Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Novedades en la pantalla chica

“Mowgli”: bienvenidos a la jungla

Una nueva cinta basada en “El libro de la selva” en dos años ofrece una versión oscurísima de la historia de Kipling. Mañana, en Netflix

“Mowgli”: bienvenidos a la jungla

Escena de la nueva adaptación de “El libro de la selva”, que se estrena mañana en Netflix / Netflix

“Mowgli: relatos del libro de la selva”, estreno que Netflix prepara para mañana, es la segunda película en dos años en base a “El libro de la selva”, de Rudyard Kipling, luego de que Jon Favreau encabezara la exitosa cinta homónima para Disney en 2016. Pero la apuesta de Netflix es mucho más realista, oscura y fiel a la obra original de Kipling, promete Andy Serkis, el rey de la captura en movimiento, responsable de los movimientos de César en “El Planeta de los Simios” y de Gollum en “El Señor de los Anillos”, que en esta oportunidad se pone detrás de cámara por segunda vez.

La película “es una versión del libro de Kipling, no de la película de Disney de 1967”, aclaró el director y actor de esta nueva adaptación cinematográfica, Serkis. “Cuando se habla de ‘El libro de la selva’, todo el mundo piensa en la película de dibujos, pero nadie lo relaciona con la obra original, que no es una versión tan idílica e infantil, sino más oscura”, señaló el director.

Eddie Marsan, quien da vida a Vihaan, el lobo que adopta a Mowgli al comienzo de la historia, dijo al respecto que “no trata de ser como la versión de Disney, sino de explorar temas más profundos”.

Por ejemplo, el filme tiene como temas de fondo la guerra y la influencia del hombre en la naturaleza. “Todos somos conscientes de que a diario destruimos nuestro planeta y sentimos que podemos hacer algo al respecto, pero al mismo tiempo hemos alcanzado un punto en que se nos escapa”, opinó Serkis, quien también toca en su filme la cuestión de los refugiados: el tema central es el viaje de Mowgli, atrapado entre dos mundos, hacia el descubrimiento de su propia identidad. “Hay millones de refugiados actualmente en el mundo. Gente que siente que nació en un país pero en realidad es de otro, inmigrantes. Hay un gran sentido de identidad, de búsqueda, y creo que la gente se sentirá identificada”.

SIN EDULCORANTE

Así, “Mowgli” “es una versión más visual, más emotiva, más oscura. Hay una tristeza desgarradora pero también redención. No está edulcorada de ninguna manera. Es una forma más auténtica de contar la historia”, asegura Marsan.

Entre otros aspectos, este lado “oscuro” de la cinta se evidencia con la actuación del propio Serkis, quien interpreta a un oso Baloo que ni canta, ni se rasca en un árbol, ni busca “lo más vital”, como el que encarnara Phil Harris en la original y Bill Murray en la reciente adaptación live action.

“La construcción de Baloo es más cercana al libro, por eso, aparece como una especie de sargento cuya función es entrenar a los lobos para que puedan sobrevivir en la jungla”, explicó Serkis.

Cuenta la historia que a punto de cerrar el proceso de casting, todos los actores estaban elegidos excepto el que daba vida al oso. “Entonces los productores se miraron y dijeron: ‘Andy, parece una locura pero tú estás acostumbrado a personajes con captura de movimiento (la tecnología utilizada para “pegar” los gestos y movimientos de los actores en los rostros y el cuerpo de los animales, una técnica por la que Serkis es famoso, gracias a los mencionados roles como César y Gollum). Deberías interpretarlo”, relata.

Aunque Baloo se caracteriza en la versión animada por sus alegres canciones y su relajada filosofía de vida, Mowgli: La leyenda de la selva presenta una cara más oscura del personaje. “Es más un instructor militar que un oso feliz que come miel”, bromea el director.

Dentro de la ficción, “Mowgli” pretende mostrar la historia del joven indio desde un punto de vista más realista que el de otras adaptaciones como la que hizo Disney en 2016, así como reflejar la parte psicológica de los personajes.

No obstante, la narración es la de siempre: un niño criado por una manada de lobos y en un contexto fuertemente marcado por las reglas de la jungla tendrá que aceptar sus orígenes y enfrentarse al temible tigre Shere Khan (Benedict Cumberbatch).

La excepcionalidad radica, en palabras de Serkis, en que “la historia es contada por los ojos de Mowgli y de los animales”, lo que justifica que la mayoría de las escenas sean primeros planos de la mirada de los protagonistas en lugar de imágenes generales de la jungla.

Protagonizada por Rohan Chand, esta nueva versión más “oscura” y menos edulcorada que la conocida por el gran público reúne a todo un elenco de estrellas de la talla de Christian Bale, Cate Blanchett y el mencionado Cumberbatch.

“Mowgli” es una versión más más oscura, sin edulcorante, de la historia de Kipling

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...