en la pantalla. “Se representó durante mucho tiempo a los adolescentes como apáticos, decían una palabra cada tres minutos… Y eso es algo que nunca me representó, me parecía una cosa muy urbana, muy citadina, de Buenos Aires: yo me críe en Córdoba, pasábamos los veranos en el campo… éramos como más efervescentes”.

El pasaje de Camila de La Plata a Buenos Aires, hacia otra forma de vivir la adolescencia, donde su fuerte temperamento encontrará resistencias y castigos, tiene que ver con esa diferencia: “Se ve poco, pero creo que funciona muy bien: con dos escenas que aparecen esos chicos de esa escuela pública que no es de Buenos Aires, ya se nota mucho la diferencia”, dice al respecto la cineasta.

La película llega a las salas argentinas en el marco de una presencia casi abrumadora de las producciones hollywoodenses en la grilla, un marco en el que a pesar de la legislación que establece una cuota de pantalla para la producción local, al cine nacional le cuesta encontrar espacio. Y espectadores.

“Ya sabemos lo que son los números del cine argentino”, comenta al respecto Barrionuevo. “Pero sin sonar elitista, las películas también tienen un mundo que son los festivales, y de repente en los festivales la película la vieron 200 mil personas, y no solo cinéfilos. Y eso no se cuantifica en números”.

“Los complejos multisalas, para nuestro tipo de películas, creo que hay que repensarlos, porque si no hay muchísima frustración”, cierra la directora. “¿Yo qué quiero para mi película? ¿Que esté ahí compitiendo con Batman? Es una pregunta que me hago todo el tiempo. Creo que hay que considerar los festivales como lugares de espectadores, lugares donde además hay un interés, hay una devolución…”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla