Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Opinión |PANORAMA LOCAL
Adecuaciones para negociar con el peronismo en el poder

Por: CARLOS BAROLO

24 de Noviembre de 2019 | 01:37
Edición impresa

Julio Garro está definiendo la nueva arquitectura de su gabinete. Ese diseño aparece en principio impregnado de la nueva realidad política que obligará al Intendente a convivir con gobiernos peronistas tanto en la Nación como en la Provincia.

Esa novedad supone ensayar un equilibrio delicado. También, colocar al frente de algunas negociaciones centrales con el PJ a dirigentes que conocen el paño y que tienen una antigua relación con sectores del peronismo.

El propio Garro aparece al frente de esa avanzada. Mientras hace equilibrio en la interna del PRO y parece recostarse sobre el incipiente armado de Horacio Rodríguez Larreta, el alcalde platense empezó a mover sus fichas con la mirada puesta en la urgencia de la gestión y la necesidad de aceitar contactos y abrir puertas en las administraciones de Axel Kicillof y Alberto Fernández.

Dos movimientos empiezan a confluir en esa dirección. Uno es el encumbramiento de Marcelo Leguizamón como futuro secretario de Gobierno. El actual titular del área de Espacios Públicos está vinculado al sector de Emilio Monzó, pero más allá de ese alineamiento, Garro estaría mirando la llegada del funcionario con intendentes y dirigentes peronistas.

PERMANENCIA

Un sentido similar tendría la permanencia -puesta en duda hasta hace unos días- de Luis Barbier en la secretaría de Obras Públicas. Barbier conoce a la mayoría de los intendentes peronistas del Conurbano a quienes trató como funcionario de la Ceamse. Un dato adicional: uno de sus conocidos es Gabriel Katopodis, el alcalde de San Martín que se transformaría a partir del 10 de diciembre en ministro de Infraestructura de Alberto Fernández.

Ese equilibrio supone una mezcla de gobernabilidad y financiamiento. La crisis económica vino para quedarse. Recién para 2021, según algunas proyecciones, podría aparecer un despegue tenue. Garro deberá lidiar con ese cuadro, sin la posibilidad, a priori, de contar con canillas frescas para abastecer las necesidades de su gestión.

En ese sentido Kicillof representa una incógnita. Ni los propios alcaldes peronistas atinan a descifrar qué tipo de relación planteará con las comunas. El municipio aguarda señales, por caso, del volumen que tendrán los fondos coparticipables de la Provincia para poder ensayar su propia proyección de recursos y gastos para el año que viene.

Garro adoptó una medida que hace ruido pero es más bien simbólica. Indica, con todo, la idea de avanzar con una reestructuración más amplia de su equipo. El alcalde le acaba de pedir la renuncia a todo su gabinete como para quedar liberado ante la eventualidad de que el bisturí del recambio deba llegar al hueso.

A los cambios apuntados le resta saber qué rol jugarán los sectores del PJ incorporados para la elección en esta idea de ir “peronizando” el gabinete que está haciendo ruido puertas adentro en el oficialismo.

El radicalismo está en alerta ante la posibilidad de que ya no sólo no consiga ampliar su radio de influencia sino también de que pierda algunos espacios. El malestar en la UCR ya es más que palpable. Incluso algunos dirigentes aventuran que “estamos con un pie afuera”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla