Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un fuerte respaldo, pero con obligaciones

20 de Febrero de 2020 | 03:06
Edición impresa

El comunicado del FMI afirmando que la deuda argentina “no es sostenible” implica un fuerte espaldarazo a la gestión del ministro de Economía, el platense Martín Guzmán. Pero con la obligación -por parte del Gobierno -de mantener las cuentas públicas equilibradas. Y de pagar a lo que se comprometa de ahora en adelante.

La pregunta que viene es qué rol tendrá el FMI en la negociación con los acreedores privados. Y cómo se refinanciará la deuda que el Gobierno tiene con el organismo.

El fin de semana, Guzmán y Georgieva se reunirán en Riad, Arabia Saudita, en la reunión del G20. Y ahí se definirá como sigue la relación entre nuestro país y el FMI.

Ayer, la analista financiera María Iglesia destacó en elcronista.com cuatro aspectos centrales de la futura negociación:

1) Hay que diferenciar el rol que el organismo pueda tener en la reestructuración de la deuda con los acreedores privados y, por otro, un eventual reperfilamiento de los pagos al Fondo, para los cuales hay fuertes vencimientos recién en 2022 y 2023.

2) Esta última opción requerirá sí o sí que se defina un nuevo programa con el FMI: ya sea que se enmarque dentro de un nuevo stand-by agreeement (que son préstamos a un plazo más corto, por tres años) o uno de facilidades extendidas, que posterga los vencimientos por un período mayor. Estas son las opciones más usadas por los países miembros del organismo: básicamente, se trata de conseguir un nuevo préstamo para pagar el anterior.

3) Pero para esta opción, con vencimientos menores este año, unos u$s 1.604 millones en concepto de intereses de la deuda con el FMI (que por ahora el Gobierno afirmó que se pagarán, según averiguó este diario), hay más tiempo ya que recién en 2022 y 2023 los pagos se vuelven más abultados, de unos u$s 20.000 millones al añoen promedio.

4) Con respecto al rol del FMI en la negociación con los privados, en general los propios bonistas piden que exista un programa con el organismo, de manera de respaldo y para que se vuelva más plasmable, en un plan con el Fondo, las promesas de evolución de resultado fiscal y de la deuda en sí.

Por todo eso, más que festejar, el Gobierno deberá ponerse a hacer los deberes.

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla