Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Según un informe de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP

En nuestra ciudad, la actividad económica cayó 5,2% interanual en el segundo trimestre del año

Hubo una desaceleración de la caída con respecto al primer trimestre. Pero la devaluación de agosto golpea en el tercer trimestre

La caída del comercio minorista entre abril y junio fue de 24%/el día

Fernando Coradazzi

fcoradazzi@eldia.com

Durante el segundo trimestre de 2019 la actividad económica de nuestra ciudad tuvo un retroceso interanual de 5,2 por ciento, acumulando así quince meses consecutivos de descenso de acuerdo a un relevamiento realizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El indicador muestra una desaceleración de la caída con respecto al primer trimestre del año (-9,3 por ciento) a raíz de la estabilización temporal del dólar, un descenso de la inflación y el comienzo de las paritarias salariales. Pero la incertidumbre, el salto cambiario luego de las elecciones primarias y la aceleración de la inflación hacen pensar en una profundización de la recesión de cara al tercer trimestre del año.

Las ramas de la actividad que más perdieron fueron las relacionadas a bienes durables (inmobiliaria y comercio de autos) y también las que pertenecen al comercio minorista. Así la actividad inmobiliaria cayó 41,8 por ciento, el comercio minorista perdió 24 por ciento, los de ventas de autos retrocedieron 14,4 por ciento y hoteles y restaurantes descendieron 11,9 por ciento.

Según el informe, también tuvieron un desempeño negativo el comercio mayorista (-11,9 por ciento), el transporte (-7,1 por ciento), la industria manufacturera (-7,1 por ciento), electricidad, gas y agua (-6,8 por ciento), bancos (-5,8 por ciento), construcción (-5,5 por centaje) y comunicaciones (-3,3 por cieto).

“La dinámica de ese proceso está relacionada con el menor poder adquisitivo del salario, que explica gran parte de los ingresos de los platenses”, asegura el informe.

Las remuneraciones vienen perdiendo en la carrera contra la inflación: el año pasado terminaron en promedio un 13 por ciento debajo del Indice de Precios al Consumidor (según datos del INDEC). Y este año, la masa salarial tuvo una disminución interanual de 5,5 porciento en el primer trimestre del año y de 3,8 por ciento en el segundo trimestre (según el trabajo de la Facultad de Ciencias Económicas).

Esta semana el INDEC informó que entre los meses de abril y junio, el PBI a nivel nacional creció un 0,6 por ciento interanual, por el alto rendimiento del sector agropecuario y por la producción de petróleo de Vaca Muerta que compensaron las fuertes caídas de otras ramas de la actividad como la industria manufacturera (-6,7 por ciento), la construcción (-5,0 por ciento), el comercio mayorista y minorista (-9,3 por ciento) y el sector financiero (- 13,5 por ciento).

En el caso de La Plata, el sector agropecuario lo conforma el cinturón hortícola cuya producción está orientada a abastecer el mercado local y, por ende, sufre las mismas restricciones que el comercio minorista.

Y no tiene nuestra ciudad otro sector productivo que compense la fuerte caída del consumo experimentada a partir de abril de 2018.

Breve mejoría y nueva caída

De acuerdo al relevamiento hecho por el Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Regional de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP, la caída de la actividad económica se desaceleró de -9,3 por ciento entre enero y marzo pasado a -5,2 por ciento entre abril y junio últimos. Esto gracias a tres factores: el impacto de las paritarias que mejoró los salarios, la estabilidad relativa del dólar durante el segundo trimestre acompañada de un menor ritmo de la inflación.

Así, las ventas de comercios, que en el primer trimestre bajaron un 40 por ciento, en el segundo lo hicieron un 24 por ciento; los viajes en taxi, que habían caído un 25 por ciento en los primeros tres meses del año, entre abril y junio lo disminuyeron un 15 por ciento; y las ventas de comercio, que perdieron un 40 por ciento ,en el primer trimestre, en el segundo se redujeron en el segundo trimestre un 24 por ciento.

Pero los datos de la economía empeoraron tras la realización de las PASO, el 11 de agosto último. El peso volvió a desvalorizarse, se incrementó la inflación y todo hace prever que en el tercer trimestre la actividad económica acelerará la caída.

La Ciudad peor que la Provincia

La caída de la actividad económica en La Plata fue más profunda que en la provincia de Buenos Aires. Si se compara el trabajo de la Facultad de Ciencias Económicas con los datos que proporciona la Dirección Provincial de Estadística, el Producto Bruto Geográfico (PBG) de La Plata tuvo en el mismo período (primer trimestre de 2018 contra el mismo periodo de 2019) un retroceso promedio de 7,2 por ciento contra un 3,5 por ciento del PBG bonaerense. Básicamente porque la actividad económica en nuestra ciudad depende mucho del ingreso de los asalariados y carece de una diversificación productiva.

La Plata continúa siendo una ciudad de servicios públicos y privados, donde la industria, el agro y la construcción representan solo el 14 por ciento del Producto Bruto Geográfico local según un relevamiento anterior de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP. Por eso la economía local es muy sensible a los vaivenes del consumo.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla