Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Salman “El Reda”, miembro de hezbollah

Fijan recompensa por un terrorista acusado por el atentado en la AMIA

Así lo anunció el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, durante una visita a Buenos Aires. El funcionario norteamericano visitó la AMIA, estuvo en una conferencia sobre terrorismo y se reunió con Macri

Fijan recompensa por un terrorista acusado por el atentado en la AMIA

Mike Pompeo, durante la conferencia de prensa que dio ayer en la cancillería/télam

Mariano Spezzapria

@mnspezzapria

El Gobierno de los Estados Unidos fijó una recompensa de siete millones de dólares para quien aporte información sobre el paradero de Salman Raouf Salman, miembro de la organización terrorista Hezbollah nacido en el Líbano y con nacionalidad colombiana, al que el Departamento de Estado identificó como el “headmaster” (coordinador) del ataque de 1994 contra la AMIA.

El anuncio lo hizo en persona ante el Gobierno argentino y las autoridades de la AMIA el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, quien estuvo ayer en la ciudad de Buenos Aires participando de una cumbre sobre seguridad hemisférica. En ese marco, agradeció a la gestión del presidente Mauricio Macri la inclusión de Hezbollah en un registro de grupos terroristas.

La identificación de Salman “El Reda” como uno de los autores intelectuales del atentado a la AMIA, del que se acaban de cumplir 25 años sin que se haya podido dar con los responsables, fue un claro gesto de Pompeo –un hombre clave de la administración de Donald Trump- hacia el Gobierno argentino, al que la Casa Blanca considera un aliado estratégico en Sudamérica.

En una conferencia de prensa de la que participó EL DIA en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina, Pompeo afirmó que “el terrorismo es real y está arraigado en ideologías islámicas” y advirtió que aunque “parezca que está lejos, se encuentra también en este hemisferio”, camuflado en ilícitos como “el tráfico de estupefacientes y el lavado de activos”.

Durante la cumbre, en la que tuvieron una participación destacada el canciller Jorge Faurie y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, Pompeo explicó que el Tesoro norteamericano bloqueó las cuentas bancarias vinculadas a Salman “El Reda”, ya que una de las maneras de combatir al terrorismo es “expulsarlo del sistema financiero internacional”.

En su paso por Buenos Aires, Pompeo –que en el pasado fue director de la CIA- visitó la sede de la AMIA y tras la conferencia se dirigió a la quinta de Olivos, donde se reunió con el presidente Macri. El influyente funcionario estadounidense busca ahora que otros países de la región imiten a la Argentina en la creación de un registro de organizaciones terroristas.

Ante una pregunta de periodistas norteamericanos, Pompeo dijo que la Casa Blanca se encuentra “intensificando acciones contra Irán” y confirmó que tropas estadounidenses derribaron un dron controlado por ese país de medio oriente en el Estrecho de Ormuz. La tesis de la inteligencia estadounidense es que Hezbollah fue el brazo armado de Teherán en el atentado a la AMIA.

En la visión geopolítica de Pompeo, la influencia de Irán está vinculada en Sudamérica con el régimen venezolano de Nicolás Maduro. El Departamento de Estado incluyó a la Guardia Revolucionaria iraní en el listado global de organizaciones terroristas, mientras que en círculos diplomáticos se afirma que en la escolta de Maduro hay miembros de ese grupo.

En el documento final de la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo que deliberó en el Palacio San Martín, los países firmantes –todos los de la región menos Uruguay y México- advirtieron sobre los riesgos de que grupos terroristas aprovechen situaciones de conflicto interno como el de Venezuela para desarrollar “actividades delictivas”.

Pompeo primero y el documento de la cumbre después, calificaron a las organizaciones terroristas ISIS/Daesh y Al-Qaida como “una amenaza colectiva a la seguridad de los ciudadanos dentro y fuera de sus territorios”. También apuntaron contra los grupos regionales como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia y Sendero Luminoso de Perú.

Pompeo cerró la jornada en la quinta de Olivos, donde fue recibido por el presidente Mauricio Macri. “Nuestra relación se basa en la cooperación”, dijo.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla