Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El estreno de la semana

“15:17 Tren a París” Clint Eastwood: el cineasta inoxidable que sigue filmado sobre las problemáticas del presente

En su nueva cinta, el director de 87 años vuelve a retratar un hecho real: la historia de dos hombres que evitaron un ataque terrorista

En la nueva película de clint eastwood dos amigos evitan un ataque terrorista / outnow

Clint en el set de su nueva película: el director sigue filmando a los 87 años

El cineasta estadounidense Clint Eastwood estrena el jueves su nueva película, “15:17 Tren a Paris”, una historia para la que se decantó por el realismo y la naturalidad de los héroes reales que, en agosto de 2015, detuvieron a un terrorista y evitaron una posible masacre en el interior de un tren.

“Me pareció una historia fascinante cuando la leí en los periódicos y me pareció fascinante conocerlos en persona hace dos años. ¿Qué lleva a alguien a actuar de forma heroica, de forma tonta, o, tal vez, de ambas formas a la vez en una situación así?”, se preguntó el célebre realizador en conferencia de prensa. Y agregó: “Eso fue lo que más me atrajo. Y quise indagar en esa cuestión y narrar este relato con gran realismo, por eso quise que lo hicieran ellos mismos”.

En agosto de 2015, los jóvenes estadounidenses Anthony Sadler, Alek Skarlatos y Spencer Stone evitaron la tragedia en un tren de alta velocidad Thalys que iba de Amsterdam a París. El terrorista, el marroquí Ayoub El Khazzani, subió a ese tren en Bruselas con un (fusil de asalto) Kalashnikova, nueve cargadores, una pistola automática y un corta papel, e hirió a dos personas antes de ser reducido por esos pasajeros y posteriormente arrestado.

UNA HISTORIA REAL

La cinta se basa en el libro “The 15:17 To Paris: The True Story Of A Terrorist, A Train, And Three American Heroes”, escrito por los propios héroes con ayuda del periodista Jeffrey E. Stern, que ilustra cómo la amistad y el pasado de esos jóvenes -dos de ellos con pasado militar- influyó decisivamente en lo ocurrido.

“No sé lo que convierte a alguien en héroe. De eso trata esta historia. Vivimos en un mundo y una sociedad en la que nunca sabes qué te puede ocurrir. Te topas con alguien extraño en la calle e igual te matan”, explicó Eastwood, quien mencionó que el ataque terrorista de Barcelona del pasado mes de agosto ocurrió mientras rodaban el filme.

“Ocurre algo así y no hay nada que puedas hacer. Pero en este caso, se dieron unas circunstancias en las vidas de estos chicos que tuvieron su punto culminante en ese momento en el tren. Todos actuaron e hicieron algo extraordinario”, relató el artista.

“Es terrible lo que está ocurriendo en todo el mundo. Es una locura y realmente deprimente si te paras a pensar en ello, pero no hay que permitir que te afecte. Por eso creo que merecía contar esta historia con final feliz”, indicó.

¿Qué hacer?

Eastwood aseguró que ha reflexionado mucho acerca de la manera en que él mismo habría reaccionado en una situación así. “Es algo que te hace pensar sobre tu vida. No sé qué habría hecho. Para muchos, la religión es un factor. Hay gente que encuentra acomodo en pensar que Dios, o un ángel guardián, estará con ellos. Otros pensarán que ese es su destino”, apuntó.

Sea como fuere, la realidad es que el kalashnikova del terrorista se encasquilló y Spencer no dudó a la hora de hacer frente al atacante hasta conseguir reducirlo con ayuda de sus amigos.

“En ese tren viajaban centenares de personas y el terrorista llevaba munición para provocar unos 200 muertos, pero nadie murió. Fue una gesta”, sostuvo.

Eastwood, ganador del Óscar a la mejor película y al mejor director por “Million Dollar Baby” (2004) y “Unforgiven” (1992), da continuidad con “15:17 Tren a Paris” a sus dos últimas cintas, “Sully” (2016) y “Francotirador” (2014), también inspiradas en hechos reales.

En este caso, la dificultad extra residía en lograr actuaciones creíbles por parte de los héroes. “El objetivo era que conseguir que se relajasen y dejar que fueran ellos mismos. Mi tarea consistía en meterlos en ambiente e ir al grano, sin adornos. No quería que tuvieran conocimientos de interpretación; me bastaba con que se fijaran en la profesionalidad del resto del reparto y se dejaran llevar”, manifestó.

Además, Eastwood se homenajea a sí mismo incluyendo en una escena un póster de “Cartas a Iwo Jima” (2006), dirigida por el propio cineasta. “Es mi momento Hitchcock”, dijo en alusión a la habitual aparición del fallecido genio británico en sus propias cintas. Cuando se le preguntó si pensó en hacer una pequeña aparición en el filme, replicó: “Ya tengo una edad para saber dónde debo meterme y dónde no”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...