Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EN 2018 MEJORARON SUS CUENTAS

Salvo Santa Cruz, todas las provincias tienen superávit fiscal primario

La firma del concenso fiscal entre las provincias y el Ejecutivo nacional fue decisivo para mejorar las cuentas provinciales

Salvo Santa Cruz, todas las provincias tienen superávit fiscal primario

El Presidente y los gobernadores durante la firma del pacto fiscal/web

El proceso de ordenar las cuentas públicas no es sólo una tarea del Estado Nacional “sino también de las provincias”. En rigor, el déficit del país, en sentido amplio y consolidado, suele incluir los resultados financieros de las provincias. El buen dato, a diferencia de otros periodos complejos, es que los distritos tienen sus cuentas en orden, afirma un estudio de la Jefatura de Gabinete difundido por elcronista.com.

“Gracias a medidas tomadas por el Gobierno y a los acuerdos firmados a fines de 2017, los resultados de 2018 son alentadores y reflejan el apoyo de los gobernadores por acompañar al Estado Nacional en la búsqueda del equilibrio fiscal”, dicen desde Jefatura. Y los datos son muy positivos.

Entre las 22 provincias que firmaron el Consenso Fiscal, sólo Santa Cruz tuvo déficit primario en los primeros nueve meses de 2018. Todas las demás tuvieron superávit. En los primeros nueve meses de 2017, sólo 9 habían tenido superávit y 13 habían tenido déficit. Las dos provincias que no firmaron el acuerdo son La Pampa y San Luis.

Esta mejora fue posible gracias al compromiso del Gobierno con el federalismo, dicen en Jefatura, algo “que permitió a las provincias aumentar en cuatro puntos (del 28% al 32%) su participación en el reparto directo de la recaudación”. Esto a su vez permitió que los ingresos de las provincias crecieran este año 9 puntos más que sus gastos. También fue clave el fallo de la Corte Suprema a finales de 2015.

Tomadas en conjunto, las provincias tuvieron entre enero y septiembre un superávit primario de $108.000 millones, contra un déficit de algo más de $3.000 millones en el mismo período de 2017.

Este esfuerzo compartido se refleja en la baja del gasto en los últimos años, tanto en la Nación como en las provincias. En 2018, el gasto público consolidado (Nación más provincias) será de alrededor del 37% del PIB, “tres puntos menos que en 2015 y el nivel más bajo desde 2012”.

PROVINCIAS MEJOR POSICIONADAS QUE EL GOBIERNO NACIONAL

A partir del año 2015, las provincias quedaron mejor posicionadas que el gobierno nacional en materia de recursos, ante el fallo de la Corte por la detracción del 15% de la coparticipación (detracción que venía de 1992), y la firma del Consenso Fiscal, que rige desde 2018, por el cual, si bien las provincias debieron comenzar a bajar alícuotas de Ingresos Brutos (algunas las subieron), se resolvió el problema del ex Fondo del Conurbano Bonaerense, y se produjeron compensaciones al resto de provincias para que ninguna pierda recursos, según un trabajo de Ieral de la Fundación Mediterránea.

Así las cosas, entre 2015 y 2018 mientras los recursos tributarios nacionales que fueron transferidos automáticamente a provincias crecieron un 19% en términos reales (le ganaron a la inflación), los recursos tributarios nacionales, netos de dichas transferencias, bajaron un 10% a valor constante.

Explican esta última evolución, además de las mayores transferencias a provincias, la reducción en la presión tributaria que ocurrió en los primeros tres años de la actual administración, especialmente en el impuesto a las Ganancias y en Derechos de Exportación, aunque también se produjeron otros beneficios tributarios a partir del año 2017.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...