Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Los casos en otros países y las razones de su éxito

22 de Mayo de 2020 | 01:40
Edición impresa

Cuando el virus comenzó a hacer pie en América Latina y en Europa ya era un desastre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) salió a clamar por “test, test y más test”. Su director, el biólogo Tedros Adhanom Ghebreyesus, había asegurado que “para ganar, debemos atacar el virus con estrategias agresivas y bien dirigidas: hacer el test a cada caso sospechoso, aislar cada caso confirmado y hallar y poner en cuarentena a cada una de las personas con las que estuvo en contacto estrecho”.

La propia OMS había puesto de ejemplo a la política que adoptó Corea del Sur, con la implementación de 11.100 test por millón de habitantes, una de las más altas del mundo. En Alemania, en tanto, se realizaron más de 1,7 millones, a razón de 20.600 por millón de habitantes. Ahora bien, ¿para qué sirve testear masivamente? Según apuntan los expertos, para que el distanciamiento social sea más efectivo. Si sé con certeza qué personas portan el virus, puedo aislar a esas personas de manera más estricta y así controlar su circulación.

En tren de analizar los casos exitosos en otra parte del mundo, muchos especialistas aseguran que entre los países que más test por millón de habitante realizaron no está ninguno de las grandes potencias: están las islas Feroe, Islandia, Luxemburgo, Bahrein y Lichtenstein, entre otros. ¿Las razones? Son países chicos, ricos y con menos de un millón de habitantes.

Alemania, si bien se actuó muy rápido, lo pudo hacer gracias a que de manera muy temprana (el 16 de enero) desarrolló sus propios kits diagnósticos y porque ya tenía 85 laboratorios públicos y privados listos para la tarea. El control de la epidemia en ese país viene siguiendo las recomendaciones del Robert Koch Institute (RKI), el instituto público de biomedicina más importante del país. El primer caso apareció en Alemania en enero, y las primeras medidas que se tomaron fueron de contención y de protección, sin cerrar ninguna escuela. Recién el 13 de marzo, cuando los casos confirmados estaban prácticamente duplicándose cada dos días, se cerraron las escuelas en algunos estados y dos días después, el 15 de marzo, se cerraron las fronteras con los países vecinos.

Otro ejemplo que suele mencionarse a la hora de hablar de los testeos masivos es, como se dijo, el de Corea del Sur, un país desarrollado que produce sus propios kits diagnósticos y tiene una industria biotecnológica de las más importantes a nivel mundial. Además de la enorme cantidad de recursos del que pudo disponer el gobierno surcoreano, los expertos mencionar un factor clave y que no todos suelen tener en cuenta: la idiosincracia. El primer caso en ese país se confirmó el 20 de enero. Ese mismo día, el gobierno coreano aisló a la persona infectada y rastreó todos sus contactos para aislarlos. A partir de ese momento, la cantidad de casos fue incrementándose de manera controlada a razón de unos 20 positivos diarios. Entre la aparición del primer caso y el 19 de febrero -es decir durante el primer mes de la pandemia-, Corea había realizado 10400 tests, más o menos los mismos que lleva realizados Argentina en su primer mes de circulación de coronavirus. La gran diferencia, se apunta, es que cada testeo estuvo acompañado de un sofisticado sistema de seguimiento de los casos confirmados, que consistió en cruzar datos de los infectados con los del resto de la población para ver con quiénes se cruzaron, testearlos y, así, ponerlos en cuarentena.

Tampoco, se señala, nadie que mire el ejemplo coreano puede obviar que Corea es el país con mayor proporción de gastos con tarjeta de débito/crédito del mundo. Tampoco que es uno de los países con más cantidad de teléfonos celulares por persona del mundo y que tiene una tecnología de vigilancia pública incomparable con cualquier país latinoamericano: desde 2018, Corea tiene más de un millón de cámaras de vigilancia instaladas en lugares públicos.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla