Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pidió protección

Farré delató al saxofonista y ahora teme por su vida

El femicida fue quien denunció que Ignacio Pardo planeaba matar a un fiscal de San Isidro. Un abogado pide su domiciliaria

Fernando Farré, condenado por el femicidio de su esposa Claudia Schaefer en 2015 en un country de Pilar, fue el informante que reveló el plan que tenía el detenido ex saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs Ignacio Pardo para asesinar a un fiscal de San Isidro, y ahora pidió protección para que no lo maten en la cárcel. El abogado Jorge Césaro, que representa a Farré en una serie de hábeas corpus, aseguró que “Fernando teme por su vida”. “Hay secuaces de la banda de Pardo en el penal de Florencio Varela que lo pueden matar en cualquier momento”, dijo el letrado, en referencia a la Unidad 24 donde Farré cumple su prisión perpetua.

Por ello, Césaro contó que pidió “medidas de resguardo” y hasta “la prisión domiciliaria” de Farré. Sin embargo, fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informaron que el femicida fue entrevistado por las autoridades de la Unidad 24 y se labró un acta donde dejó asentado que desea seguir alojado en el pabellón evangelista número 3 de máxima seguridad del penal. El abogado Césaro dijo que “habrá que ver en qué condiciones se labró ese acta” e hizo llegar una carta escrita de puño y letra por Farré en la que dice que el juez lo dejó “en condición de desamparo”.

Césaro contó que Farré compartió celda con Pardo durante varios meses en la Unidad 48 de San Martín y que allí la relación era buena hasta que “Naco Goldfinger” comenzó a extorsionarlo a él y a su familia para que le dieran dinero a cambio de no sufrir represalias. Según el abogado, el 24 de junio Pardo y otros presos le tiraron agua hirviendo y allí logró que lo cambiara de pabellón, donde conoció a Carlos Colosimo, el tío de Wanda Nara condenado por abuso y corrupción de menores, quien lo salvó al advertirle que un sicario de Pardo iba a asesinarlo.

En los meses que compartió celda fue cuando Farré escuchó que Pardo “tenía una obsesión” con el fiscal Ferrari de San Isidro porque lo había encarcelado, y que tenía planeado contratar sicarios para asesinarlo en San Fernando, donde podrían hacer desaparecer su cadáver “en el fondo del río” o mientras veraneaba en Cariló.

Farré denunció este plan primero en una fiscalía de Florencio Varela y luego ante la fiscal correccional de San Isidro Carolina Asprella, quien inició una investigación que culminó el miércoles con cinco allanamientos donde se allanó la celda del propio Pardo en la Unidad 48 de San Martín y se detuvo en Villa Martelli a un ex preso del mismo penal que, según la acusación, ya estaba haciendo tareas de inteligencia y organizando el crimen de Ferrari desde el exterior. Tras un nuevo allanamiento en la celda de Pardo y el hallazgo de otro teléfono, fue trasladado del penal de General Alvear.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...