Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Por la suba, ir y volver del trabajo combinando transportes se lleva casi el 10% de un salario básico

Desde mañana rige el nuevo incremento en trenes y micros; en marzo, otro más

Es en el caso de aquellos usuarios sin tarifa social. El boleto mínimo en colectivo pasa a costar $17,70. El Roca a Constitución, $11,25

A partir de mañana, las tarifas del transporte de pasajeros subirán el segundo de los tres peldaños previstos para el primer trimestre de 2019. Viajar en trenes y colectivos costará, durante los próximos 28 días entre un 7 y un 12 por ciento más.

El nuevo aumento, que se enmarca en el plan de escalonamiento anunciado por el gobierno nacional a fines de diciembre -y que el próximo 15 de marzo acabará redondeando un 38,5 por ciento-, llevará la incidencia del gasto en transporte, para los platenses que utilicen el sistema para acceder a sus lugares de trabajo, hasta un 7 a 9 por ciento de un salario mínimo, teniendo en cuenta los viajes y jornadas laborales promedio.

Los usuarios del transporte público regional, que a lo largo de 2018 debieron afrontar subas del 147 por ciento, padecen mes a mes cómo un nuevo cuadro tarifario desplaza al anterior. Desde mañana, en el Gran La Plata, el boleto mínimo de micros pasará de $16,20 a $17,70. El pasaje de segunda sección, que es históricamente el más utilizado y da derecho a recorrer entre 3 y 6 kilómetros, pasará de $17,70 a $19,20. Y el de tercera sección -6 a 12 kilómetros- se irá de $18,70 a $20,20.

En tanto, el viaje en los trenes eléctricos del Roca, entre La Plata y plaza Constitución pasó de $10 a $11,25.

A mediados de marzo, de acuerdo con lo fijado por la cartera de Transporte nacional, las tres primeras secciones tendrán un nuevo empujón hacia arriba, y llegarán a $19,20, $21,20 y $22,20 respectivamente. Y el pasaje entre las cabeceras ferroviarias de 1 y 44 y el sur de la capital federal se fijará en 12,25.

Los valores que entrarán en vigencia mañana seguirán en pie por 28 días, los que median hasta el viernes 15 de marzo. En ese lapso, un usuario local que haga dos viajes de segunda sección por día -uno de ida y otro de vuelta- para concurrir al trabajo deberá asignar a ese menester $768, si tiene una semana laboral de cinco días, o $921,60 si ésta es de seis días.

Si combina un tramo en colectivo -siempre en segunda sección- con un viaje en tren a la capital federal, ida y vuelta, aún aprovechando los descuentos que ofrece el sistema SUBE para quienes transbordan, deberá presupuestar $913,5; si se desplaza seis días a as semana, la cifra salta a $1.051. Un número que representa el 9,7 por ciento del salario mínimo vigente, $11.300.

El anuncio de la “actualización” tarifaria lo había realizado el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich a fines del año pasado, en concordancia con una actualización del saldo negativo de la tarjeta SUBE, ya que el rojo permitido cada vez rendía menos.

“INFLACIÓN” LOCAL

En La Plata, Berisso y Ensenada los aumentos estarán nuevamente por encima de lo anunciado para CABA y el Gran Buenos Aires, tal como ocurre desde agosto pasado cuando las empresas de la Región dejaron de percibir un subsidio que contribuía a solventar los sueldos de los choferes; esa diferencia, ahora, la pagan los usuarios. Por dar un ejemplo, el boleto mínimo, que en la capital federal se irá mañana a $16,50, aquí costará $17,70.

La Ciudad es cubierta por nueve líneas municipales (Norte, Sur, Este, Oeste, 506, 508, 518, 520 y 561), más siete provinciales (202, 214, 215, 225, 273, 275, y 307).

La Nación ratificó, además, que a partir de este año las provincias y los municipios tendrán “total autonomía” para definir sus políticas de transporte, de acuerdo con la extensión de los recorridos. Las líneas que no salgan de un distrito determinado estarán en la órbita de ese municipio, y las que extiendan los trayectos más allá de una jurisdicción, pasarán a ser consideradas provinciales.

Para contribuir y consolidar esta transición, se destinará un fondo nacional de $6.500 millones.

Los beneficiarios de la tarifa social también deberán pagar aumentos: de acuerdo con el nuevo esquema de estos boletos subsidiados, el mínimo costará $7,97, la segunda sección $8,64, la tercera $9,09, la cuarta $9,54 y la quinta $9,99.

La red SUBE contempla descuentos para un máximo de cinco combinaciones, en un lapso no mayor a dos horas; en el primer viaje se paga la totalidad, en el segundo la mitad, y en el tercero, cuarto, quinto y sexto un 75% menos. Si se realiza un séptimo viaje se paga el total del boleto, reiniciando el ciclo.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...