Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ESTANISLAO TIENE 24 AÑOS Y SE HACE LLAMAR DYHZY

Otaku, Drag Queen y delivery boy, el perfil del hijo de Alberto Fernández

Amante del transformismo y del animé, disfruta disfrazándose como sus personajes favoritos y de vez en cuando reparte comida

Otaku, Drag Queen y delivery boy, el perfil del hijo de Alberto Fernández

Como si fuera uno de esos dramas políticos, en los que sabemos de memoria que antes de cada elección los contrincantes pagan fortunas por buscar esos datos personales llamativos que, quizás, puedan debilitar al oponente, ayer se replicó en las redes el perfil artístico de Estanislao, el hijo de Alberto Fernández, quien acaba de lanzar su candidatura a la presidencia de la Nación con Cristina Fernández como vicepresidenta.

Es que el chico, de 24 años, que se hace llamar Dyhzy dentro del circuito donde se mueve, es un conocido “Drag Queen”, un término que hace referencia a aquellos hombres que se transforman en mujeres aunque exacerbando gestos y rasgos femeninos.

Amante de los cómics, las series y el cine, Estanislao, que estudia en la UBA, también despunta el vicio del transformismo dentro del universo del animé porque, como otaku que es -amante del manga japonés-, se dedica también al arte del cosplay, disfrazándose como sus personajes preferidos, con quienes se identifica desde lo conceptual.

En su cuenta de Instagram, en la que lo siguen más de 19 mil personas, Estanislao comparte imágenes de sus diferentes producciones.

Según trascendió, ocasionalmente, el joven trabaja como delivery boy (repartidor) para una de las empresas multinacionales dedicadas a la entrega de comidas y otros productos.

Años atrás, había sido el mismo Alberto Fernández quien había contado cómo su hijo -es el único que tiene- le pedía más atención y tiempo para pasar con él.

“Me reclama más tiempo y presencia. Lo agobia mucho a veces las cosas que se escriben sobre uno. Mi trabajo es completamente desgastante y sin horarios. Uno tiene que confrontar con posiciones e intereses de los más variados sectores”, declaró tiempo atrás el político.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla