Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Brutal entradera

Los asaltaron en su casa de V. Castells y arruinaron sus vacaciones de invierno

Una familia tenía todo preparado para viajar a Río Negro, pero encapuchados encañonaron al hombre en la puerta de la vivienda y lo redujeron junto a tres de sus hijos. En la zona denuncian una seguidilla de delitos

Los asaltaron en su casa de V. Castells y arruinaron sus vacaciones de invierno

Julián Arcuri ayer en su vivienda de 10 entre 506 y 507. Relató en detalle el dramático asalto/césar santoro

Lo prepararon con anticipación y el jueves pasado tenían todo listo para tomarse unos días de descanso en la provincia de Río Negro, aprovechando las vacaciones de invierno, para reencontrarse con familiares que viven allá.

Pero un imponderable frustró los planes de esta familia de Villa Castells: la inseguridad que parece desatada en esa zona. A punta de pistola delincuentes los hicieron vivir en una verdadera odisea en su casa, de donde escaparon con plata, elementos de electrónica y hasta los documentos.

Fue a las 7.15 de la tarde del jueves, cuando Julián Arcuri (44) volvió en su camioneta a su casa de 10 entre 506 y 507, tras haber llevado a su hija de 16 años a un entrenamiento de voley. Apenas bajó del vehículo lo cercaron dos hombres armados, que cubrían la mitad de sus rostros con cuellos polares y sus cabezas con gorritas con visera.

Lo apuntaron con un revólver y, amenazándolo de muerte, lo obligaron a ingresar con ellos a la vivienda donde estaban sus otros tres hijos: dos mellizos de 13 años y otro varón de 9. Su esposa había salido.

“ROBARON DE TODO UN POCO”

Ya dentro de la propiedad, ladrones -que, según estimó la víctima, tendrían “unos 25 años”- sacaron a relucir dos obsesiones. Que el hombre les diera “la plata” y que no los mirara: “Cuidé de hacerlo para no complicar más las cosas”, confió Arcuri.

El hombre les hizo saber que “la única plata que había en la casa eran los 20.000 pesos que había sacado en los últimos días de cajeros automáticos para llevar al viaje”.

Pese a apoderarse de ese monto de dinero, igualmente los asaltantes se encargaron de revisar cada rincón de la vivienda para asegurarse de que la víctima no les hubiera mentido. Después de un buen rato y una búsqueda exhaustiva se convencieron de que no había más efectivo por robar.

Sin embargo engrosaron el botín con otros objetos de valor que fueron recogiendo por la casa, como “cadenitas de oro y plata, anillos y aritos que estaban en una caja; una Play Station 4 y otra Play Station 3 y tres celulares”, detalló el damnificado en una charla con EL DIA.

La familia lamentó también que los intrusos les hayan arrebatado la documentación personal, lo que complicó sus planes más inmediatos. La banda arrasó con las tarjetas de crédito y débito pero también con los documentos de identidad de las víctimas, los papeles de la camioneta y de la obra social, reveló Arcuri.

regodeo de violencia

El golpe duró, aproximadamente, 15 minutos, lapso en el que los delincuentes no dejaron ambientes y muebles por revisar, en busca de dinero y otros efectos de valor.

“Se tomaron su tiempo para ir por toda la casa, tanto en la planta baja como la alta, revolviendo y sacando cajones de los placares y de las mesitas de luz en los dormitorios”, recordó Arcuri, antes de agregar: “Hay que ver cómo desordenaron todo, con cajones y ropa principalmente que desparramaron por las camas y por el piso”.

En plena faena de saqueo, uno de los ladrones se jactaba de presuntos actos de violencia, para intimidar todavía más a las víctimas.

“Había uno que me decía que había matado a fulano y a mengano, tratando asustarnos más -dijo el hombre-, pero al menos en mi caso traté de mostrarme tranquilo, porque lo único que esperaba era que terminaran de hacer lo suyo y se fueran cuanto antes”.

Precisamente, cuando los delincuentes consideraron que era el momento de escapar, adoptaron con Arcuri sus recaudos.

“Antes de irse arrancaron los cables de algunos electrodomésticos y me ataron las manos a la espalda”, precisó.

La maniobra claramente tuvo la finalidad de que el hombre no saliera a perseguirlos en su camioneta, la que, para sorpresa de la propia víctima, en ningún momento les interesó robar para escapar más rápido de la zona.

Arcuri no pudo establecer fehacientemente si algún coche o una moto, con cómplices oficiando de “campana”, los esperaba en las inmediaciones de su vivienda.

“Lo único que pude ver es que estos pibes llegaron caminando y se fueron de la misma manera”, refirió. Hasta anoche, continuaban prófugos.

un Combo explosivo

La entradera que sufrió esta familia no fue un caso aislado de inseguridad. Es que, a decir de Arcuri, “hace unos días, desconocidos le patearon la puerta de entrada a una casa (del barrio) y si no pudieron meterse a robar fue porque justo salió un vecino” y ellos “optaron por irse enseguida”.

Anoche, en tanto, otro incidente sumó más preocupación en la zona: un hombre que se disponía a subir a su camioneta en 9 y 505 fue encañonado por ladrones que intentaron abordarlo, pero en una reacción audaz escapó corriendo y se puso a salvo.

Este panorama impulsó a los vecinos a planificar un mecanismo que los ponga en alerta ante cualquier movimiento sospechoso.

“Coincidimos en que lo mejor en este momento es crear un grupo de whatsapp -anticipó Arcuri- para que nos comuniquemos sobre cualquier novedad extraña en el barrio”.

Quienes viven allí adjudican la seguidilla de robos a la ausencia de patrullajes, combinada con una iluminación deficiente de las calles y la falta de mantenimiento en los 10 metros de alambrados de las vías de 10 y 507: “Eso es una vía de escape recurrente, porque los autos no acceden”, concluyeron.

Al voleo
El dueño de la vivienda donde se cometió la entradera está convencido de que se trató de un “asalto al voleo”. Conjeturó al respecto que los dos delincuentes estaban escondidos y al acecho de que se les presentara la primera ocasión para actuar como lo hicieron.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla