Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Insólita boda del martes 13

Un ex carcelero y una presa de Córdoba desafiaron supersticiones y contrajeron enlace en el Registro Civil de Villa María. La historia de amor


Desafiando supersticiones y convenciones un ex guardicárcel y una convicta se casaron ante la jefa del Registro Civil de la ciudad cordobesa de Villa María ayer, martes 13 y a las 13.

Carlos Oviedo, de 45 años, se acogió al retiro (jubilación) para ligar su vida a Mirtha Figueroa, de 42, ya que como agente del Servicio Penitenciario estaba impedido legalmente para contraer nupcias con su ahora esposa, convicta que cumple una condena de 13 años.

La relación entre Carlos y Mirtha comenzó hace tres años y medio a través de un hermano de Oviedo que se encontraba preso y había comenzado una relación epistolar con Figueroa, según la historia de amor que ellos mismo relataron a La Voz del Interior.

"Ella me había visto en algunas oportunidades y mandó a decir por mi hermano que gustaba de mí y desearía tener algo conmigo. De esa forma nos fuimos conociendo", recordó el feliz esposo.

Aclaró que "le decía a mi hermano lo que quería que le escribiera de mi parte, ya que por mi trabajo no podía tener contacto personal ni por carta con ella", aunque a lo largo del noviazgo, pudieron tener algún contacto físico.

Pero la condición de guardiacárcel del novio seguía siendo un impedimento, lo que determinó a Carlos para que según cuenta, como "ya tenía los años para jubilarme, me retiré".

"A partir de allí pude ingresar a la cárcel como un civil, previamente a hablar con los jefes, a quienes les agradezco mucho haberme dejado entrar" manifestó el ex carcelero, quien en Mirtha encontró a una mujer "con mucho amor para dar".

Los novios formalizaron su relación ante la jefa del Registro Civil en el gabinete criminológico de la cárcel de Villa María, a 150 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba y desde las 19 de hoy, hasta las siete de mañana, vivirán su noche de bodas en una habitación para encuentros conyugales.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla