Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
NOCAUT. “ME DESPERTÓ RASIC, YO ME ACUERDO DE LA VOLEA Y NADA MÁS; ‘¡GOL, GRITALO!’”, ME DIJO

Contín, el juvenil que con su gol fue tendencia en Twitter

El correntino que se sumó a la lista de goleadores del Lobo

ROSARIO
ENVIADOS ESPECIALES

Leandro Nicolás Contín, el Tanque, para quienes lo conocen de las inferiores, aseguró el triunfo de Gimnasia en el partido de ayer como visitante de Central, en el Gigante de Arroyito. Con el gol, que no alcanzó a festejar, el juvenil que entró a la cancha con la camiseta número 40 llegó a ser tendencia en Twitter, junto a Matías Noble, el pibe que se sufrió una grave lesión.

¿Quién es Contín? Fue la pregunta que muchos se hicieron cuando ingresó en lugar de Franco Niell, y se multiplicó en el instante que capturó un centro de Facundo Castillón y firmó el 1 a 0 que hizo ganar al Lobo en una cancha donde no festejaba desde el año 2008.

Contín nació el 7 de diciembre de 1995 en Nuestra Señora del Rosario de Caá Catí, capital del departamento General Paz, a 126 kilómetros de la ciudad de Corrientes. El atacante de 20 años empezó jugando en el club Sol Naciente, de su pueblo, donde se consagró como goleador. Eso le permitió ganarse una prueba en 2013 para incorporarse a Gimnasia, a cuyas inferiores se incorporó al plantel de quinta división.

Rápidamente saltó a reserva, y a mediados de 2015 firmó su primer contrato como profesional, juntamente con Nelson Insfrán (arquero), Nicolás Ortiz (defensor), Gustavo Mendoza (volante) y Emanuel Zagert (delantero).

Con Pedro Troglio DT, Contín ganó protagonismo en forma paulatina, y ni bien Gustavo Alfaro se hizo cargo lo hizo debutar entrando en la victoria frente a Quilmes.

En la víspera volvió a entrar, y fue quien se encargó de romper el silencio en el Gigante al conectar un centro lanzado desde la derecha por Castillón. Lo curioso fue que no lo celebró, porque se quedó tendido, aunque no fue consecuencia de la emoción sino de un golpe.

“Me acuerdo de la volea, después nada más. Me despertó Rasic, diciéndome: ‘¡gol, gritalo!’”, confesó después en la zona de vestuarios, y contó que al impactar la pelota sufrió un golpe en la cabeza contra un marcador”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...