Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Laurita y Cabré: beso a beso, arriba y abajo del escenario

La parejita trabaja junta en “Departamento de soltero” en el teatro porteño. “Darme vuelta y verla es un plus”, lanza el morocho, meloso

Laurita y Cabré: beso a beso, arriba y abajo del escenario

Laurita Fernández y Nicolás Cabré se coquetean arriba y abajo del escenario / Télam

16 de Junio de 2019 | 06:44
Edición impresa

Él es un tipo reacio al juego mediático, pero uno de los actores de más importante trayectoria de su generación; ella hace rato dejó de ser solo una bailarina y, tras deslumbrar en “Sugar” profundiza su carrera actoral con su nuevo proyecto: juntos, Nicolas Cabré y Laurita Fernández son una de las parejas del momento, y protagonizan en el porteño Lola Membrives “Departamento de soltero”, adaptación de la inolvidable película hollywoodense “Piso de soltero”, de Billy Wilder y con los eternos Shirley MacLaine y Jack Lemmon.

“Tener la posibilidad de darme vuelta, verla y disfrutarla en el escenario es un plus”, sorprende meloso Cabré en relación a compartir esta puesta con Laurita Fernández la obra en la que conjugan la pasión por la actuación y la felicidad de poder estar juntos arriba y abajo del escenario. “Hoy me levanto al lado del hombre que amo, es la primera cara que veo, hago mis actividades y a la noche voy a trabajar y está él. Estoy feliz, encontré el equilibrio en mi vida”, devuelve ella.

Al igual que “Sugar”, “Departamento de soltero” está basado en un clásico de Billy Wilder

 

Juntitos y cultores de un perfil más bajo que en el pasado, Cabré y Fernández disfrutan de “Piso de soltero”, que cuenta con un elenco conformado por Martín Seefeld, Gonzalo Urtizberea, Daniela Pantano, Paula Ituriza, Pablo Finamore y Pablo Fusco y se presenta de miércoles a domingos en avenida Corrientes 1280, teatro en el que Rufina, la hija del actor, tiene su propio camarín.

“Hoy todo pasa por ahí, estar en los lugares donde quiero estar y con quien quiero y si le sumo tener a mi lado a la persona que amo, puedo afirmar que soy feliz”, sigue meloso Cabré. “Es un placer estar en un teatro en el que trabajo hace cuatro años y en el que veo correr a mi hija por los pasillos”, agrega.

Sin embargo, hubo dudas sobre si conformar esta simbiosis. “Cuando nos propusieron hacer la obra no sabían de nuestra relación y dudábamos, pero indudablemente el personaje era para ella. Lo disfrutamos, el año pasado casi ni nos veíamos y ya teníamos la experiencia de haber trabajado juntos (en ‘Sugar’), sabíamos cómo era”, explica Cabré.

Y trabajar juntos, al final, no implica trasladar las peleas del afuera al escenario. “Estaban lo que nos decían que era mejor no trabajar juntos para no empastar la relación. Pero no encontramos ningún punto negativo. En el modo de trabajar es donde más nos parecemos y en escena me pasa que estamos contando una historia de amor y se me hace mucho más simple estando con él, entonces termina sumando”, dice Laurita.

A ella le gustó la obra porque “es un cuento que no es pretencioso pero a la vez toca puntos bastante profundos para todos. Es una hermosa historia de amor y además es divertida”. Pero, agrega, “por otro lado, quería hacer algo diferente, algo que no sea solo musical, algo que me signifique un desafío, pero sintiéndome capaz de hacerlo”.

“Sugar” fue el punto de despegue de la bailarina que saltó al estrellato de “Combate” al “Bailando”, vivió en el candelero mediático durante años y de repente se encontraba siendo actriz en el musical más visto del año. Allí se enamoró “de la adrenalina del vivo, que es lo que también me da el teatro”, algo que la alejó de la actuación en tele. “Cuando surgió hacer ‘Sugar’, se juntó todo lo que sé y me gusta hacer. Fue lo que anhelé siempre y para lo que me preparé”, cuenta. Pero” este año tenía la posibilidad de hacer otro musical, aunque me parecía que era el momento de hacer algo distinto y no quedarme en lo cómodo”.

“Hoy todo pasa por estar en los lugares donde quiero estar. Si le sumo tener a mi lado a la persona que amo, soy feliz”

Nicolás Cabré

 

Llegó entonces la convocatoria del director, Daniel Veronese, aborda la historia de un recatado empleado de una empresa de seguros (Cabré) que presta su departamento a sus superiores para distintos encuentros amorosos, con la ilusión de crecer y ser alguien en la compañía, hasta que se cruza con la recepcionista (Fernández), la amante del gerente, y a partir de ese momento deberá elegir entre su aspiración profesional y lo que siente por ella.

Un clásico del cine, dirigido por Billy Wilder en la versión original, al igual que “Sugar” (es una adaptación de “Una Eva y dos Adanes”) , aunque Cabré, actor cómico, sorprende al afirmar que “no vi la película. No soy un cinéfilo, a Jack Lemmon lo conocí cuando hice ‘Sugar’. Prefiero no ver porque uno después inconscientemente algo rasguña de ahí”.

Sin embargo, avisa que es un texto “muy dulce”. “En los ensayos decía ‘hay que tirar olor a chocolate’, esto es como una cajita de bombones, tiene momentos muy dulces”, lanza Cabré, sorprevisamente, convertido en todo un romántico...

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla