Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El pedido público que le había hecho Brown a su familia cuando llegara su momento
13 de Agosto de 2019 | 10:03

"Para mí Estudiantes es mi vida, mi familia sabe que el día que yo me muera me tienen que enterrar ahí, porque yo me voy a enterrar en el Country de Estudiantes", había dicho el Tata José Luis Brown en una de sus últimas apariciones públicas en medio de una reunión en el mismo predio de City Bell.

En su momento, las redes oficiales del club difundieron el material que obviamente fue viral debido a las grandes muestras de cariño que manifestaron todos los hinchas albirrojos

En tanto, este mediodía, los trascendidos marcaban que se sus cenizas podrían ser esparcidas por el predio cumpliendo con su deseo.

El "Tata" falleció ayer a los 62 años en una clínica de la ciudad de La Plata, no sólo será recordado por su gol en la final del mundo en México 86 con el seleccionado argentino sino también por haberse convertido en uno de los capitanes históricos de Estudiantes.

Con apenas 19 años debutó en Primera División, de la mano del DT Carlos Salvador Bilardo, una persona que lo marcó a lo largo de su trayectoria como jugador. 

Desde su incorporación al conjunto principal ganó predicamento y se transformó en capitán de un Estudiantes, que hizo historia en los años 1982 y 1983 ganando el Metropolitano y Nacional, respectivamente. 

En esa campaña histórica del 82, con el "Narigón" en el banco de suplentes, Brown marcó goles importantes.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla