Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
HISTORIA. EL 28 DE AGOSTO DE 2005 ESTUDIANTES GANÓ UN CLÁSICO Y EL ESTADIO CERRÓ SUS PUERTAS

Se cumplen 10 años del último partido en 57 y 1

Un incidente en la tribuna de 55 (cayó un hincha al vacío) precipitó una clausura que se veía venir

Se cumplen 10 años del último partido en 57 y 1

El festejo de los jugadores de Estudiantes aquel 28 de agosto de 2015, luego de ganarle a Gimnasia

Por MARTIN CABRERA

El 28 de agosto de 2005 hubo un partido de fútbol en 57 y 1. Un clásico que ganó Estudiantes por 1-0 con gol de José Luis Calderón. Nadie lo supo esa tarde: fue la última función oficial en esa cancha.

En pleno conflicto con el gobierno municipal de Julio Alak, la dirigencia del Pincha afrontó ese partido sabiendo que las consecuencias podían ser importantes. Lo fueron. Aun con las restricciones de público del desaparecido Coprosede, la tribuna local cedió. Fue un tablón el que se quebró, justo de los más altos, cerca de la ochava donde estaba el pino. Claudia Jones, 34 años, cayó al piso. De milagro sólo sufrió una fractura y varios golpes. Unas horas en el San Martín y a su casa.

Pero el episodio no pasó desapercibido. A pesar de las presiones de Estudiantes en AFA y las presentaciones judiciales, el Coprosede (presionado por los gobiernos municipales y provinciales) decidió clausurarlo por tiempo indefinido.

La fecha siguiente como local (Quilmes) el Pincha jugó en la cancha de Gimnasia. También las siguientes cinco. Luego pasó por Quilmes, el estadio Ciudad de La Plata y hasta una vez hizo de local en la cancha de Racing.

Desde el esquema con tablones de cemento y estructuras de hierro -que proponía el municipio- hasta el actual se evaluaron varios proyectos. Hasta que finalmente, luego de una larga pelea con ONGs ambientalistas, acabó con el actual esquema, que fue ligeramente modificado por la nueva dirigencia. El primer proyecto contemplaba un estadio para 20 mil personas y el actual 22.500 personas, pero sentadas.

Las primeras bases del estadio se edificaron durante la presidencia de Julio Alegre, en 2002. La firma Astori comenzó a colocar los cimientos detrás de la tribuna de la calle 55. Varios años el Pincha jugó con una tribuna asomándose detrás de los tablones de madera. Recién se pudo terminar con Eduardo Abadie como presidente, a finales de 2008, culpa de la cantidad de obstáculos recibidos.

Rubén Filipas fue el encargado de licitar y construir, bajo su presidencia, la platea de la calle 115, de la cual -en teoría- debería retirarse el segundo bloque de palcos.

Y fue Enrique Lombardi, que antes había trabajado con los otros presidentes, quien le dio impulso a la obra. Utilizando recursos ordinarios del Club (hecho que generó un debate interno) logró levantar la tribuna de 57, los palcos de calle 1, el esquinero de 57, colocar las butacas en 115, construir las fosas y empezar a trabajar en el piso.

El 28 de agosto de 2005 Estudiantes festejó el clásico 138 y el regreso de José Luis Calderón. Pero también anotó en sus libros el cierre definitivo de su cancha. Hoy se cumplen 10 años y los hinchas no ven la hora de volver. Todo parece indicar que será Verón quien corte la cinta para la apertura del nuevo estadio, que se llamará igual que el viejo: Jorge Hirschi, una de las personas que más hizo por 57 y 1.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...