Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL MANDATARIO FRANCÉS JUSTIFICÓ EL OPERATIVO ALIADO Y DIJO QUE CONVENCIÓ A TRUMP DE QUEDARSE EN SIRIA

Para Macron, el bombardeo no fue un acto de guerra

PARíS

Francia persuadió al presidente estadounidense Donald Trump de permanecer en Siria y lanzar misiles en represalia por un presunto ataque de Damasco con armas químicas, según reveló ayer el mandatario francés Emmanuel Macron.

Durante una presentación en vivo de dos horas en el canal televisivo BFM y el diario digital de investigación Mediapart, el líder de 40 años afirmó que EE UU, Gran Bretaña y Francia “intervinieron con plena legitimidad internacional” para hacer cumplir el derecho humanitario internacional.

Los aliados atacaron con misiles tres instalaciones de armas químicas en Siria el sábado en la madrugada para castigar al régimen por presuntamente haber utilizado ese tipo de armamento en la localidad de Duma. “Fue represalia, no un acto de guerra”, declaró Macron al justificar la operación, que hoy será sometida a debate en el parlamento francés. La incursión con misiles constituye la mayor acción de política internacional del mandatario galo a la fecha.

Cuando está por cumplir un año en la presidencia, Macron señaló que Francia es el país más activo en el campo diplomático y en las Naciones Unidas. “Hace diez días el presidente Trump quería que EE UU se retirara de Siria. Lo convencimos de quedarse”, afirmó Macron en el majestuoso salón del Teatro Nacional de Chaillot, con la Torre Eiffel en el fondo.

El gobernante dijo que ahora Francia quiere que las potencias occidentales, así como Rusia y Turquía, participen en una nueva iniciativa diplomática para encontrar una solución política sostenible en Siria.

Macron también se propuso como intermediario entre EE UU y Rusia.

Con relación a los asuntos internos franceses, el presidente defendió su estrategia de inyectar vitalidad a la economía mediante un recorte fiscal a las empresas y los ricos, y una reducción de las prestaciones a los trabajadores, a pesar de la ira suscitada por los cambios que ha impulsado a las leyes laborales. Y afirmó que sus políticas buscan aumentar la competitividad del país a nivel global. (AP)

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...