Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Los riesgos y medidas de prevención

"Si bien diez minutos al sol son buenos para la producción de vitamina D, el exceso de exposición sin protección no sólo daña la piel sino que además genera otros riesgos, porque el sol funciona como inmunosupresor, y al bajar las defensas es frecuente el desarrollo de herpes y otras infecciones", advirtió la doctora Patricia Rafti, jefa de Dermatología del Hospital San Martín de nuestra ciudad.

En este marco, los especialistas recomiendan no estar al sol entre las 10 y las 16; usar protección solar factor 30 o mayor desde 20 minutos antes de la exposición -inclusive los días nublados- y reponer cada dos horas.

Con respecto a los bebés de menos de seis meses, se indicó que no pueden utilizar productos protectores, y por lo tanto no deben estar al sol.

Otros consejos son aplicar cremas post solares, con vitamina A o con aloe vera, pero no usar las hojas de esta planta directamente sobre la piel, porque puede agudizar la quemadura, y evitar el uso de preparados caseros, dentífrico, mentol o menta para refrescar la zona.

Si la quemadura de sol forma ampollas no hay que pincharlas, sino dejar que evolucionen por sí mismas hasta desaparecer. Los especialistas advirtieron también que medicamentos como los antihipertensivos o antibióticos como las tetraciclinas (de uso frecuente contra el acné) son fotosensibles y pueden agudizar las quemaduras.

También se indicó que en todos los casos de quemaduras por el sol hay que consultar al médico, pues algunas requieren tratamiento con antihistamínicos o cremas que contengan antibióticos.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...