Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
No fue otro día “negro” pero el dólar volvió a subir y se disparó el riesgo país

La divisa estadounidense pasó los $60 pero después con la fuerte intervención del BCRA cerró en $58,33. El índice que elabora la consultora JP Morgan se duplicó y llegó a 1.771 pts.

No fue otro día “negro” pero el dólar volvió a subir y se disparó el riesgo país

En la city porteña, las pizarras de bancos y casas de cambios se fueron actualizando durante toda la mañana de ayer/télam

14 de Agosto de 2019 | 04:18
Edición impresa

Tras el lunes negro como coletazo al cimbronazo electoral del domingo por la amplia victoria del candidato del Frente de Todos y la derrota del presidente Mauricio Macri,

una segunda jornada de volatilidad económica se vivió ayer con un nuevo desempeño negativo del mercado cambiario y el riesgo país ascendente marcando un récord luego de una década.

Un día después de perder 18,76% ante el dólar, el peso se hundió al principio de la jornada pero luego de fuertes ventas de divisas del Banco Central se atenuó su depreciación a 1,74% respecto al cierre del lunes negro, con un tipo de cambio de 58,33 pesos por cada billete verde.

En cambio, el índice líder Merval de la Bolsa rebotó ayer y subió 10,2% aunque la recuperación quedó lejos del desplome del casi 38% de la antevíspera.

Además, el riesgo país medido por la consultora JP Morgan pegó un gran salto ayer hasta llegar a los 1.771 puntos básicos, casi el doble de la semana pasada y el nivel más alto de la última década.

El índice de riesgo país “es similar al de Mozambique en 2016 y al de la propia Argentina en el período 2001-2002, cuando declaró el default” por unos 100.000 millones de dólares en medio de la mayor crisis económica de la historia de la tercera economía latinoamericana, afirmó la consultora financiera Capital Economics. En la actualidad, el riesgo (de no cumplir sus compromisos de vencimientos de deuda) es el segundo mayor del mundo, detrás del de Venezuela.

La votación del domingo “implícitamente denota demandas de la población para reorientar las políticas económicas una vez que el nuevo gobierno asuma el poder en diciembre”, explicó la agencia Moody’s en un comunicado.

El Gobierno de Macri lleva adelante un plan de fuerte ajuste fiscal con el Fondo Monetario Internacional por 56.000 millones de dólares desde 2018, cuando Argentina entró en recesión. Los primeros vencimientos están previstos para 2021.

Según Capital Economics, “el desplome de los mercados argentinos y la creciente posibilidad de un giro a la izquierda con las elecciones presidenciales de octubre ha reavivado los temores de una cesación de pagos” en Argentina.

“No voy a declarar la cesación de pagos. Yo no quiero caer en default, de ningún modo, es muy costoso salir del default”, aseguró Alberto Fernández.

Ante este escenario de creciente incertidumbre y volatilidad financiera, Moody’s resolvió cambiar de “estable” a “negativa” la perspectiva de calificación B2 de la deuda argentina.

Fantasma de inflación

Mientras, cuando la inflación comenzaba a dar muestras de desaceleración -mañana se da a conocer el índice de julio, que calculan en un 2,4%, y que sería el más bajo de este año-, el derrumbe del peso frente al dólar cae como un baldazo de agua fría, ya que empieza a redundar en un alza generalizada de los precios. En nuestra ciudad comienza a notarse, con aumentos entre 25 y 30 por ciento (ver págs. 12 y 13).

Entre enero y junio, el índice de precios aumentó 22,4% y la inflación acumuló 55,8% desde junio de 2018, una de los más altos del mundo.

“Estamos esperando que la inflación suba entre 5 y 8 puntos más que lo previsto este año, podría estar en 50% anual”, según el analista económico Fausto Spotorno.

El empresario de supermercados Víctor Fera avanzó que por el impacto de la depreciación “los precios de los productos masivos van a subir un 14% como mínimo. Es terrible”.

Y el dólar volvió a subir. En el estatal Banco Nación el precio cerró un poco más de $58 para la venta al público, aunque en bancos privados y casas de cambio llegó a venderse a 61 pesos por unidad.

Por segunda jornada consecutiva, y en un intento por frenar la disparada del dólar, el Banco Central subió la tasa de interés de referencia, que ya superó el 74 %, e intervino nuevamente en la plaza cambiaria vendiendo dólares.

Los operadores destacaron que las ventas del BCRA alcanzaron los US$ 150 millones en el mercado de contado a las que se les debe sumar la subasta realizada en nombre de Hacienda por US$ 60 millones.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla