Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ÚLTIMA CHANCE PARA EL ENTRENADOR TRAS LA DURA DERROTA EN EL BOSQUE

El Indio Ortiz tendrá una oportunidad más y se jugará la continuidad en La Paternal

Pese a los rumores y las reuniones, el DT seguirá al frente del equipo. Mañana comienza la preparación para un cruce decisivo

El Indio Ortiz tendrá una oportunidad más y se jugará la continuidad en La Paternal

Ortiz quedó golpeado tras las caída. su ciclo pende de un hilo / D. Alday

Por FERNANDO ALEGRE

falegre@eldia.com

Luego de la dura caída en Santa Fe en el último minuto ante Colón, a Darío Ortiz se lo había notado muy cabizbajo y algo molesto por la forma en que su equipo dejó escapar un partido prácticamente empatado, y en el que había dejado una sensación de mejoría en el complemento.

Tras una semana complicada, en la que los rumores se hicieron presente en Estancia Chica, el DT mendocino tenía por delante una gran oportunidad. Y es que al Bosque llegaba Defensa y Justicia, último en la tabla de posiciones, con un Soso muy cuestionado y tres caídas de manera consecutiva en su haber.

Pese a esto, y al escenario favorable en la previa, su equipo estuvo lejos de la urgencia que requiere el momento albiazul, mostró quizás, la versión más floja de todo su ciclo y profundizó aún más una crisis que parece no encontrar fondo.

El Lobo jugó sin el nervio que la situación requería y perdió otro partido insólito frente a una versión muy venida a menos de aquel equipo que supo pelearle el torneo mano a mano al campeón Racing.

Sin respuestas desde lo futbolístico, y mucho menos desde lo anímico, Gimnasia fue espectador de lujo de un triunfo de los de Florencio Varela que se sintió como un golpe de knock-out, pero que tendrá, al menos, un round más.

el indio, la imagen del final y el silencio post partido

Los últimos minutos del encuentro ante Defensa y Justicia mostraron a un Ortiz golpeado, que se apoyó sobre los carteles electrónicos sin encontrar respuesta a la imagen que el verde césped le proyectaba.

Su equipo, lejos del orden y la paciencia que supieron ser bandera, apelaba a constantes centros para una ofensiva que ya no tenía en cancha al paraguayo Pablo Velázquez, de lo más claro en la tarde ayer, ni a Janeiler Rivas, el más alto de los 22 protagonistas en el Bosque.

Pellegrino y Ortiz se reunieron ayer en la Sala Prensa. Hoy lo harán de nuevo. ¿Habrá sorpresas?

 

Así, poco a poco los minutos se fueron esfumando junto con la esperanza de un equipo que necesita imperiosamente aferrarse a algo para volver a creer y despegar de una vez por todas. Sin embargo, ayer no fue la ocasión.

Con el 0-1 consumado, Merlos pitó el final y entre silbidos y mucho reproche, Ortiz dejó el campo de juego tan golpeado como cada uno de sus dirigidos.

Con una nueva derrota, la tercera consecutiva en cuatro juegos, la conferencia de prensa se hizo desear, pero nunca llegó.

Desde el Departamento de Prensa del Lobo informaron que la misma quedaba sin efecto, y que el plantel volvería a verse las caras mañana, desde las 9.30 en Estancia Chica, para comenzar a preparar el cruce decisivo frente a Argentinos Júniors.

Tras el anuncio, varios dirigentes Triperos improvisaron una breve reunión en la zona mixta. Allí, Daniel Giraud (Secretario General), Ricardo Salas, (Secretario de Prensa) y Claudio Moretto (Vicepresidente), fueron los primeros en intercambiar opiniones mientras el grueso de los futbolistas se retiraba sin dar declaraciones. Luego de unos minutos, Gabriel Pellegrino se sumó a ellos y el cónclave se mudó apenas algunos pasos hacia atrás.

Una vez finalizado, fue el propio Ortiz quien dejó el vestuario local avisando que no iba a tomar contacto con la prensa. Tras saludar a algunos hinchas que quedaban allí para transmitirle fuerzas, el Indio fue apartado por el Presidente de la institución y ambos se dirigieron a la Sala de Prensa. Por poco menos de diez minutos, el mandamás y el entrenador intercambiaron opiniones en soledad y luego volvieron a mostrarse en público antes de que cada uno tomara su camino.

Lo cierto es que por ahora no se han tomado decisiones, y todo parece indicar que el DT tendrá una chance más, probablemente la última, frente a Argentinos Júniors, el próximo sábado en La Paternal. Allí tanto él como sus dirigidos deberán acusar recibo del momento crítico y buscar un triunfo que enderece el rumbo.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla