Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
SU FALLECIMIENTO

José Marcelo Ondarçuhu

El fallecimiento de José Marcelo Ondarçuhu provocó una profunda tristeza entre quienes lo conocieron en algunas de sus múltiples facetas y lo apreciaron por ser un idóneo profesional y una excelente persona.

Nació en San Nicolás, el 17 de Agosto de 1949; fue el tercero de los hijos de Elba Bova, docente, y José Manuel Ondarçuhu, abogado. Según solía recordar, tuvo una infancia muy feliz junto a sus hermanos Cristina y Jorge Alberto, en la ciudad ribereña que le dio la oportunidad de incorporar el río y las actividades náuticas y deportivas en el Club Regatas San Nicolás. Allí despertó su pasión temprana por el básquet, deporte en el que se distinguió jugando desde sus 14 años y alcanzó el seleccionado bonaerense.

Eso fue lo que, al comenzar su vida universitaria, lo impulsó a trasladarse a La Plata, ya en esta ciudad se incorporó a la primera división de Gimnasia y Esgrima.

Se graduó de la Universidad Nacional de La Plata como Contador Público Nacional y desarrolló su actividad profesional con mucha dedicación, tanto en el sector privado, en su estudio de La Plata, como en el área de la salud pública, en la que se destacó por su compromiso y eficiencia.

En 1991, junto a un grupo de amigos dilectos concretaron una idea que se hizo realidad con esfuerzo y entrega personal: la Fundación Isalud.

También propició y participó activamente en la creación del Instituto Eureka, Educación del pensamiento.

Se casó en 1974 con Laura Alejandra Etcheverry, a la que acompañó y respaldó permanentemente en su proyecto educativo con amor incondicional.

La familia, a la que cuidó y amó profundamente, se completó con el nacimiento de dos hijos de los que estaba orgulloso y con los que compartió hasta último momento la actividad profesional y social.

En 1975 nació José Esteban, arquitecto, y en 1981 Alejandro, contador Público, junto a quien trabajó estrechamente como colega y maestro.

Marcelo practicaba el arte de vivir plenamente y disfrutaba cada momento. Era feliz en la naturaleza, en su estudio mientras trabajaba, jugando al golf, viajando con Alex, su esposa y compañera en la aventura de la vida, mimando a sus nietos adorados, Conrado, Faustina, Agustina y Valentín.

Dejó cálidos recuerdos entre quienes lo conocieron porque ser generoso, justo, solidario, vital, alegre y optimista.

 

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...