Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LA CENTRAL OBRERA NO CONCURRIÓ AYER A LA REUNIÓN CONCILIATORIA ORGANIZADA POR EL GOBIERNO NACIONAL

La CGT dispuso un paro de 24 horas para el lunes 25 de junio, sin actos ni movilizaciones

Calificó de “insuficientes” las respuestas a sus reclamos, entre ellos, el aguinaldo sin Ganancias. Para Triaca, la medida de fuerza “es electoral” y “no se ajusta a la realidad”

La CGT dispuso un paro de 24 horas para el lunes 25 de junio, sin actos ni movilizaciones

Carlos Quintana, Héctor Daer y Carlos Acuña, tras el anuncio de la huelga general, en la sede de la Cgt de la calle Azopardo/Télam

Finalmente, el consejo directivo de la CGT decidió ayer llamar a un paro nacional de 24 horas, sin movilización ni actos, para el próximo lunes 25 de junio ante la “respuesta insuficiente” del Gobierno al petitorio entregado la semana pasada por el triunvirato que encabeza la central obrera.

“Muchas de estas medidas de ir a un paro están empañadas por una mirada electoral y no se ajustan a la realidad de empleo que vive la Argentina”, fue la respuesta desde el gobierno nacional en boca del ministro de Trabajo, Jorge Triaca. “Buscan generar conflictos donde no los hay”, agregó en declaraciones al portal Infobae. E insistió que desde el Ejecutivo seguirán “por el camino del diálogo”.

Según reconoció, la central sindical declinó finalmente acudir ayer a una reunión programada con miembros del Ejecutivo de Mauricio Macri, que buscaba un acuerdo que evitar el paro general, ya que “en conversaciones informales” desde la CGT comprobaron “la imposibilidad” de que el Gobierno diera repuestas a sus reclamos, entre ellos el no pago del impuesto de Ganancias en el medio aguinaldo y un freno a los despidos por 6 meses.

“Estamos ante una situación en la que la caída del consumo perjudica la actividad y la generación de puestos de trabajo. Le pedimos al Gobierno que reflexione pero al no encontrar respuestas decidimos convocar una medida de fuerza”, señaló en declaraciones a la prensa el secretario general del gremio de la Alimentación e integrante de la conducción de la CGT, Héctor Daer. En ese sentido, otro de los triunviros cegetistas, el jefe del sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, evalúo que desde la central plantearon “realizar correcciones que parecen no estar dispuestos a aceptar”.

“Los sectores más vulnerables son los que sufren las políticas económicas del Gobierno. Le planteamos la situación de los despidos y el ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne) nos dijo que ‘ellos no podían intervenir en el juego del mercado porque eso afectaría la creación de empleo´. Estamos en las antípodas de esa posición”, apuntó el integrante del triunvirato, cercano al jefe de los camioneros, Hugo Moyano.

Por su parte, el restante miembro de la conducción de la CGT y jefe del gremio que agrupa a los trabajadores de las estaciones de servicio, Carlos Acuña, indicó que “no hay nada positivo destinado a proteger el empleo de los argentinos”.

El paro de la CGT, que prometen que será total en todos los sectores y no conllevará movilización en las calles, llega después de que la pasada semana el Gobierno anunciase los detalles del acuerdo negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) -consistente en préstamos por 50.000 millones de dólares- para paliar la abrupta depreciación del peso y bajar el déficit, que implicará estrictas metas fiscales y de inflación.

“Esperamos en los meses que vienen que la situación se agrave, porque los problemas que estaban antes de cerrar el acuerdo con el FMI y sancionar el tarifazo era el problema de que el poder adquisitivo cada vez está más erosionado”, señaló el barrionuevista Acuña.

Luego Schmid aseveró que la CGT “siempre quiso que al Gobierno le vaya bien” y siempre ha tenido “la prudencia necesaria para que las cosas se solucionen a través del diálogo”.

“Pero un diálogo que tenga respuesta, no que quede en un diálogo para una foto”, sentenció.

La central sindical reiteró que pide al Gobierno una “reflexión” después de que Macri vetase la ley impulsada por la oposición para frenar los fuertes aumentos en las tarifas y plantease “un ajuste fiscal como único horizonte económico”.

Asimismo, advirtieron que la política comercial, con una importación “que ingresa indiscriminadamente”, está “destruyendo” la industria nacional y reprocharon que las negociaciones de actualización salarial tengan techo, teniendo en cuenta que la expectativa es que la inflación vuelva a ser alta en 2018.

 

Apoyo
El secretario general adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, adelantó ayer que su organización se sumará al paro general convocado por la CGT para el lunes 25 de junio, y vaticinó que será un medida de fuerza “contundente” en repudio de las políticas económicas del Gobierno.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...