Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,27
Dólar Ahorro/Turista $137.40
Dólar Blue $180,00
Euro $95,52
Merval 0,00%
Riesgo País 1434
El Mundo |Las escuelas de samba y las comparsas se negaron a participar por temor al coronavirus
Por primera vez en 108 años, no se hará el tradicional Carnaval de Río de Janeiro

La pandemia obligó a suspender el evento festivo más importante de Brasil y uno de los más famosos en el mundo

Por primera vez en 108 años, no se hará el tradicional Carnaval de Río de Janeiro

Tras más de 100 años, no se hará el tradicional carnaval de río / AFP

Por: Carlos A. Moreno

26 de Septiembre de 2020 | 02:32
Edición impresa

RÍO DE JANEIRO

EFE

El Carnaval de Río de Janeiro, el evento festivo más importante de Brasil y uno de los más famosos en el mundo, quedó en suspenso por primera vez en los últimos 108 años por causa de la pandemia del coronavirus, ya que las escuelas de samba y las comparsas condicionaron sus desfiles a una vacuna.

Un día después de que las escuelas de samba anunciaran su decisión de suspender los desfiles previstos para febrero de 2021 y plantearan la posibilidad de aplazarlos a junio o cancelarlos definitivamente, los “blocos”, como son conocidas las multitudinarias comparsas callejeras, siguieron su ejemplo. Y ambas recibieron el respaldo de la Alcaldía de Río, en últimas principal organizadora de una fiesta que en febrero de este año atrajo a 2,1 millones de visitantes, de los que 483.000 fueron extranjeros, que dejaron ingresos por 900 millones de dólares y confirmaron a la ciudad como el principal destino turístico de Brasil.

La decisión de las escuelas de samba y de las comparsas “refleja coherencia en el escenario que vivimos... Aún estamos en medio de la pandemia, sin vacuna y con la recomendación de evitar aglomeraciones”, afirmó en un comunicado Riotur, la entidad de promoción de turismo de la Alcaldía y responsable por el Carnaval.

Aglomeraciones de ese nivel suponen un gran riesgo para un país como Brasil, actualmente el segundo con más muertes por COVID-19 en el mundo después de Estados Unidos, con casi 140.000 fallecidos, y el tercero con más contagios, con unos 4,6 millones de casos.

Aglomeraciones, contacto directo con miles de personas sin protección en espacios limitados, bebidas alcohólicas compartidas, roce de cuerpos sudorosos con poca ropa y hasta besos con desconocidos son comunes en el Carnaval de Río y una pesadilla para las autoridades sanitarias.

El Carnaval de Río sólo había sido aplazado en dos oportunidades en toda su historia: en 1892, cuando las autoridades alegaron que era más saludable realizar la fiesta en junio (en el invierno austral), y en 1912, cuando la muerte del popular barón de Río Branco provocó conmoción nacional y una semana de duelo nacional.

Pero en ambas ocasiones los cariocas bailaron tras las comparsas tanto en febrero como en junio y burlaron la prohibición.

Los cronistas recuerdan como uno de los carnavales más animados en la historia de la ciudad el de 1919, cuando las personas, tras varios meses resguardadas, inundaron las calles para intentar olvidar las 15.000 muertes que la llamada gripe española dejó en la ciudad en los últimos meses de 1918.

Grandes atracciones

Los desfiles de las escuelas de samba del llamado Grupo Especial del Carnaval de Río, considerados como el mayor espectáculo del mundo al aire libre y principal atractivo de la fiesta, concentran en dos noches en el Sambódromo a 145.000 espectadores, sin contar con los cerca de 5.000 integrantes de cada una de las 14 agrupaciones y las miles de personas necesarias para el evento.

Pero la concentración y el contacto directo es peor en los desfiles de los blocos, cuyas bandas musicales son seguidas en desfiles callejeros gratuitos por millones de personas.

Según la Riotur, los desfiles realizados por las 453 comparsas en el Carnaval de este año atrajeron a 7 millones de personas.

La Liga Independiente de las Escuelas de Samba (Liesa), tras discutir el asunto por varios meses, anunció el aplazamiento de los desfiles previstos para el Carnaval que se celebrará entre el 12 y el 17 de febrero próximo.

Los dirigentes de las llamativas agrupaciones aseguraron que una nueva fecha para los desfiles solo será definida cuando se tenga claridad sobre las campañas de vacunación para la COVID-19.

El dirigente señaló que las escuelas, paralizadas desde marzo por las cuarentenas, “no tienen tiempo ni condiciones financieras y de organización para tornar viable los desfiles en febrero”. Castanheira no descartó que la fiesta se realice en junio del próximo año

CONDICIONARON LOS DESFILES

La Asociación Independiente de los Blocos de Carnaval de Río de Janeiro (Sebastiana) también decidió suspender provisionalmente sus desfiles a la espera de una fecha más adecuada.

“La decisión de las escuelas de samba es totalmente correcta. Ante el momento que vivimos, hacer Carnaval, sea en el Sambódromo o en las calles, es generar aglomeraciones, y, sin una vacuna y sin plan de vacunación, es colocar muchas personas en riesgo”, dijo la presidente de la Sebastiana, Rita Fernandes.

El posible aplazamiento o la cancelación de la fiesta tiene en vilo a miles de brasileños que trabajan en el montaje del Carnaval y que están parados desde marzo y sin perspectivas de renta.

“Es claro que todos queremos y vamos a privilegiar evidentemente la vida y que aún no tenemos condiciones técnicas saludables para tener carnaval”, admitió a Efe Jorge Silveira, un “carnavalesco” que ha trabajado en varias escuelas de Río y Sao Paulo.

“Pero al mismo tiempo tenemos que pensar en miles de personas que dependen de la fiesta. Es una industria gigantesca y hasta ahora no hemos escuchado nada de ayuda a los profesionales que trabajan en la construcción del espectáculo”, agregó.

Río de Janeiro, que ya había anunciado un modelo menos atractivo para la edición de este año del Reveillon, su tradicional fiesta de año nuevo y que igualmente atrae a millones de turistas, se sumó a otras ciudades brasileñas que ya habían anunciado el aplazamiento del Carnaval, como Sao Paulo, Recife y Salvador. (EFE)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla