Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Panorama económico

2019 comenzó mejor de lo esperado

2019 comenzó mejor de lo esperado

Por: Norberto Sosa (Director de IEB)

En lo que respecta a la economía global, 2019 comenzó con una luz amarilla debido a que existe un consenso acerca que el nivel de crecimiento se está desacelerando, entre otros motivos por un cambio de ciclo en la liquidez, debido a que los bancos centrales de Estados Unidos y de Europa están en proceso de contracción de la oferta monetaria.

Sin embargo, en las últimas semanas se han generado dos señales positivas. Por un lado, el titular de la Reserva Federal de Estados Unidos ha modificado su discurso generando la expectativa que el aumento en la tasa de interés en 2019 sería menor al esperado. Paralelamente, desde la cumbre de Trump y Xi-Jinping en el marco del G20 en Buenos Aires, se ha generado un clima más componedor en las fricciones comerciales entre ambas potencias.

En este contexto, el mercado de acciones de EE.UU. recuperó al menos la mitad de la abrupta caída registrada durante diciembre. Hacia adelante, se instala un escenario donde por las restricciones comentadas inicialmente es difícil esperar nuevos máximos, pero al mismo tiempo se redujeron los argumentos para proyectar una caída con la virulencia de diciembre. Por lo tanto, podría ser un escenario muy conveniente para los mercados emergentes en general.

La Región

Más allá de los debates ideológicos y de algunas posiciones no muy componedoras de Bolsonaro, su triunfo en Brasil ha generado expectativas favorables sobre el mercado financiero y el ritmo de crecimiento económico. Paralelamente, el campo en Brasil estaría sufriendo una sequía que le costaría entre 5 y 10 millones de toneladas en su producción de soja. Por lo tanto, el efecto positivo de Brasil sobre Argentina, al menos en el corto plazo, es doble. Se estima que cada punto de crecimiento de su PBI arrastra un crecimiento del PBI de Argentina de un cuarto de punto. Paralelamente, la menor producción de soja en Brasil, impulsa al alza su precio en un año donde la cosecha de Argentina podría ser 10 millones de toneladas superior a la anterior temporada, en la medida que no continúen las lluvias.

La Política de Argentina

El año electoral incorpora incertidumbre sobre la economía. De acuerdo a los analistas políticos, hasta el momento la contienda electoral se proyecta entre la reelección de Mauricio Macri y el regreso de CFK. El escenario es visto por los analistas financieros como dicotómico. Si bien la actual conducción ha tenido tropiezos en el manejo de la economía y que más allá del paraguas que otorga el FMI existen desafíos importantes, los riesgos lucen relativamente acotados en el caso de una reelección del actual presidente. No es el mismo panorama el que se proyecta en el caso de un retorno de CFK. La administración anterior no fue muy amiga de los mercados y dejó algunas cicatrices. Por recordar algunos temas, el cepo que no permitía a los inversores extranjeros recibir sus utilidades, la nacionalización de YPF y la modificación de la ley de mercado de capitales, la cual daba a la Comisión Nacional de Valores poder casi ilimitado para intervenir los directorios de las empresas con cotización pública. En fin, como dice el refrán, quien se quema con leche ve una vaca y llora. Por lo tanto, más allá de la simpatía política que tenga cada lector, el denominado escenario dicotómico genera un cierto nivel de incertidumbre, más aún desde la mirada de los inversores internacionales

La Economía

Pese al nivel de incertidumbre que genera la política local, el mejor clima internacional ha ayudado para que el riesgo país caiga en los primeros días de enero, todo lo que había aumentado durante diciembre. Paralelamente, la política monetaria aplicada desde octubre ha logrado estabilizar al tipo de cambio, si bien las tasas de interés siguen siendo insoportablemente altas para el financiamiento del capital de trabajo y el consumo.

Un aspecto muy positivo que comenzó a observarse en diciembre y que se mantiene en enero es el aumento en la denominada demanda real de dinero del sector privado. Esto significa que las personas y las empresas ya no están tan preocupadas por dolarizarse, lo cual ha llevado al tipo de cambio al piso de la zona de no intervención del BCRA, activando compras por parte del mismo.

No obstante, hay mal humor en las calles y hay buenas razones para comprenderlo. Si bien el PBI durante 2018 se estima habría caído en promedio 2,6%, cuando la comparación se hace entre fines de 2018 y fines 2017, el ritmo de caída se triplico.

Mejor Clima

El mejor clima internacional, la estabilización del tipo de cambio y la recomposición de la demanda real de dinero, potenciarían entre otros factores un escenario en el cual durante el primer trimestre del año la economía comience a estabilizarse y durante el segundo trimestre se debata la aparición de brotes verdes. De esta forma podría instalarse un escenario de tipo “iterativo virtuoso”. Si la economía mejora más rápido, el escenario de la continuidad oficialista aumenta su probabilidad de ocurrencia y la incertidumbre se acota, lo cual llevaría a una reducción del riesgo país y esto a su vez mejoraría el ritmo de crecimiento económico, y así el proceso vuelve a retroalimentarse. Obviamente, habrá lectores que tengan una apreciación completamente opuesta a la expresada.

Un aspecto positivo: las personas y las empresas no están tan preocupadas por dolarizarse

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla