Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Para ahorrar, aprovechan promociones y fraccionan las cargas de naftas

Chau al “premium” y al tanque lleno: los automovilistas cambian hábitos

Llenar un tanque de nafta (uno estándar, de 40 litros) cuesta $1.800 si se trata de la “súper” y $2.100 si la elegida es la “premium”. Eso en las estaciones de servicio YPF, porque en las de firma extranjera el combustible sale uno o dos pesos más por unidad. Aunque depende mucho del uso que se le dé al vehículo, si se considera un promedio de recarga semanal el gasto mensual por andar en coche se torna imposible en casi cualquier hogar. Por esa razón, desde hace un tiempo, cuando empezó la escalada de precios de los hidrocarburos, los automovilistas platenses abandonaron hábitos de consumo y los cambiaron por modalidades para abastecerse que les signifiquen algún ahorro.

Quienes completaban toda la capacidad del tanque hasta hace unos meses, ahora fraccionan la compra y tiran con el auto hasta que el combustible lo permite.

Muchos automovilistas que cuidaban el motor con las naftas de mayor octanaje resignaron calidad en favor de un poco más de dinero en el bolsillo y se volcaron a la más económica.

En la misma línea, conductores que le ponían al tanque diesel `premium´bajaron las pretensiones y ahora cargan diesel común.

Se da también el caso más extremo de propietarios de vehículos que sacaron cuentas y le encontraron la ventaja al GNC, ya que si bien el equipo de conversión de sistema es costoso en un plazo no muy prolongado la transformación puede llegar a convenir, sobre todo si se le al coche un uso intensivo.

“Ya son muy pocos los clientes que cargan la nafta`premium´; solamente lo hacen los que son dueños de autos o camionetas de al ta gama, pero los coches de mediano valor se vuelcan a la nafta súper porque es mucha la diferencia”, precisó José Gómez, playero de una estación de servicio de la avenida 32 entre 21 y 22.

El empleado de la estación de servicio que también expende GNC contó que “hay gente que se pasó al gas” y que el sector que más ha variado su consumo en ese sentido es el de los taxistas.

Ocurre que, también siempre de la línea YPF, el gasoil (combustible que históricamente ha utilizado el servicio de taxis) está por las nubes, ya que el litro del común se vende a $43 y el “premium” a $49.

El metro cúbico de GNC, en cambio, se comercializa a casi la mitad de precio en comparación con el diesel, pues está a $23.

“La diferencia entre el GNC y el resto de los combustibles es enorme. Ya casi no quedan autos del servicio de taxis que no anden a gas. A lo mejor queda algún propietario que no lo ha convertido, pero el que adquiere una unidad, desde hace rato, aunque le implique una inversión importante, pasa el coche a gas, porque si no el negocio es imposible”, explicó el secretario general del Sindicato de Conductores de Taxis de La Plata, Juan Carlos Berón.

De acuerdo a las últimas estadísticas, unos 15 mil automovilistas, promedio mensual, cambia el sistema de combustible de su vehículo y se pasa de la nafta al gas.

Atentos a las promociones

Otro recurso al que apelan algunos conductores los obliga a estar atentos a las promociones. Algunos bancos, en determinados días de la semana, ofrecen descuentos si el pago es con tarjetas de crédito o débito. Siempre con un tope de bonificación, que suele estar entre los $300 y $500, hay quienes aprovechan el beneficio y así se ahorran unos pesos todas las semanas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla