Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Gastón Marioni se llevó dos estatuillas como director

Los Premios Hugo galardonaron a dos producciones con sello local

En la noche del musical, premiaron a las creaciones integrales del Coliseo, “Cuentos de la selva” y “Cantando sobre la mesa”

Los Premios Hugo galardonaron a dos producciones con sello local

Marioni se llevó dos Hugo a la casa como director

El segundo año de los Hugo Federales, los premios al teatro musical de todo el país, volvieron a poner en lo más alto de su consideración a las obras producidas por el Coliseo Podestá.

“Cuentos de la Selva”, el musical infantil que se mostró en el histórico recinto en las últimas vacaciones de invierno, fue galardonada con el Hugo a mejor dirección, mientras que “Cantando sobre la mesa”, la primera producción integral del Coliseo, presentada en la Ciudad en 2016, ganó tres estatuillas, convirtiéndose en la segunda obra más ganadora de la noche, detrás de la gran galardonada, “Sunset Boulevard”, con 14 premios.

Fue por lo tanto una velada redonda para Gastón Marioni, en su doble rol de director de ambas piezas y de director del Podestá, teatro que bajo la órbita de la Secretaría de Cultura a cargo de Gustavo Silva, se lanzó hace dos años a producir sus propias obras.

Marioni pasó la noche de los Hugo subiendo al escenario, tras ganar como director en musical infantil por “Cantando sobre la mesa”, subir a recibir el premio a mejor libro de musical infantil para el texto escrito por Hugo Midón, y ser galardonado también como director de obra musical por “Cuentos de la Selva”, repitiendo el premio que ganó el año pasado por “Canciones para mirar”, otra producción del Coliseo, que en aquella ocasión homenajeó la obra de la recordada y maravillosa María Elena Walsh.

“Cantando sobre la mesa”, además, fue reconocida con el premio a mejor interpretación masculina en musical infantil, galardón que recibió Martín Ruiz y que totalizó los tres premios para la obra que muestra su tercera temporada en Buenos Aires, en el Centro Cultural 25 de Mayo.

“Estábamos cantando sobre la mesa, literalmente”, se ríe Marioni, y cuenta que “fue muy emocionante subir a recibir un premio del que lleva el nombre del premio”: Hugo Midón es el hombre que da nombre a los galardones, “un referente de mi infancia, de mi dramaturgia, de la poética que me gusta para pibes”.

TRASCENDER

Los premios para “producciones de las que forman parte un montón de platenses, una orquesta de músicos locales, muchos actores de La Plata”, agrega el director, demuestran que esas obras han “trascendido”; y “que hayan trascendido y nos representen producciones creadas acá, con un texto elegido acá, el vestuario confeccionado acá, las coreografías ensayadas acá, la escenografía martillada acá, muestra que en La Plata tenemos espectáculos de mucha calidad y artistas muy talentosos, y demuestran que valió la pena el proyecto de las producciones originales del Coliseo”.

Para Marioni, el reconocimiento a las producciones integrales del emblemático teatro platense, que se dio no solo en los Hugo, que premiaron en la velada de los Hugo dos obras del Coliseo, sino también en los pasados Estrella de Mar, que reconocieron la temporada marplatense de “Cantando sobre la mesa”, se basa en lo planteado inicialmente: el plan era “prestigiar el teatro para chicos, no desprestigiarlo”, construyendo espectáculos “a conciencia” y “con profesionalismo”.

“Me dedico hace muchos años al teatro para chicos, y a veces hay una falta de conciencia y profesionalismo muy grande sobre el trabajo para chicos y chicas, y eso va en detrimento del teatro infantil: siempre me llama la atención que en vacaciones de invierno aparezcan cien producciones para chicos, pero el resto del año, ¿qué pasa con la investigación, la profundización, la difusión? La falta de periodicidad en el laburo hace que no se profesionalice”, analiza Marioni.

Pero, agrega el director, “en estas tres producciones del Coliseo se le dio un enfoque sumamente profesional”, reflejado, por ejemplo, en la decisión de tener músicos en vivo sobre el escenario: “Queríamos permitirles a los chicos y chicas el placer de disfrutar la experiencia visual y plástica de ver un musical con los músicos tocando en vivo, que no tiene nada que ver con una pista que corre con la gente cantando arriba. Esto me parece que hace que el producto sea de la mayor calidad que podemos lograr”.

“Cantando sobre la mesa” se llevó tres Hugo por dirección, libro e intérprete de musical infantil

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...