Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En la ANSeS impacta solo al 4,5% de los beneficiarios

El 21% de los jubilados bonaerenses pagó Ganancias en enero último

Según el Instituto de Previsión Social, abonaron el tributo poco más de 60 mil trabajadores retirados de la Provincia. Con los cambios que introdujo la ANSeS en enero, puede aumentar el número de contribuyentes

El 21% de los jubilados bonaerenses pagó Ganancias en enero último

El IPS es agente de retención del impuesto a las Ganancias/archivo

Fernando Coradazzi

fcoradazzi@eldia.com

De los 281 mil jubilados bonaerenses que cobran a través del Instituto de Previsión Social (IPS) de la Provincia, poco más de 60 mil pagaron en enero pasado el impuesto a las Ganancias, lo que implica que ya abonan este gravamen el 21% de los docentes y empleados de todos los regímenes y categorías de la Administración Pública provincial.

En cambio en la ANSeS, el total de los alcanzados el año pasado por el impuesto a las Ganancias fue de 297 mil, esto es el 4,5% del total de los pasivos que administra.

El IPS es agente de retención de esta carga impositiva nacional.

La explicación de por qué hay más jubilados provinciales que pagan ganancias es porque sus haberes son mejores que los retirados por el régimen de ANSeS. Pero además, el problema es que el monto de las deducciones no se actualiza al ritmo de los aumentos jubilatorios.

En el caso de los jubilados nacionales y de la provincia de Buenos Aires, tanto unos como otros tributan los que superan ingresos por encima de los seis haberes mínimos nacionales, siempre y cuando no tengan otros ingresos, como un alquiler o un sueldo, y no tributen el impuesto a los Bienes Personales.

Desde diciembre, pagan Ganancias los que reciben arriba de 55.854,60 pesos. El haber mínimo es en la actualidad de 9.309 pesos y desde marzo subirá a 10.410 pesos, aunque este monto no fue oficializado aún.

En los últimos años, este gravamen ha estado casi permanentemente bajo polémica debido a que el piso salarial a partir del cual lo pagan los trabajadores activos es bajo. Y la situación no ha cambiado en los últimos años.

Así, una nota publicada por EL DIA el 30 de mayo de 2012, indicaba que el 20% de los jubilados del IPS pagaban el impuesto a las Ganancias. Una cifra similar a la de enero pasado.

Y en el caso de la Policía provincial, que tienen una caja jubilatoria propia, en 2012 estaban alcanzados el 36% de los beneficiarios. Fuentes de esta caja admitieron que la cifra no ha variado sustancialmente durante estos años.

Los activos y los pasivos tienen las mismas deducciones: cónyuge sin ingresos, hijos de hasta 18 años, alquiler, intereses de crédito hipotecario, seguro de vida y servicio doméstico.

Pero como en las personas mayores esas deducciones son poco frecuentes, se fija una deducción especial que equivale a seis jubilaciones mínimas.

Al trabajador activo las deducciones se le aplican una vez al año, en función de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). De noviembre de 2017 a octubre de 2018, según el rango que fijó la ley, el incremento fue de 28,7% y desde enero las deducciones y escalas aumentaron ese monto.

Un problema que crece

Durante la última campaña presidencial, Mauricio Macri prometió – con duras críticas al kirchnerismo - que menos personas serían alcanzadas por el impuesto a las Ganancias. Una propuesta que acompañaron varios sindicalistas, como fue el caso del camionero Hugo Moyano.

La realidad es que mientras en diciembre de 2015 el fisco le retuvo anticipos de Ganancias a 1.175.478 contribuyentes, en septiembre del año pasado esa cantidad sumaba 2.007.189 contribuyentes: más de 800 mil más.

La cifra la aportó el informe que brindó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la Cámara de Diputados de la Nación en octubre pasado.

Otra vuelta de rosca

La ANSeS volvió a hacer cambios en el impuesto a las Ganancias a partir de enero. La medida seguramente incrementará el número de retirados que paguen este impuesto.

Hasta diciembre del año pasado, el mínimo no imponible de seis haberes mínimos se aplicaba por haber, mientras que desde el mes pasado se instrumenta por beneficiario. Y podía darse el caso que alguien pagara ganancias por su jubilación y no por una pensión cuyo monto era inferior.

En cambio desde el mes último, si alguien recibe una jubilación propia y una pensión por viudez, se suman las dos y si supera el mínimo no imponible pagará Ganancias o, si ya pagaba, tendrá una retención mayor.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...