Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $141,50
Dólar Turista $247,63
Dólar Blue $295,00
Euro $143,32
Riesgo País 2458
Espectáculos |EN LA PANTALLA
¿Por qué se separaron Los Beatles?: los mitos que confirma y desmiente el documental

La serie de Peter Jackson sobre la grabación de “Let It Be” ya es una de las más comentadas del año, por lo que revela respecto a las leyendas más extendidas en torno a la ruptura de la banda

¿Por qué se separaron Los Beatles?: los mitos que confirma y desmiente el documental

El set donde Los Beatles grabaron “Let It Be”

5 de Diciembre de 2021 | 03:07
Edición impresa

“Get Back”, la serie documental de Peter Jackson sobre la realización de “Let It Be”, disco emblemático de Los Beatles, ya se ha convertido, a una semana de su estreno, en uno de los eventos televisivos del año, comentado en cada rincón del mundo virtual y objeto de charlas entre amigos melómanos en los primeros asados de fin de año.

Una ventana única a la forma que funcionaba en cuarteto de Liverpool en aquel año final de su existencia, que revela que muchos de los mitos diseminados en torno a la banda eran falsos, o exageraciones (otros, claro, no tanto), con una curiosidad: el material que amoldó Jackson para esta serie documental de 8 horas es el mismo que utilizó el cineasta Michael Lindsay-Hogg para su filme “Let It Be”, que justamente ayudó a construir varios de esos mitos.

A continuación, entonces, repasamos algunos de los mitos confirmados y desmentidos por el monumental documental de Jackson.

MITO 1: JOHN Y PAUL, PELEADOS

La noción extendida sobre John Lennon y Paul McCartney, el corazón compositivo de Los Beatles, es que para “Let It Be” se llevaban pésimo y no colaboraban. Y en “Get Back”, incluso, Lennon habla brevemente de que existe una brecha entre ambos, que se materializará más adelante, cuando la banda se separe y ambos, por cuestiones que mezclaron lo personal y lo financiero, se distancien amargamente.

Sin embargo, está claro que cuando suena la música la magia sigue intacta: lejos de mostrar frialdad o tensión, a menudo entran en una especie de trance creativo y juguetón que entrega algunos de los momentos más felices del documental. Está claro que cuando suena la música, vuelven a ser esos dos amigos de la adolescencia que se juntaban durante horas a tocar.

Veredicto: relativamente falso

MITO 2: ESTABAN TODOS HARTOS

Extensión del primer mito, la idea de esta leyenda es que no solo Paul y John se llevaban mal sino que, para 1969, los cuatro estaban cansados y eran ya una banda de cuatro solistas. Pero el documental muestra otra cara.

Desde ya hay tensión, y cierto hartazgo se percibe sobre todo en Lennon y Harrison, completamente desconectados por momentos de la creación, desganados y ausentes incluso cuando están presentes. Harrison, de hecho, deja la banda durante un breve lapso en medio de la grabación del disco, cansado de que sus aportes no sean tenidos en cuenta: el menor de los cuatro de Liverpool, había permanecido feliz en la sombra de John y Paul durante años, un mero acompañante, hasta que tras una serie de viajes que lo inspiran comienza a querer involucrarse creativamente, pero, considerado el “chiquito”, lo ningunean constantemente. Y se va.

Estos indicios contundentes del ánimo general colaborarían para terminar todo, pero la grabación de “Let It Be” tiene también numerosos momentos de los “otros”, donde toda la banda colaboran, se consultan, se piden consejos y zapan felices, haciendo bromas y conversando de nimiedades. Casi como una familia, con problemas pero a la vez con una química única.

Veredicto: parcialmente cierto

MITO 3: PAUL, EL MOTOR Y EL OBSESIVO

Entre las teorías sobre la separación de Los Beatles existe una muy difundida: la idea de que la banda se cansó de Paul McCartney, obsesivo, perfeccionista y a menudo un poco vehemente en las formas.

Y el documental sin dudas muestra a McCartney en rol de líder: con Lennon ausente por diversas razones (perdía compromiso con la banda, quería seguir su propio camino, pero también comenzaba a batallar contra su adicción a la heroína, algo que aparece de forma lateral en “Get Back”), Paul se convierte en el jefe, empuja todas las composiciones, también las decisiones en torno al show en vivo que planifican, y a menudo se trenza con Harrison, que no quiere seguir sus indicaciones.

También es cierto que Paul es una máquina compositiva para estos años, un torrente de himnos, para entonces el absoluto motor creativo de la banda, mientras que el resto parece presentarse al trabajo a regañadientes: el rol de jefe le es asignado, y él lo acepta.

Veredicto: parcialmente cierto

MITO 4: ¿ESTABAN AL BORDE DE LA SEPARACIÓN?

Esta pregunta tiene una respuesta clara: sí, porque finalmente se separaron. Pero la realidad que muestra “Get Back” es un poco más compleja. Al menos dos Beatles ya estaban más entusiasmados con su camino en solitario que con la banda, Harrison y Lennon, y conversan varias veces de que este podría ser “el último show” de Los Beatles, y sin embargo la decisión, está claro, no está tomada. Y mucho menos la drástica de decisión de no volver a tocar juntos nunca más, de no tomar simplemente una distancia, un aire creativo.

El documental de Lindsay-Hogg se montó por un lado con la separación consumada, motivo por el cual resultó sesgado en su forma de mirar ese material de las sesiones de “Let It Be”, y también fue recibido por el público tras la noticia de la ruptura, analizado bajo esa luz. Los propios miembros de la banda se dejaron llevar por este mito, al punto de que Paul y Ringo confesaron que la serie de Peter Jackson desafiaba la noción que habían construido de cómo fueron aquellos días en el estudio Twickenham, en su memoria mucho más brutales.

Veredicto: Parcialmente cierto.

MITO 5: YOKO ONO SEPARÓ A LOS BEATLES

Quizás el más extendido de los mitos, el documental de Jackson lo desmiente rotundamente: las infecciosas tensiones entre la banda que ya tenían lugar estaban relacionadas al desgaste, el control creativo, cuestiones de egos y negocios, sin relación a Yoko, que efectivamente pasa las sesiones enteras al lado de John, pero en silencio, leyendo el diario y charlando de forma jovial con el resto. No hay indicios de la supuesta manipulación y contaminación que ejerció Yoko sobre John, pero sí de que su ciclo en Los Beatles estaba cerca del final por diversos motivos ligados a la banda.

Veredicto: Falso.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla