Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $99,51
Dólar Ahorro/Turista $164.19
Dólar Blue $153,00
Euro $117,20
Riesgo País 1547
La estética del cómic invade las salas de cine

Con dirección de Robert Rodríguez se estrena "La Ciudad del Pecado"

4 de Agosto de 2005 | 00:00
De la mano del cineasta Robert Rodríguez y el historietista Frank Miller llegará hoy a los cines platenses "La Ciudad del Pecado", un filme que marca un hito a la hora de trasladar un cómic a la pantalla grande. También se estrenan "Charlie y la fábrica de chocolate" y "El viento" (ver aparte).

El realizador mexicano y el autor estadounidense no dejaron nada librado al azar, ya que consiguieron un reparto de notables figuras, una historia fuerte y un diseño visual pocas veces visto.

La cinta está basada en la historieta homónima, en la que Miller recreó el espíritu de las novelas policiales y los "film noir" de los años 40 y 50.

Bajo supervisión del propio autor, Rodríguez encaró la titánica tarea de llevar algunas de las historias del cómic al cine. Para eso, creó un diseño de arte de vaguardia, que permitió reproducir la estética en blanco y negro del original y reunió a un elenco que incluye a astros de la talla de Bruce Willis, Benicio del Toro y Mickey Rourke.

Al igual que "Pulp Fiction" y "Kill Bill"; cuyo director, Quentin Tarantino, participa en la producción en calidad de "director invitado"; "Ciudad del Pecado" narra de forma no cronológica una serie de episodios que transcurren en una urbe degradada por el crimen, la corrupción y la injusticia.

La historia que abre el filme es la que tiene como protagonista a Hartigan (Bruce Willis), último policía honesto de la ciudad y a quien, debido a problemas cardíacos, le quedan unas pocas horas antes de su retiro.

Pero Hartigan irá tras la pista de un asesino y violador de niñas que ha estado acechando a la ciudad desde hace meses y sin que nadie intervenga, debido a sus importantes contactos con las altas esferas de la política. De esa forma, el uniformado encontrará al criminal y salvará a la pequeña Nancy.

Aunque su intervención le costará demasiado cara. La segunda historia será la de Marv (un irreconocible Mickey Rourke), un matón enorme con una fuerza sobrehumana y buen corazón que buscará vengar la muerte de una prostituta que le había entregado su amor en una noche de lujuria.

Sospechoso principal del crimen, Marv deberá evadir a la policía -y luchar contra sus propios delirios- hasta llegar al sádico caníbal (Elijah Wood) que se dedica a matar mujeres, mientras comparte su "hobby" con un poderoso cardenal (Rutger Hauer).

El tercer episodio de "La Ciudad del Pecado" es el más "tarantinesco" de todos. Aquí la historia se centra en Dwight (Clive Owen), un hombre duro con un singular sentido del honor y la justicia que persigue a Jackie Boy (Benicio del Toro), ex novio golpeador de la camarera Shelley (Brittany Murphy).

Jackie Boy y sus amigos terminan en medio de la Ciudad Vieja, un territorio controlado por Gail (Rosario Dawson) y su banda de meretrices asesinas. Cuando el matón intenta propasarse con una de las "chicas", una prostituta ninja lo mata sin piedad.

Pero el problema surge cuando Dwight y Gail descubren que Jackie es policía, y que su muerte podría acabar con la paz de la Ciudad Vieja. A partir de allí, la misión será deshacerse del cadáver. Pero el capo mafia Ma nute (Michael Clarke Duncan) tratará de aprovechar la situación para obtener el control del negocio de la prostitución.

El último capítulo del filme volverá a mostrar al detective Hartigan, diez años después y recién salido de la cárcel, mientras busca proteger a una sexy Nancy (Jessica Alba) de un deforme sádico de piel amarilla.

Con una estética impresionante, en blanco y negro y con gran parte de los escenarios generados por computadora, "La Ciudad del Pecado" tiene todos los elementos para ser considerada una de las películas del año.

Una muy buena dirección, excelentes actuaciones, un diseño de arte para quedarse con la boca abierta y una serie de historias tan fuertes y violentas como cautivantes redondean una producción con una originalidad y una calidad cada vez menos frecuentes en el cine de Hollywood.

EL DESAFIO DE RODRIGUEZ

Llevar "La Ciudad del Pecado" de las páginas de la historieta de Frank Miller a la pantalla grande no fue una tarea fácil para el cineasta Robert Rodríguez.

Aunque el mexicano no se dejó asustar por el desafío y terminó con un filme que sobresale tanto en sus logros técnicos como en adaptación de una historia de otro medio a la pantalla grande.

El primer escollo que enfrentó el realizador de filmes como "El Mariachi" y "Mini Espías" fue el propio autor del cómic. Es que Miller no quería que nadie "tocara a su bebé", una de las historietas más aclamadas de las últimas décadas.

"Me pareció que no iba a funcionar, que la industria del cine -tal como yo la entendía- sería incapaz de procesar mi material sin convertirlo en algo que no era", explicó el escritor respecto de su poco interés por ceder los derechos de "La Ciudad del Pecado" para hacer un largometraje.

Pero Rodríguez fue muy insistente. Y abordó a Miller con una propuesta difícil de rechazar. Su objetivo sería trasladar, y no adaptar, algunas historias de "La Ciudad del Pecado" al cine.

Por eso, el cineasta le ofreció al escritor, sin ningún compromiso, filmar la secuencia inicial del filme y seguir adelante sólo si el sentía que su obra estaba siendo respetada.

El autor no sólo quedó conforme, sino que fue invitado a ser el codirector de la producción. Y hasta terminó calificando a la película como "la traslación más fiel de la historieta al cine que jamás se haya visto".

Para conservar el estilo del original hasta los más mínimos detalles, Rodríguez decidió filmar la película con actores sobre una "pantalla verde", para añadir más tarde los escenarios a través de técnicas digitales.

Después de que los actores filmaron con fondos vacíos, el equipo de efectos diseñó cuidadosamente los mundos que habitaban, basándose en los libros de Miller.

El resultado es un filme que conserva el espíritu de la historieta que le dio origen, que respeta el guión del cómic hasta el más mínimo detalle y cuya apariencia visual coincide totalmente con la de la obra en la que está basada.

"Cuando leí los libros, me pareció que eran fantásticos tal como se los veía. Me encantó que el diálogo no sonara como el diálogo de una película, que lo visual no se pareciera a nada de lo que estamos acostumbrados a ver en el cine".

"Yo deseaba llevar a la pantalla la visión de Frank tal como era, no hacer la 'La Ciudad del Pecado' de Robert Rodríguez. Sabía que con la tecnología que yo ya conocía -iluminación, fotografía, efectos visuales- podríamos lograr que se viera y se sintiera exactamente igual a los libros", explicó Rodríguez sobre su búsqueda artística a la hora de filmar la producción.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla