Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $141,50
Dólar Turista $247,63
Dólar Blue $295,00
Euro $143,32
Riesgo País 2467
Economía Dominical |UN MERCADO EN PLENA CRISIS
Las criptomonedas, en baja: cómo detectar las estafas e identificar una buena inversión

Todos los día surgen nuevas. En la mayoría de los casos son extremadamente volátiles y sin una utilidad real. Qué es una “shitcoin”

Las criptomonedas, en baja: cómo detectar las estafas e identificar una buena inversión

Dogecoin, una de las cripto más polémicas del mercado / Web

3 de Julio de 2022 | 05:57
Edición impresa

Ante el “bajón” que sufre el espacio cripto con cotizaciones muy deprimidas, muchos buscan la manera de encontrar una nueva moneda que hoy valga milésimas de dólar y les permita “volverse millonario” cuando pegue la escalada.

Aún en épocas de caídas como la actual, todos los días surgen tokens que, en cuestión de minutos u horas, suben a niveles asombrosos y, en algunos casos, superan el 1.000%. En pocas palabras, una persona que invierte u$s100 podría obtener u$s1.000 o más en un día.

Sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de criptomonedas extremadamente volátiles y sin una utilidad real, que son impulsadas por una moda o el entusiasmo de algunos inversores, elevando artificialmente su precio.

A este tipo de activos se los conoce de forma peyorativa como shitcoins o monedas basura y existen miles por cada divisa digital “legítima”. Por eso, alguien desprevenido debe conocer las claves para no caer en estos activos “cazabobos” que pueden hacerle perder todo su capital.

DE QUÉ SE TRATA

Los especialistas definen que toda criptomoneda es considerada una shitcoin hasta que demuestre lo contrario. Bajo esta definición, Etherum podría haberse considerado así en sus inicios y antes de posicionarse como una red segura, con gran nivel de aceptación y que añadía valor gracias a los contratos inteligentes, algo inexistente hasta ese momento, según Iproup.

Por otra parte, varios analistas sostienen que una divisa digital es basura cuando la iniciativa carece de valor, es una copia de otras, no resuelve ningún problema, etcétera. Una de las formas más sencillas de identificar una shitcoin es analizar el proyecto detrás de la criptomoneda: ¿es innovador? ¿Es confiable? ¿Podrá mantenerse en el tiempo?

También es importante que cuente con un sitio web oficial que contenga un white paper (una especie de “constitución” donde se establecen objetivos) y el listado de las personas detrás. Si estas últimas parecen no ser reales o gozan de mala reputación, es una señal de alerta.

Finalmente, hay que analizar algunos indicadores financieros como:

Liquidez: si puede negociarse en exchanges para no “clavarse” o que no sea un activo que nadie quiera

Emisión: ver si está limitada para evitar su depreciación por sobreabundancia de tokens.

Tenencias: comprobar si existen carteras con enorme porcentaje de tokens, ya que podría tratarse de una estafa conocida como pump and dump.

Antes de invertir hay que informarse: cuál es el equipo detrás, qué problema soluciona y cómo lo hace.

Federico Ast, CEO de Kleros y experto en criptomonedas, destacó que, “al invertir en un proyecto, la persona debe hacer una correcta valuación de su inversión: pensar bien lo que está comprando”.

“Por ejemplo, si se adquiere un token de utilidad, existen ciertas formas de evaluarlo, para entender su potencial futuro según parámetros como nivel de adopción o servicios que le presta a los usuarios”.

Más allá de que un proyecto pueda caer y su cripto se convierta en una moneda basura, existen otros casos en el que directamente el proyecto en sí es una estafa, acudiendo a diversas modalidades.

Uno de los casos típicos es la estrategia pump and dump, muy frecuente dentro de las finanzas descentralizadas o DeFi. Para esto, los poseedores de un activo (una shitcoin) saben que carece de potencial, divulgan información falsa o “parcialmente verdadera” mediante diversas técnicas, como contratando youtubers influyentes en el ámbito cripto.

Los tenedores de estas monedas suelen ser sus propios creadores y buscan un crecimiento fuerte y artificial de los precios, para luego vender todo. Resultado: refugian todas las ganancias en criptomonedas fuertes y el token baja a cero.

Otra de las estafas frecuentes ocurre en los juegos cripto, en los que se ofrece un proyecto sumamente atractivo, innovador y con gran potencial a futuro, ofreciendo la posibilidad de adquirir tokens en una preventa. Una vez que esto sucede, el proyecto nunca sale a la luz y los inversores pierden el 100% de su dinero, como pasó con el juego “Farmland”.

Finalmente, se encuentra el clásico esquema piramidal en el que un proyecto se muestra prometedor y efectivamente paga a los inversores retornos generalmente elevados siempre que “traigan” a nuevas personas que adquieran la criptomoneda.

Pero en el momento en que los “viejos inversores” se acumulan y decrece la cantidad de ingresantes, la iniciativa comienza a morir y surgen grandes caídas en los precios. Esto pasó con el juego Cryptomines: su token cotizaba a u$s800, pero ahora vale 17 centavos.

¿ES RENTABLE INVERTIR EN SHITCOINS?

La inversión en criptomonedas basura es una apuesta de riesgo porque, a diferencia de proyectos confiables con un gran futuro como bitcoin o ether, entre otros, se trata de especulación pura y dura en el que pocas personas obtienen ganancias.

Quienes suelen invertir sabiendo de antemano que son shitcoins buscan comprar “barato” y vender “caro”. La clave está en entrar al principio, cuando su precio es extremadamente bajo y salir cuando la moneda tenga una suba significativa.

Claro que, nunca se sabe cuándo es el momento “barato” y “el caro”. Por ejemplo, el token ETERNAL del juego Cryptomines comenzó cotizando a la par de dólar, en pocas semanas subió a U$S6.

Podía considerarse el “momento caro”, pero en semanas llegó a rozar los 50 dólares. Muchos vendieron y otros compraron, hasta que alcanzó los 800 dólares. Una gran cantidad de inversores creyó que, finalmente, habían dado con el “bitcoin” de los juegos NFT, pero comenzó a bajar de forma agresiva y hoy vale casi cero.

Al ser maniobras de alto riesgo, los expertos no recomiendan invertir en shitcoins. Maximiliano Hinz, director ejecutivo de Binance Latinoamérica, señala a iProUP que “el desafío es identificar una moneda con potencial de crecimiento. Un ejemplo es Binance Coin, (BNB) que en 2020 estaba en 14 dólares y hoy ronda los 217”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla