Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $140,98
Dólar Turista $246,72
Dólar Blue $296,00
Euro $141,82
Riesgo País 2439
La cuenta regresiva para mostrar resultados

La cuenta regresiva para mostrar resultados

Por: Leandro Gabin

6 de Agosto de 2022 | 04:00
Edición impresa

eleconomista.com.ar

Los enunciados de Sergio Massa del miércoles por la noche parecieron ser más una expresión de deseos en el camino correcto que el tan mentado programa para sacar a la Argentina de la crisis. Es cierto que a Massa le alcanzó con su simple nombramiento para detener la suba de los dólares financieros y la debacle de los bonos. Pero su ingreso no frenó la gotera en el Banco Central, que se intensifica día a día y le pone presión a lograr resultados en forma urgente.

La sensación reinante es que el tigrense compró algo de tiempo y que si no acelera con más medidas (y empieza a cumplir las pocas que anunció) se jugará a dilapidar su caudal de credibilidad. Y los pocos dólares que quedan en las arcas del Central.

Más allá del show de empresarios locales que inundaron la asunción de Massa, que se pareció más a un traspaso presidencial que al juramento de un ministro de Economía, los principales bancos de Wall Street fueron muy críticos de los anuncios del ministro.

Expectativas

JP Morgan, por caso una de las entidades que suena para ofrecerle a Massa el Repo y así engrosar las escuálidas reservas, sostuvo que las expectativas eran altas pero el conjunto de políticas revelado y medidas anunciadas probablemente no lleguen a estabilizar los principales desequilibrios macro.

“A la espera de detalles y más medidas que se anunciarán en las próximas horas y días, nuestra primera impresión es que los anuncios carecen una vez más de la necesaria consistencia que exigen los desafíos actuales, muy por debajo de lo que el plan de estabilización requeriría en la calamitosa situación macroeconómica actual”, dice JP Morgan.

“Una curita”

El banco, uno de los principales jugadores de las finanzas globales, acota que, en contra de la urgencia, la respuesta política actual “fue una curita”, sin la consistencia y amplitud requeridas para estabilizar la economía.

“Hasta ahora, la coalición de gobierno se ha caracterizado por decisiones tardías y un estilo de prueba y error. Eso hace que un compromiso creíble sea difícil de creer, a menos que vaya acompañado de lo que podrían considerarse medidas políticamente costosas entrando en un año electoral”, indican. Y ejemplifican: una corrección rápida y ordenada del tipo de cambio oficial, a fin de alinear los incentivos para productores, exportadores e importadores, que parece por ahora fuera de la mesa.

“El nuevo ministro anunció un conjunto de medidas y vagos principios políticos para hacer frente a los más apremiantes problemas macro y desequilibrios”, escribió Sergio Armella de Goldman Sachs. “A nuestro juicio, las medidas anunciadas son decepcionantes y no llegan a un plan integral y coherente para reequilibrar la economía argentina”, sentenció.

Pero la decepción no fue unánime. Sebastián Vargas, el estratega de Barclays, se cortó solo y salió a recomendar bonos argentinos. Vargas, economista argentino (ex Banco Galicia y Banco Central) que llegó a Nueva York de la mano de Eduardo Levy Yeyati (hoy armando equipos técnicos en lo económico con el radicalismo), dice que si Massa es capaz de estabilizar los mercados y cumplir sus promesas, los bonos argentinos deberían recuperar las pérdidas al menos hasta los niveles de marzo.

“Obtener ganancias”

“Es posible obtener más ganancias si Massa tiene éxito y profundiza la formulación de políticas positivas y su poder político se fortalece. O, alternativamente, aunque con una importante dosis de volatilidad, si su fracaso o un empeoramiento de la crisis aumenta las posibilidades de un cambio de régimen (económico)”, dice Vargas. En consecuencia, recomienda comprar los bonos Globales al 2030.

Sea como fuere, y más allá del sesgo fiscal de Massa (que en realidad lo único que hace es cumplir la meta del 2,5 por ciento pautada con el FMI), lo acuciante es el nivel de reservas y la sangría de dólares. Tan solo el jueves cayeron casi US$ 500 millones y quedaron en US$ 37.322 millones. El plan Massa de convencer a los exportadores para que ingresen en el tiempo US$ 5.000 millones son paliativos, si es que finalmente la promesa se cumple.

Incluso con éxito en la gestión ante los exportadores, será imposible pasar de la angustia por el faltante de divisas al slogan massista de “fábrica de dólares”. Las reservas netas, según una consultora que se reunió con Massa, está en US$ 500 millones y las netas sin contar las tenencias en oro y demás son negativas en más de US$ 6.000 millones.

Advertencia

Massa sumó a Lisandro Cleri a la vicepresidencia del Banco Central para monitorear día a día la situación del dólar. Al tigrense le advirtieron varios economistas y consultores que si no consigue frenar la pérdida de reservas, habrá que devaluar. “Si no alcanza con la promesa del campo y el Repo es muy caro, al menos provocar un ajuste del tipo de cambio oficial, no demasiado, para poder tentar a que se liquide naturalmente. Pero hay que ver qué termina haciendo. Nosotros le dijimos que si ponía más parches el mercado se lo iba a llevar puesto”, contó un economista que participó de reuniones con Massa, antes de asumir.

“Hacer una corrección rápida y ordenada del tipo de cambio oficial, para incentivar a productores, exportadores e importadores”

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla