Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1330
Espectáculos |UNA PROPUESTA GRATUITA QUE INVITA A LOS PARTICIPANTES A SER ACTORES POR UN RATO
“Bingo Pandemia”: un happening virtual con el bolillero de fondo

Un divertido encuentro casi teatral se genera alrededor de esta experiencia que idearon dos amigos para hacerle frente al aburrimiento de la cuarentena, y que terminó reuniendo a miles de personas por Zoom

“Bingo Pandemia”: un happening virtual con el bolillero de fondo

Lucio y Maivan, lookeados según la consigna de la noche mexicana, junto a algunos de los participantes virtuales de su “bingo pandemia” / bp

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

6 de Agosto de 2020 | 04:36
Edición impresa

“No te curamos pero matamos el aburrimiento”, advierten Lucio y Maivan, dos amigos de Villa Urquiza que decidieron pasar la cuarentena juntos y que, para entretenerse en este aislamiento inédito, sacaron del baúl de los recuerdos los viejos juegos de mesa familiares. Tras probar los mil y uno, se toparon con el bolillero, las bolillas y los cartones y, hartos de mirarse las caras, abrieron el juego sumando un amigo virtual por acá, otro por allá, hasta que fantasearon con la idea de cómo sería compartir con más gente la experiencia de jugar al bingo por videoconferencia. El resultado, dicen ellos, “un éxito”, y, a juzgar por los números, parece que tienen razón.

Desde que debutaran con su propuesta online, los primeros días de abril, Lucio -un niño cantaor de bolillas, entregador de cartones sin fin y admirador de Luis Roberto González Rivero, más conocido como Riverito- y Maivan -conductor, animador, agitador, editor, cocinero y maestro de ceremonias- han celebrado casi treinta encuentros con personas de diferentes rinconces del país -Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Rio Negro y Chubut- y del mundo -México, Colombia, Chile y Australia-, también. Cada encuentro permite, ahora, mil conexiones en simultáneo.

Los bingos se realizan todos los jueves y sábados a las 22 a través de Zoom. Para disfrutar de la experiencia, se debe entrar en www.bingopandemia.com, registrarse por única vez, solicitar el cartón y elegir qué día jugar. La entrada es libre y gratuita y hay premios (productos o servicios) que son aportados por los mismos participantes, que se anuncian antes de iniciar cada partida, y que, dependiendo de la distancia de los ganadores de cada noche, se entregan durante el evento. En sus primeras ediciones, los premios eran frascos de Lysoform o potes de alcohol en gel, bien a tono con el marco pandémico.

Lo más interesante de este bingo es la forma descontracturada y festiva que propone en tanto hay consignas que se comunican en las redes sociales cada semana y que, los que quieran participar, deberán cumplir. Así, los jugadores deberán asistir a la gala producidos según la temática que toque -noche circense, noche de gala, navidad, noche mexicana, sombrero, mascotas, el amuleto de la cuarentena, cepillo de dientes y anteojos han sido algunas de las propuestas- y que sirve como disparador para las interacciones.

Con ritmo de tv, aires de radio, juegos de streaming, sketches de humor y personajes, el “Bingo Pandemia” se transformó en mucho más que un juego, una especie de happening virtual en la que el bolillero, en este caso, es la excusa para hacerle frente al aburrimiento de la cuarentena desde la diversión.

Y para los que se quedan con ganas de más, porque en cada encuentro siempre están los sub 30 y sub 40 que no se quieren ir a dormir, los chicos también crearon la Fiesta Ponch, que se lleva a cabo los sábados a la madrugada, y en la que dejaron de cantar los números y se pusieron a pasar canciones, de la mano de DJ e invitados famosos que le ponen más condimento a cada juntada virtual.

comunidad pandémica

Lucio es Lucio Szteinhendler, con un pasado ligado al teatro, desde la actuación y la producción, aunque también a la música argentina, aunque ahora se dedica a la construcción. Para él, lo más interesante de esta propuesta es lo que se generó alrededor. “Se armó como una especie de comunidad pandémica, gente que se fue conociendo durante las emisiones y que siguieron en contacto por grupos o chats paralelos al evento”, cuenta en diálogo con EL DIA, quien se sorprende en cada gala con el cambio que han manifestado los participantes: de la timidez inicial a esperar el momento en que los ponche la cámara para actuar como tal o cual personaje con el que se ha disfrazado y cada vez con más y mejor nivel de producción.

Maivan es Iván Vignau, con un pasado ligado a lo teatral que lo llevó a hacer, hace mucho tiempo, una obra en el Centro Cultural San Martín, aunque ahora abocado a sus tareas como profesor audiovisual en una escuela secundaria, con mucha cancha para la animación de eventos. Para él, la clave del éxito de “Bingo Pandemia” está en una posibilidad concreta: la de conocer gente nueva. “El hecho de estar hace 140 días conviviendo con las mismas personas y que de repente aparezca una actividad que te permite divertirte y, sobre todo, conectarte con otra gente, es fundamental”, asegura.

En este sentido, reconoce Maivan que para muchas personas el juego es lo menos importante, de hecho, hay algunos que “descargan el cartón pero no juegan, sólo lo hacen para ser parte de la experiencia y ver qué pasa con la gente”.

Hacerlo gratuito fue una decisión inamovible, en tanto, además de darles más libertad de acción y creatividad sin límites, generaba una posibilidad de participación mayor. “Bingo Pandemia nació con las ganas de compartir un juego manteniendo el distanciamiento social y lo hicimos gratuito porque queremos que jueguen todos, que no haya una barrera económica”, explica Lucio.

Para ellos, la recompensa está en otro lado. “Lo que es simbólico para nosotros es que en este momento, donde hay mucha mala noticia, de repente un proyecto que nace desde la necesidad de conectarse con otros, funcione. Y el hecho de sostenerlo gratuito es básicamente porque sabemos que se necesita y no lo queremos cambiar. Hay mucha necesidad de contacto, de besos y abrazos. Con ese agradecimiento que recibimos en cada emisión, ya estamos pagos”, cierra Maivan.

Y cuando pase la pandemia, si es que pasa algún día, los chicos seguirán adaptando esta ya de por sí elástica propuesta a espacios teatrales o centros culturales en los que encontrarse presencialmente con sus jugadores cara a cara, en una especie de formato café concert que, como ahora, termine seguramente “en cachengue”. Mientras tanto se reconfortan con seguir consolidando su “comunidad pandémica virtual” que los hace sentir mimados como nunca porque, dicen, “nunca nos quisieron tanto”.

Además de Lucio y Maivan, son parte de “Bingo Pandemia” personajes como Anita Rapoport, “juez de paz”, una especie de árbitro que asiste en vivo en caso de dudas o confusiones; Lentti (Gabriel Reich), el delivery boy que “tarda pero llega” que se encarga de entregar los premios; o Coronado en su tinta (Diego), un ex participante que se sumó al staff como ilustrador en vivo de cada emisión. Aunque detrás de lo visible hay más: Pablo Finquelievich (director de cámara), Agustina Farias (producción), Inés Falvo (diseño gráfico), Matías González (desarrollo web) y Marisol Cambre (comunicación) también son parte de esta propuesta.

Los jugadores deben cumplir con las consignas y mostrar para todos sus producciones

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla