Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Sucedió todo tal como quería antes de retirarme del fútbol”

Hizo un balance de su primer año como DT, contó que lo sondearon para dirigir Primera y hasta habló de la llegada de Mascherano

“Sucedió todo tal como quería antes de retirarme del fútbol”

Leandro Desábato ya cumplió un año como entrenador de la Reserva. ¡En 2020 dirigirá en primera? / EL DÍA

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

16 de Diciembre de 2019 | 02:38
Edición impresa

Se terminó el año de la Reserva de Estudiantes. Muy movido y positivo a la vez. Una final, jugadores promovidos y puntera a falta de siete fechas. Por eso es un buen momento para hablar con su responsable, Leandro Desábato, que trazó un balance pero fue más allá: su desembarco en el fútbol profesional, la llegada de Javier Mascherano, las presiones de los juveniles y el papel -fundamental- que juega su pueblo natal, Cafferata, en su vida.

-¿Qué balance hacés de tu primer año como entrenador de la Reserva de Estudiantes?

-La verdad que muy bueno. Es lo que yo quería antes de retirarme: desarrollar lo que tenía en la cabeza y poder trabajar con la posibilidad de poder equivocarme. En Primera eso no se puede. Fue una experiencia linda con todas las comodidades que el Club me da.

-¿Te costó mucho la relación con chicos casi amateurs, luego de estar más de 20 años con profesionales y en planteles muy costosos?

-Es distinto porque estamos en otro lugar. A veces me costó cómo manejarme, pero tampoco es algo tan diferente. Es distinto sí, pero tampoco tanto. Desde el primer día les dije a los chicos que son semiprofesionales, porque se están preparando para eso. Los primero que tuvieron que hacer fue cambiarse el chip. Se entrenaron lo más cercano posible al plantel profesional, así la adaptación después no es tan complicada. Lo entendieron trabajaron de esa manera.

-Es feo hacer nombres, pero hablame de los chicos que debutaron en Primera: Colombo, Sarmiento y Ayala...

-No me sorprende para nada que hayan debutado. En el caso de Nazareno (Colombo), cuando llegué al Club estaba un poco apagado porque se había quedado afuera de la selección juvenil. Tuvo seis meses frustrado, por decirlo de alguna manera. Le ví condiciones pero le pedí que cambiase algunas cositas. Y lo hizo y jugó en gran nivel con nosotros. Lo de Darío (Sarmiento) y David (Ayala) los tenía para llevarlos a la última pretemporada pero fueron llamados por Gaby (Milito). Sarmiento después volvió con nosotros, jugó y lo hizo muy bien. Ayala tuvo la Selección en el medio pero igual jugó bastante. Son dos jugadores distintos. No importa la edad, sino la calidad y personalidad que tienen. Ahora depende de ellos poder sostenerse en el mundo profesional, lo más difícil porque llegar llegan muchos, quedarse se quedan pocos.

-¿Cómo fueron los seis meses del Chapu Braña como ayudante de campo y qué tipo de ayudante de campo es Gustavo Salinas?

-El Lomo (Salinas) siempre estuvo en la estructura de inferiores y ha dirigido clubes en la Liga Amateur Platense. Me sirvió mucho, porque tiene experiencia y es muy tranquilo. Como soy una dinamita y el Chapu también, él es el contrapunto perfecto. Como los dos dejamos el fútbol y rápidamente nos pusimos a dirigir, nos ayudó en el traspaso. Es el que piensa un poco más a la hora de hacer un cambio o planificar un entrenamiento. Nos hace pensar a nosotros y en lo personal me ha servido mucho. El Chapu (Braña) está bien. En la medida que fueron pasando las semanas y los meses se fue acomodando. Para el semestre que viene va a terminar de perfeccionarse.

-¿Es un objetivo salir campeón de Reserva o pasa por otro lado?

-No, sería muy inapropiado pensarlo. Si se da será una consecuencia del trabajo de todos los chicos. No es casualidad que hayamos llegado a la final de la Copa Superliga y ahora estemos primeros. Pero no podemos poner ese tipo de objetivos, los chicos se pueden frustrar. No es lo ideal y no me gusta que los chicos asuman esa responsabilidad. Nosotros no tenemos una Reserva con muchos jugadores profesionales. Nuestra “Reserva” está jugando en Primera: Erquiaga, Mura, Colombo, los Ayala, Sarmiento... Son chicos que todavía podrían estar con nosotros. Aun falta mucho, cuando falten dos fechas se verá. Todavía no jugamos contra River, Racing y Newell’s.

-¿Vas a tener un cambio en el cuerpo técnico?

-Sí, Federico Blanco, el hermano del Profe que estaba con Alejandro Sabella en Estudiantes y la Selección, se suma en reemplazo de David Filomeno, quien por problemas personales no seguirá con nosotros.

-¿Te incomodó cuando se tuvo que ir Benítez o en el mal momento de Milito porque se te nombró como posible reemplazante?

-Sé que estoy en un lugar de exposición y que en los últimos años los técnicos de Reserva llegaron a Primera, como Nelson Vivas, el propio Benítez y hasta Lucas Nardi. En lo personal estaba tranquilo y sabía lo que quería. Se lo dije al Chino cuando asumí: “Si te toca irte del Club de ninguna manera voy a ser tu reemplazante”. Lo supo desde el primer día. Lo mismo a Sebastián (Verón) y Agustín (Alayes). Siempre dije que al menos un año o año y medio quería dirigir Reserva antes de agarrar Primera, ya sea en Estudiantes o en otro club. Ojalá que a Gaby (Milito) le vaya muy bien y se quede mucho tiempo.

-Ya cumpliste un año, ¿es verdad que te sonó el teléfono para ofrecerte un lugar en Primera?

-Sí, hubo algunos llamados pero nada oficial. Ningún presidente sino más bien sondeos de representantes intermediarios. Yo estoy tranquilo y siempre digo lo mismo “si las cosas tienen que pasar, pasarán”. No voy a apresurarme aunque soy consciente que a veces hay oportunidades que no se pueden dejar pasar. Pero, repito, no hay nada oficial. Cuando haya algo los primeros que se van a enterar serán Verón y Alayes. Y juntos sacaremos una conclusión. Cuando me retiré ellos me esperaron seis meses por eso sería una falta de respeto irme sin antes hablar con ellos.

-¿Tenés representante?

-No, siempre me manejé yo y Leo De Cristófano me da una mano con los temas legales. Él trabajó con Slipper, que fue el representante que me trajo a Estudiantes.

-¿Qué te parece el arribo de Mascherano?

-A él lo conocí en la Selección. Hablé mucho en un viaje de regreso a Buenos Aires desde Nueva York. Le encanta la táctica y la estrategia. Me preguntaba por Estudiantes y la manera de trabajar. Su llegada es espectacular. Nosotros los hinchas le tenemos que dar un valor especial. Es muy importante que nos haya elegido. Tenemos una cancha hermosa y un primer refuerzo de jerarquía. Son motivos para tener un semestre muy bueno.

-¿Vacaciones en Cafferata?

-Sí, como todos los veranos. Mientras tenga a mis padres vivos serán acá. A veces el jugador vive en una burbuja y volver a mi pueblo me hace ver otra realidad. Me devuelve a la tierra. Comparto horas con mis amigos, el que labura en el campo, el que es plomero, el que es profesional, el del tambo...

-¿Y por qué el jugador vive en esa burbuja?

-Porque el fútbol te lleva a eso: la comida, las amistades, la seguridad... Pero a Cafferata no lo cambio por nada, siempre fue mi mejor psicólogo.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla