Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |DEBATES
El pasado oscuro de Disney: racismo, sexismo e imágenes paganas laten en lo profundo de la Casa del Ratón

El lanzamiento de su servicio de streaming dejó de manifiesto el pasado problemático de la empresa

El pasado oscuro de Disney: racismo, sexismo e imágenes paganas laten en lo profundo de la Casa del Ratón

Las princesas del pasado de Disney son ahora revisitadas y blanco de polémicas / Archivo

8 de Diciembre de 2019 | 06:58
Edición impresa

Disney ha decidido incluir en su nueva plataforma de streaming advertencias sobre contenidos racistas que aparecen en algunas de sus películas clásicas.

“Este programa está presentado como se creó originalmente. Puede contener representaciones culturales anticuadas”, reza el mensaje que acompaña la descripción de títulos como “Dumbo” (1941), “Peter Pan” (1953) o “El libro de la selva” (1967).

El aviso aparece también en otros clásicos de la casa como “La dama y el vagabundo” (1955) y “Los aristogatos” (1970), todos criticados a lo largo de los años por contenidos considerados racistas.

Un problema parecido se da en “El libro de la selva”, mientras que “Peter Pan” ha sido atacada por la forma en la que presenta a los nativos americanos y “Los aristogatos” por sus estereotipos sobre los asiáticos con los gatos siameses que aparecen en la película.

En “Dumbo”, por ejemplo, una escena incluye a un grupo de cuervos usando estereotipos para representar a afroamericanos y que están liderados por un personaje bautizado Jim Crow, el nombre que llevaron las leyes que segregaron a miles de negros en Estados Unidos.

La modestia y el apetito doméstico y marital de sus princesas resuena en nuestra cultura

 

Una escena de Jim Crow fue borrada del filme, pero no la polémica canción que estereotipaba el comportamiento de los negros en Estados Unidos. También afuera del servicio de streaming quedó la película más problemática de todo su catálogo, “Canción del sur” (1946), una cinta que lleva décadas sin comercializarse por los estereotipos con los que presenta a los afroamericanos y por dar una impresión idílica de la relación entre los esclavos y sus dueños. Los soldados negros volvían de la Segunda Guerra Mundial para encontrar una EE UU que los segregaba, y una industria cinematográfica que quería idealizar el pasado de las plantaciones...

Las advertencias, en general, parecen acompañar a una mayoría de los títulos antiguos del gigante del entretenimiento, cuyo fundador, Walt Disney, ha sido acusado por numerosas voces de racista y misógino.

LAS PRINCESAS

Y desde ya que el sexismo ha sido un tema particularmente problemático, y algo más escondido que el pasado racista de la Casa del Ratón, que en sus años de oro se negó a contratar a una mujer porque “las chicas no se consideran para cargos creativos”, según respondieron su petición.

El caso de Mary Ford, que vio la luz este año, es apenas la punta del iceberg del aparato de Disney en aquellos años, que incluía, claro, el contenido que producían: la modestia y el apetito doméstico y marital de sus primeras y emblemáticas princesas resuena todavía hoy en nuestra cultura, tras formar a varias generaciones, a pesar de varios intentos de la empresa por aggiornarse.

Afuera de Disney + quedó la película más problemática de todo su catálogo, “Canción del sur”

 

En los 90, aparecieron princesas más aventureras. Ahora, con la Jazmín de la nueva “Aladín” o las leonas de la remake de “El Rey León”, tenemos un intento poco sutil por corregir los pecados del pasado, un mensaje progresista bastante forzado que no hace más que llamar la atención sobre sí misma y revelar que no es otra cosa que una estrategia de marketing, sin demasiado trabajo. “Denles una escena de empoderamiento”, parecen decir desde arriba los ejecutivos de la monopólica Casa del Ratón, también acusada de incluir mensajes subliminales, paganos y sexuales en sus películas. Lo más curioso: no se trata de teorías conspirativas. Una rápida búsqueda en YouTube revela que muchas de las denuncias son ciertas.

Puede parecer un debate superficial, pero deja de serlo cuando nos percatamos de que Disney es dueña de los estudios Disney, Pixar, Star Wars y Marvel, es decir, casi todo lo que consumen los chicos. ¿Alguien puede pensar en los chicos? Ese monopolio de la Casa del Ratón sobre los sueños y deseos infantiles se hace todavía más fuerte con el lanzamiento de su servicio de streaming: ahora, no solo Disney acapara el ocio con sus producciones que copan los cines, también con un largo listado de películas del pasado. Problemáticas, para colmo, y encabezadas solo por un pequeño aviso.

En ese sentido, si bien algunos celebraron la decisión de Disney de no editar las películas y advertir sobre su contenido al subirlo a Disney +, el servicio de streaming que llegará a Argentina en 2020, la decisión también ha sido criticada: con ese anuncio, han dicho especialistas en Estados Unidos, la empresa no parece confrontar su legado problemático, y no ayuda al público al no explicar la forma en que esos filmes, algunos increíblemente ofensivos, fueron producidos, y no solo un resultado de su tiempo, sino una apuesta política.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Las princesas del pasado de Disney son ahora revisitadas y blanco de polémicas / Archivo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla