Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Plata, una ciudad con su agenda dormida

Por SERGIO R. PALACIOS

La Plata, una ciudad con su agenda dormida

SERGIO R. PALACIOS (*)

22 de Noviembre de 2018 | 01:18
Edición impresa

Todos los días vemos el estado de la ciudad. El juicio de nuestros ojos podría dictaminar que es entre malo y muy malo: calles rotas o mal emparchadas, trafico donde manda la anomia y no los semáforos, autos abandonados o quemados dentro y fuera el casco urbano, basura tirada por veredas y calles, alumbrado público encendido de día y apagado por la noche, entre otros “detalles”.

La ciudad está cada vez peor; pero cuidado, este panorama ya tiene años debido a una lenta pero constante decadencia, no achacable sólo a la gestión actual, aunque si tiene responsabilidades, fundamentalmente en la somnolencia evidente que la ciudad vive. Tenemos un grave problema de sostenibilidad y de agenda para lo inmediato y el futuro.

Pensemos que la provincia de La Pampa y Santa Cruz juntas tienen una población de 687.841 habitantes con presupuestos en 2018 por $29.694.949.096 y $ 43.460.500.489 respectivamente. Ahora, recordemos que el partido de La Plata tiene una población que supera los 800.000 habitantes con un presupuesto de 2018 que asciende a $ 6.321.135.960.

Sumadas dos provincias con sus estructuras políticas, administrativas y presupuestarias deben ocuparse del destino de 112.159 personas menos que la ciudad de La Plata con el presupuesto y estructura de un municipio.

Alguien podrá decir que La Plata tiene esa cantidad de habitantes en un reducido espacio de 926 km². Pero en un país subdesarrollado con bajo ingreso per cápita el aumento de población y demandas no absorbidas por la economía se traducen en presión sobre el Estado y aumento de pobreza y marginalidad por necesidades básicas insatisfechas. Si la hipotética observación tuviese bases, La Matanza no sería el caso paradigmático de concentración de población que coincide con mayor nivel de pobreza.

“Hasta aquí, se aprecia una gran falta de creatividad y ninguna estrategia coordinada con los centros de conocimiento”

 

Por esta razón es que La Plata como ciudad y partido no puede dormir con su agenda.

Su población es mayor que la de muchas provincias y como muestra el ejemplo supera en 112 mil personas a las de La Pampa y Santa Cruz juntas.

Tenemos un claro problema de “sostenibilidad” ya que el Municipio -cualquiera fuese la gestión política- parece estar lejos de tener capacidad para afrontar la explosión poblacional y mucho menos el anárquico crecimiento. Este último, tironeando desde dos puntas: la periferia y los 129 asentamientos donde vive el 10 % de la población sin red cloacal y agua potable que marca una situación de pobreza extrema; y del otro lado, un muy reducido negocio inmobiliario que concentra la inversión en pocas manzanas en lugar de extenderlas en el amplio territorio del partido, aun a costa del patrimonio cultural en desintegración.

Una ciudad con posibilidades de desarrollo por el nivel de conocimiento accesible para su población con muchas universidades radicadas dentro de su geografía, no puede tener una agenda dormida. La Plata no puede limitarse al desarrollo de grupos reducidos ya que ese modelo es el que profundiza el subdesarrollo y una ciudad no sostenible.

Hasta aquí, se aprecia una gran falta de creatividad, ninguna estrategia coordinada con los centros de conocimiento y menos aún gestión asociada a los paradigmas que marca el presente siglo para las ciudades modernas.

Si alguien preguntara cual es la idea de ciudad para los próximos 20 años, descubriríamos que desde las gestiones políticas difícilmente encuentren líneas referidas al corto, mediano y largo plazo.

También debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Con 800 mil habitantes, es posible administrar desde una estructura con grandes limitaciones y salarios muy por debajo de la media en Provincia y Nación? La pregunta invita a un debate que se debe afrontar.

Pero, por ahora debemos decir que esto que llamamos municipio es lo que hay. Por ello, deben agudizarse al máximo la definición de una agenda viva, dinámica, adaptada a la sostenibilidad –económica, social y ambiental- como plataforma de pensamiento de las gestiones políticas. Esta agenda debe maximizar la idea de desarrollo territorial para las inversiones. No limitarse a una pequeña geografía donde el máximo precio del metro cuadrado sea quien gobierne nuestra otrora prometedora polis.

 

(*) Abogado. Prof. de Economía Política. Derecho, UNLP.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla