Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

El avispero político ya empezó a moverse en River

Renunciaron dos hombres cercanos a Aguilar. La mira está en 2009

Con las renuncias ya confirmadas de los dirigentes Mario Israel y Héctor Grinberg a sus cargos de secretario general y tesorero de River, respectivamente, se abre definitivamente la carrera política en el club, que culminará allá por diciembre de 2009, cuando se celebren las elecciones para renovación de autoridades.

Ambos directivos, históricos del oficialismo, continuarán como miembros de la comisión directiva en calidad de vocales y no se abrirán del bloque oficialista. Su alejamiento de los cargos obedece a un proceso de "desgaste", después de muchos años de trabajar en la conducción del club. Ya desde hace tiempo se hablaba en River de una parcial renovación de las estructuras de mando en la institución y estas renuncias no son otra cosa que un primer paso, en el que también tiene influencia el proceso electoral que comienza a abrirse, y donde el oficialismo busca acomodarse de la mejor forma.

Estas renuncias no tendrían nada que ver con una crisis desatada por cuestiones como las ventas de Mateo Musacchio y Augusto Fernández, como se dijo en varios medios, sino con movimientos ya previstos con anterioridad. El presidente José María Aguilar señaló que "se trata de dos amigos míos, de mi extrema confianza. Hablaron conmigo y me dijeron que esta era una buena chance para que yo me pudiera sentir liberado para actuar como yo crea más conveniente. Ya lo habíamos conversado en su oportunidad y ellos consideraron que este era el momento, cuando ya se cerró el balance y el club está en un período de paz."

Según dijo Aguilar en declaraciones al programa "Un buen momento", de radio La Red, "el club necesitaba rotar. Este no es un club de fútbol, es una ciudad, tiene muchísimas facetas. Y tanto la secretaría como la tesorería tienen un desgaste muy grande. Los dos sintieron que se abría una etapa en la que podían hacer un punto y aparte, me lo plantearon y yo me voy a tomar un par de días para reflexionar sobre este ofrecimiento de dos colaboradores muy cercanos a mí y que hicieron muy bien las cosas. Seguramente River va a seguir funcionando de la mejor manera, con aires nuevos, con gente con apetencias y que puede crecer. Una oxigenación viene muy bien."

Esto, más otras cuestiones incluidas el desgaste de tantos años al frente del club, hizo que se produjeran estas renuncias. Llamativa es la de Mario Israel, quien siempre fue el segundo hombre en importancia en cuanto a toma de decisiones en River, detrás de Aguilar.

POLITICA EN EBULLICION

Lo que hay que saber, además, es que esta movida forma parte de la readecuación del tablero político de River de cara a las elecciones de 2009. Algunos comentan que el propio Grinberg piensa lanzarse como candidato. Por otro lado, desde el grupo más cercano a Aguilar ya están pensando en qué candidato apoyar con el "aparato" del oficialismo. Aguilar ya dijo que no se presentará, aunque nunca se sabe. Por las dudas, el nombre que asoma es el de Rodolfo Cuiña.

Desde otros sectores, algunos ya han anunciado su candidatura, como Rodolfo D'Onofrio, Antonio Caselli y el ex presidente Hugo Santilli. Aquí hasta hay una especie de reyerta familiar, porque Darío Santilli, hijo de Hugo, también quiere ser candidato, pero por una franja diferente a la de su padre. Y claro, sobrevuela el nombre de Daniel Passarella, quien en silencio arma su estructura.

Algunos dicen que estatutariamente Passarella no está en condiciones de presentarse. El estatuto dice que para poder aspirar a la presidencia hay que haber permanecido un mínimo de dos años sin haber sido empleado del club. Passarella fue técnico de River hasta noviembre de 2007. Las elecciones son en diciembre de 2009 y aquí se cumpliría el plazo, pero algunos sostienen que los dos años se cumplen el día de cierre de los padrones. Esto será en junio de 2009 y no en diciembre, por lo que no le cerrarían los números al ex entrenador. Esto será motivo de alguna cuestión judicial llegado el momento. Pero lo concreto es que la política de River ya entró en ebullición.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla