Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Canciones mestizas”: música para los ojos, poemas para los oídos

El dúo Barrionuevo/Hermelo pintó con ritmos flamencos, caribeños y candomberos algunas obras del periodista y artista platense Luis Pazos

“Canciones mestizas”: música para los ojos, poemas para los oídos

el cantaor Adrián barrionuevo y el guitarrista juan hermelo

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

11 de Septiembre de 2019 | 02:09
Edición impresa

Alguna vez alguien le dijo al periodista y artista conceptual platense Luis Pazos que sus poemas, “por estar a mitad de camino entre el grito y la razón”, no podrían convertirse nunca en canciones, por eso, el desafío en el que se embarcó el guitarrista Juan Hermelo, uno de los creadores junto a Rodrigo de la Serna de El Yotivenco, fue más grande y, en consecuencia, sus frutos se disfrutan más. “Canciones mestizas” es el nombre del disco que resume ese interesante trabajo en el que Hermelo -que en los 90 dirigió el escenario de la murga Atrevidos por Costumbre- se embarcó durante el último año y que en julio salió a la luz, tanto en formato virtual, disponible en plataformas como Spotify o Apple Music, como en físico.

Hermelo, que compartió escenario con artistas de la talla de Leopoldo Federico, Liliana Felipe, Tata Cedrón y, entre otros, Marinero Montes, no conocía ni a Luis ni a su obra hasta que Camila, hija de Pazos, le acercó uno de sus libros - “El Cazador Metafísico. Poesía Reunida I”, editado por Libros de la talita dorada, en 2011-, preguntándole si con esos poemas se podían hacer canciones.

“Entonces me encontré con las geniales letras de Pazos, letras cargadas de imágenes, de alquimia, de épica, de viajes”, cuenta el guitarrista que el año pasado fue distinguido como personalidad destacada de la cultura por la Legislatura porteña.

El deseo de conocer al escritor fue inmediato. En esa primera reunión, Pazos le reveló lo que le habían dicho sobre la no musicalidad de sus obras -que podrían definirse como “reflexiones sobre la vida, la muerte, el poder y la lucha, escritas de manera poco convencional”, según él mismo- pero Hermelo no fue al encuentro con las manos vacías.

Le mostró cómo había intervenido “Samurai”, uno de los poemas incluidos en el libro, y al que pintó con matices de bolero flamenco. “Pazos rió y lloró, y ahí supe que teníamos un disco y que este trabajo valía la pena”, asegura el músico. Pazos, por su parte, confiesa que en ese momento sintió cómo sus fibras más íntimas se tocaban, mientras su cuerpo experimentaba la emoción. “Me tocó la inteligencia y el corazón”, admite.

Incansable, Hermelo trabajó poniendo melodías a más de veinte poemas pero algunas no llegaron al corte final.

El disco incluye la musicalización de nueve poemas -“Hurakán”, “El jinete”, “El actor”, “El guerrero”, “El Arquitecto”, “El Castigo”, “El Dueño”, “El ojo” y “Samurai”- pero en diez canciones. “El guerrero”, por caso, tiene dos versiones, una en samba y otra en bolero.

Mientras trabajaba en la búsqueda, detallista, del mejor ropaje para esas finas letras, en las que braman líneas como “Sabe que muere por un manojo de símbolos y golpea las puertas del mundo hasta quedar hecho un muñón” o “No había a su alrededor, ni muros, ni rejas. Sin embargo sabía, con absoluta certeza, que era prisionero. Se miró en el espejo y vio el rostro de su carcelero”, Hermelo se volcó en paralelo a la búsqueda de una voz.

Sabía que necesitaba encontrar un cantante que “pudiera transmitir la imagen y el sonido de esta épica”, y sus recuerdos se posaron en Adrián Barrionuevo, un cantaor flamenco que no dudó en sumarse al proyecto.

Juntos grabaron “Canciones Mestizas”, un viaje entre la música y la poesía que se mueve desde el sonido Cádiz al Río de la Plata, haciendo escalas en el caribe y Brasil, en un contrapunto entre la voz de Barrionuevo y la guitarra de Hermelo.

Para Pazos, escuchar las melodías de su propia prosa remite a “un sentimiento maravilloso” porque permite “que la poesía salga de la torre de marfil para meterse en el alma de las personas”.

El dúo Barrionuevo/Hermelo presentará “Canciones mestizas” el domingo en 17 y 71, acompañado en percusión y batería por Leonardo Gianibelli, en bajo eléctrico por Valentino Sampaoli, y en guitarra y coros por Fernando Schaeffer. Aunque eso no será todo porque el propio Luis Pazos será también protagonista de la velada y, entre canción y canción, intentará “contar un poco acerca del origen de cada una de ellas”, según anticipa.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla